La contradicción de los sentimientos en tiempo de revolución (a los confundidos y las confundidas)

Cuando alguien nos emplaza para sacar de nuestro ser algo de nuestro sentir, en base a nuestros principios ideológicos o mucho más allá aun de un simple pensamiento ideológico, cuando se nos pretende estigmatizar, por manifestar sentimientos, no tan acorde con nuestro diario acontecer o como dirían los expertos en la materia, cuando no se manifiestan sentimientos de la manera y forma tradicional o tradicionales como normalmente estamos acostumbrado a expresar los sentimientos: “Eso es un comportamiento inusual de la persona”. En fin lo muy cierto del caso es que cuando nos comportamos de forma distinta a como están las personas a acostumbradas a que nos comportemos, luego entonces cualquier aptitud o cualquier acción, que realicemos se interpreta como comportamiento extraño, es decir, en tiempo de revolución las pasiones se desatan, y los sentimientos se manifiestan variopintos, osea, al vaivén de los viento huracanados en el fragor de la batalla.

El 08 de diciembre de 2012…día terrible para los CHAVISTAS…se abrió la puerta de la incertidumbre, por las palabras expresadas y manifestadas en aquella intervención, motivado al hecho de haber nombrado a su sucesor, ante la posibilidad…luego supimos que eran cierta…de un “HECHO SABOREVENIDO”, y nos encargo; que de darse esas circunstancias, nosotros y nosotras eligiéramos como presidente de la República Bolivariana de Venezuela a NICOLÁS MADURO MOROS. Ese discurso; dio pie y paso, para que se desataran las pasiones; a pesar del grandioso discurso de nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, cuando con el corazón en la mano, nos solicito “Unidad, lucha, batalla y victoria”, y es así como hoy observamos, discursos altisonantes de supuestos y supuestas Chavistas, Revolucionarios y Revolucionarias, diametralmente opuestos, a la solicitud y el pedimento de nuestro “Eterno Amado Gigante” y Comandante Eterno” HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS.

Sin entrar a valorar los discursos de cada uno de estos elementos o elementas, pero poniendo de manifiesto mi firrrme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, apoyo irrestricto a mi “Eterno Amado Gigante Hermano” NICOLÁS MADURO MOROS, me voy a permitir emitir, mi muy particular opinión, en relación a esas desatadas pasiones en tiempo de revolución; y para ello voy a tratar de parecer culto y realizar una cita, muy adecuada al hecho. Cito:

(…) “Cuando los sucesos no están asegurados, cuando el Estado es débil, y cuando las empresas son remotas, todos los hombres vacilan; las opiniones se dividen, las pasiones las agitan y los enemigos las animan para triunfar por este fácil medio” (…) Simón Bolívar en la Carta de Jamaica de 1815.

Al respecto de esta frase de nuestro Padre Libertador, y en virtud de una ecuanimidad desvirtuada en razón de mi ignorancia, antes el ¿Por qué? de los ataques a NICOLÁS MADURO, bueno sería dejar por sentado, que Chua, no tiene nada que perder, porque, solo soy una pieza más de un rompecabezas, que desde 1992 y desde aquel “¡Por ahora!” se convirtió en una piza comodín, de las estrategias políticas aplicadas, antes de Hugo Chávez y ¡Ahora! por mi hermano, hijo de Chávez, NICOLÁS MADURO.

Sin embargo, es menester hacerle saber a nuestros y nuestras simpatizantes, que muchas veces parecen adversarios, a nuestro proceso político de cambios profundos y, a los revolucionarios, que consideran que en lugar de HUGO CHÁVEZ, haber designado a Nicolás Maduro, como sucesor y continuador de su legado; debieron haber sido algunos de ellos los ungidos, por la trayectoria política que vienen o venían construyendo desde hace sopotocientos años; que, a pesar de esa postura mía, por ellos y por ellas, también voy a sacrificar lo que haya de sacrificar, para poder defenderlos a ellos y ellas, y así proteger la patria que con su inmenso sacrifico nos dejo liberada HUGO CHÁVEZ.

Digo todo esto, porque al parecer, hay muchos por ahí, con las muy peligrosas pretensiones, de estigmatizar y mal poner la figura de nuestro Presidente Nicolás Maduro, en contra del pueblo, y eso, así como el veneno a la larga mata, así de esa misma forma; un pueblo ARRECHO mordido por GOPE DE ESTADO en marcha; cuando escucha el rumos de los clarines guerreros, ocurre veloz a defender el legado de HUGO CHÁVEZ. Porque; una cosas muy distinta es criticar para que se corrijan las cosas que están mal hechas, y una muy distinta, es criticar con la intención de dañar y perjudicar la imagen y la dignidad de un hermano; que pareciera que viene luchando solo desde el 15 de abril de 2013…Ciertamente Maduro no es Chávez, pero es el Hermano sobrevenido que CHÁVEZ nos dejo; y contra eso no se lucha…

Con Nicolás Maduro CHÁVEZ vive y la LUCHA SIGUE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1680 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: