¡Alerta! ultima hora: Eduardo Samán mordido por un zancudo

Buenas tardes o muy buen día, dependiendo del punto geográfico terrestre en donde se encuentren, mis muy apreciados y apreciadas seguidores y seguidoras de nuestros escritos, en nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, como lo es Aporrea.org.

Como siempre; debo solicitar disculpas por la utilización de la técnica amarillista de la comunicación para llamar la atención de los lectores y lectoras, pero, como al igual que los gatos a los seres humanos nos mueve mucho la curiosidad y, como no tengo, ni poseo esa magia en la redacción, ni en la escritura para enganchar a los lectores y las lectoras a mis escritos; me debo ver en la imperiosa necesidad de convertirme, en manipulador del morbo humano, y tergiversando la realidad, por un humor negro, debo inventarme títulos como el que he adjudicado a este escrito, para que alguien medio me preste la atención medianamente debida, que requiere el tema o el asunto en cuestión. En fin ¿Qué coño estaba diciendo? ¡Ah! Bueno si; estaba comentando que, como que al pueblo lo creen poceta con las cosas que hacen y dicen algunos ¡dizque! Y que subdirectores del Cuerpo de Policial de Investigación del Estado.

Ahora bien, si quienes tienen la obligación, por mandato de la constitución y las leyes vigentes; de realizar y efectuar las investigaciones pertinentes, para establecer las responsabilidades de un hecho punible cometido; se expresan con la ligereza que se ha manifestado, un alto funcionario del organismo encargado de la investigación, luego entonces, que una persona de la comunidad con el derecho que le asiste de expresar sus pareceres y hacerse responsable de su actos, se manifestara con la naturalidad que nos dicta la conciencia, espero que no haya ninguna retaliación para con esa persona o ese ciudadano o ciudadana, por parte de ese organismo oficial…en tal sentido…¡ah! No, disculpen me equivoqué…en ese mismo orden de ideas, es decir, o sea ¡um! Bueno no hallo el conector adecuado para continuar con el chisme. Lo muy cierto del caso, es que, algo huele muy mal con el caso del camarada EDUARDO SAMÁN, y como los gatos, le quieren echar tierrita o como dirían en mi barrio “boto tierrita y no juego más, y si me vienen a buscar…”

El camarada hermano y amigo EDUARDO SAMÁN, en los años de revolución con HUGO CHÁVEZ, ha significado para muchos venezolanos comprometidos con este proceso político de cambios profundos, un bastión firme, pleno como la luna llena, absoluto, irrevocable, total, de purita honestidad y pulcritud en el manejo de los recurso del Estado en la administración pública, es decir, una honesta gestión administrativa como ministro de comercio, lealtad, disciplina, obediencia y subordinación (voluntaria) al LIDERAZGO de “Nuestro Eterno Amado Gigante HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS y, ¡dignidad! ante los ataques y sobornos de los infiltrados e infiltradas en la filas de la revolución de HUGO CHÁVEZ, con alto cargos en las instituciones del Estado. Todo esto ha generado que en estos meses intermedios de este fatídico año 2013; grupos económicos se hayan organizado; luego del nombramiento, una vez más, del camarada EDUARDO SAMÁN como presidente del INDEPABIS, para tratar de sacarlo del medio con la intención de proteger sus intereses. Eso, es una realidad como el tamaño del cielo.

Ahora bien, a este camarada…me refiero a EDUARDO SAMÁN…le ejecutan una acción, que, para los que no sabemos nada de cómo determinar, ni reconocer un atentado; asumimos, creemos, suponemos, sospechamos, estimamos y pensamos, que lo sucedido es producto de un atentado (MAGNINDEPABISCIDIO), apara asesinar a este camarada, y luego salga un soberano pajúo, con tamaña autoridad a decir, que según las investigaciones apuntan hacia una acción del HAMPA COMÚN…no me jodan pues. Habría que preguntarse en este caso:

¿De dónde coño salió o sacaron a este señor subdirector?

Camarada Nicolás Maduro ¿lo vas a dejar en ese cargo?

Por otra parte; de acuerdo a la versión dada por el protagonista de la película, es decir, Eduardo Samán, en el lugar hubo una especie de inmolación. Te pregunto subdirector:

¿En Venezuela tenemos o manejamos la cultura de la inmolación?

¿Estas cosas no te son sospechosas? señor del infortunio

Lo único que le falto decir al mequetrefe este, fue que, a EDUARDO SAMÁN, lo habría mordido un zancudo que se creía “RAMBO”, pero como la sangre de SAMÁN es de sirios, el ZANCUDO RAMBO no pudo soportar en su torrente sanguíneo la sangre de SAMÁN y así murió. Como dijo alguien por ahí.

¿Los ZANCUDOS muerden? Coño aquí me perdí.

“Cuéntame una de vaqueros” ¡No joda!

Como siempre lo expreso asumo la responsabilidad de todo lo expresado, habido y por sobrevenirse en este documento.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4529 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: