Decisión política: poner fin al hambre y la pobreza

En su intervención en la ceremonia del 60º aniversario de la Organización de las Naciones Unidad para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Presidente Hugo Chávez puso sobre el tapete temas de indiscutible relevancia, omitidos deliberadamente por la mayoría de los medios de difusión privados, para sólo presentar aquella "información" que sirva a sus intereses, como es una supuesta "confrontación de Chávez con EEUU", en la que no aclaran que se trata de diferencias con la administración Bush y no con el pueblo estadounidense.

En Venezuela hoy día ese tratamiento mediático en el que se defrauda y niega la información a los usuarios de los medios privados, tiene un claro empeño desestabilizador. En este momento dichos medios, sólo se ocupan de preparar un contexto pre-electoral adverso a la realización de las elecciones parlamentarias.

El manifiesto ocultamiento de información relevante se hizo también evidente con un hecho histórico, que obtuvo un tratamiento marginal y superficial por la mayoría de los medios privados de difusión, tal es la puesta en órbita por China de la nave espacial Shenzhou-6 con dos cosmonautas a 350 kilómetros de la Tierra. Esta información constituye un hito en la historia espacial, considerando que China envió su primera nave espacial tripulada al espacio hace dos años, convirtiéndose así en el tercer país del mundo capaz de llevar a cabo esta empresa, después de los EEUU y Rusia.
(Más información en: http://spanish.people.com.cn/index.html ).

Otra prueba del deliberado tratamiento mediático es el ocultamiento de los "valientes" discursos sobre Derechos Humanos (DDHH), que se han producido en las reuniones multilaterales de organismos de Naciones Unidas en estos últimos años. Sin embargo, a partir del 11 de septiembre de 2002 las agencias internacionales de noticias y los medios que las replican sólo consideran aquellos que se hacen a nombre de la "lucha contra el terrorismo". Discursos que han servido como excusa y fachada, para allanar la soberanía de países como Irak violando las propias resoluciones del Consejo de Seguridad o para justificar que países supuestamente defensores de los DDHH y del medio ambiente, no admitan la jurisdicción al Tribunal Penal Internacional y se opongan tenazmente al Protocolo de Kyoto, ambos acuerdos que los EEUU se niega a ratificar y aceptar.

Loable y digno de todo apoyo es la lucha en pro de los DDHH, de los cuales el principal es el derecho a la vida, cuya satisfacción, garantía, pleno goce y ejercicio requiere también del pleno ejercicio de otros derechos, como el derecho a la alimentación, que depende a su vez del derecho a la tierra, este último exige el derecho al crédito oportuno, como es obvio se trata de una cadena eslabonada de derechos todos humanos, todos importantes y todos necesarios. Los derechos humanos son un conjunto de derechos interdependientes.

¿Qué es la FAO?

La FAO fundada en 1945 en la ciudad de Québec, Canadá nació con el expreso mandato de "liberar a la humanidad del hambre". Por otra parte la misma organización se ha planteado como su labor esencial: "Alcanzar la seguridad alimentaria para todos, y asegurar que las personas tengan acceso regular a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable."
(http://www.fao.org/newsroom/es/news/2005/108146/index.html )

En esta organización se agrupan 187 países y la Unión Europea, que se reúnen cada dos años en la Conferencia de la FAO, la cual elige a un grupo de 49 países miembros, para formar el Consejo por un período de tres años, que gobierna las actividades de dicha Organización. Sin embargo, luego de 60 años como lo admitió en Roma este 17 de octubre su presidente Jacques Diouff: "(…) la FAO no ha podido dar respuesta a todas las expectativas de los fundadores: en primer lugar, 852 millones de personas continúan pasando hambre en un mundo de abundancia; y segundo, algunos métodos de producción agrícola intensiva no son sostenibles y tienen consecuencias negativas en el aspecto medioambiental, económico, social y cultural."

Según las propias palabras de Diouff la FAO no dispone de los recursos necesarios para afrontar una tarea tan monumental, nada menos que paliar el hambre de 800 millones de personas. Un presupuesto anual que no llega a 1000 millones de dólares, lo que bien puede tipificarse de inmoral si se compara esta cifra con los mil millones dólares diarios que los países desarrollados dan en subsidios a su producción agrícola.

En el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) los países se han planteado nobles metas a favor de la humanidad, que van desde un "Nuevo Orden Mundial" hasta las llamadas "Metas del Milenio", las que han supuesto planes de acción que dependen en primera instancia de la voluntad y la decisión política de los líderes gobernantes para llevarlos a cabo, en este sentido la FAO no es la excepción.

¿Por qué se requiere decisión política?

Durante su intervención en la FAO, el Presidente Hugo Chávez citando a Josué de Castro (ex presidente de la FAO 1951-1955), comentó que sus afirmaciones de hace casi sesenta años, que se refieren al Brasil, por su vigencia parecían haber sido escritas la noche anterior y que ilustran sobre la realidad de hoy de cualquier país del continente. Josué de Castro dijo en su Geografía del Hambre, de 1946: "El hambre es tan solo la expresión, la más negra y la más trágica del subdesarrollo económico".

Vencer el hambre y eliminar la pobreza pasa necesariamente por la toma de decisiones políticas que permitan romper un modelo económico que sigue bajo la égida de la globalización neoliberal y del colonialismo global, en el cual lo único que crece es el subdesarrollo económico, en este sentido agregó el Presidente Chávez: "que sólo rompiendo con esta lógica de dominación" se podrá encontrar el camino que avizoraba Josué De Castro, que para acabar con el hambre era necesario terminar con el subdesarrollo.

El Presidente Chávez concordó con lo dicho por sus homologos Luis Inacio Lula Da Silva y Nicanor Duarte, presidentes de Brasil y Paraguay respectivamente, que superar la pobreza y eliminar el hambre es "un gran problema político" y advirtió que: "sin la intervención de los poderes públicos, de la política es decir, ello sería menos que imposible. La emancipación alimentaria y el bienestar social colectivo dependen de nuestra capacidad para definir una vía propia, radicalmente diferentes, decimos desde Venezuela, al modelo económico hoy dominante en el planeta"
(Consulte el texto del discurso del Presidente Chávez durante la 60º Conferencia de la FAO en: http://documentos.cnti.ve/ftp/FAO/PdteChávezFAO60º.pdf )

La decisión política: dos vías

Una vía son las decisiones políticas con medidas de corte neoliberal, las cuales entre los muchos problemas que traen impiden la solución efectiva del hambre y la pobreza. De esos problemas el Presidente Chávez destacó la deuda externa, la transferencia de recursos y el armamentismo producto del complejo industrial militar, sobre los que dijo: la deuda externa ya pagada dos veces de su monto originario; la transferencia de recursos netos al mundo del Norte desarrollado, que sobrepasan 170 mil millones de dólares al año, finalmente dijo el jefe del Estado lo constituye el presupuesto de Defensa y de gastos militares de los Estados Unidos de unos 500 mil millones de dólares.

Las medidas neoliberales denominadas eufemísticamente "de ajuste", en América Latina produjeron revueltas populares y debacles financieras como el Caracazo (Venezuela), al Efecto Tequila (México) y al Corralito (Argentina).

Sin embargo, decisiones igualmente políticas, pero con medidas orientadas en dirección contrapuesta al neoliberalismo producen cambios también estructurales, sólo que destinadas a salvaguardar la soberanía económica, alimentaria, territorial y política cuya adopción lejos de perpetuar la pobreza y el hambre, se encaminan a ponerles fin, ejemplo de tales medidas son:

§ La creación de un Fondo Humanitario Internacional
§ Un período de gracia para el pago de la deuda externa
§ Librar una batalla contra el latifundio, que asegure el derecho a la tierra
§ Acabar con la política proteccionista y de subsidios agrícolas.
§ Acatar el Protocolo de Kyoto y que los que se niegan asuman su responsabilidad por el daño medioambiental que ocasionan.
§ Hacer uso del avance científico y tecnológico para alfabetizar a los 876 millones de personas y asegurar la enseñanza básica a 114 millones de niños.

Como lo ha denunciado reiteradamente el Presidente Chávez no se ha podido superar el acuciante problema del hambre que azota a millones de seres humanos, precisamente por carecer de DECISIÓN POLITICA para resolverlos. Terminar con el hambre y salvar a la humanidad es una DECISIÓN POLITICA que depende de la unidad de todos los países del mundo, especialmente los del Sur que son los más afectados. Por eso el mandatario venezolano finalizó sus palabras diciendo: "llamo a todos a que no demos descanso a nuestro brazo ni reposo a nuestras almas, hasta salvar el futuro de la humanidad. Viva la vida. Viva la paz".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1752 veces.



Gobiernoenlinea.com


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a17455.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO