Familiocraciaocracia

Leí el correo donde, bajo el título "cría cuervos" Laura María Ardila Plata, se refiere al retiro de Ignacio Chávez del Instituto Caro y Cuervo y anota: "...lo retiran. Pero en vez de sacarlo por la puerta de adelante, como correspondería, lo expulsan por la de atrás. Si este cambio es parte de "el plan de renovación estatal", como aduce el Gobierno, no era necesario embadurnarlo con una supuesta investigación administrativa para forzar su salida...".

Perdonen que hable de mí, pero lo mismo me sucedió cuando me sacaron del Instituto Gaitán, creado en 1978 para honrar la memoria de mi padre, Jorge Eliécer Gaitán. El gobierno alegó que yo había cometido toda clase de delitos (que les ha sido imposible probar), sólo para tener un pretexto para cerrar el Instituto y apropiarse ilegalmente de los muebles de mi familia que estaban en préstamo en la Casa-Museo Jorge Eliécer Gaitán, alegando, sin prueba documental alguna, que habían sido "expropiados" por el gobierno en 1948 junto con la Casa-Museo. ¿A quién se le puede ocurrir que a una niñita de 10 años, que era la edad que yo tenía en 1948, le hubieran expropiado sus muñecas, su casa de muñecas, sus juguetes, sus muebles, su maleta de colegio, su uniforme y sus cuadernos de tareas y sus libros? Pues eso dice el gobierno. Y, con relación al automóvil de mi papá - que aparece como herencia mía en la hijuela de Jorge Eliécer Gaitán - aducen que ya es de propiedad del Estado por posesión, así como las cartas de amor entre mi papá y mi mamá que, al parecer, finalmente terminaron por quemar. Todo ésto a pesar de que yo había entregado en préstamo (creí que en gesto generoso) los muebles de mi familia para reconstruir el ambiente de la Casa-Museo. Cuando los paramilitares en 2002 amenazaron con ponerle una bomba a ese monumento nacional, yo recogí esas pertenencias de mi familia para protegerlas, pero la Fiscalía General de la Nación ordenó que allanaran el lugar donde yo las guardaba e ilegalmente procedieron a incautar todos mis haberes, abriéndome investigación y señalando que yo, en el Instituto Gaitán, sólo le había hecho daño a la memoria de mi papá, Jorge Eliécer Gaitán, a pesar de que el Ministerio de la Cultura de Francia había señalado, en documento público, que mi propuesta de Metiseo en el Instituto no sólo era una revolución cultural para Colombia sino para el mundo y que, además, desde allí me gané el Premio mundial de la Unesco al mejor programa de alfabetización del mundo.

Nada de lo muy positivo que se hizo en el Instituto ha sido tomado en cuenta y ahora la Procuraduría me investiga porque, según ellos, cometí "el pecado" de convertir un Monumento Nacional en un "panteón familiar", dado que mi padre por decreto presidencial, su esposa y su madre, están enterrados en los jardines que rodean la Casa-Museo.

Verdaderamente este gobierno, para otorgarle cargos benefactores a quienes apoyan la reelección están dispuestos a enlodar a todos aquellos que ocupan cargos que el gobierno necesita que ocupen sus incondicionales. Así está sucediendo con la dirección de la Casa-Museo Gaitán, situación a la que le ha hecho éco el Partido Liberal, hasta el punto que su actual jefe, César Gaviria y el precandidato liberal Rafael Pardo se negaron hace unos meses a recibirme. No están, entonces, tan lejos de Uribe y sus métodos arbitrarios. Goebels decía que había que insistir en la calumnia hasta convertirla en verdad. Atte, Gloria Gaitán

Cría cuervos...
Después de prolongada y notable labor en el Instituto Caro y Cuervo, que le va después de prolongada y notable labor en el Instituto Caro y Cuervo, que le valió a esta obra el premio Príncipe de Asturias, se retira de la dirección Ignacio Chaves. O No podrán borrar, sin embargo, el Diccionario de Construcción y Régimen de R. J. Cuervo, la obra homérica que culminaron Chaves y su equipo.

glorigaitan@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3177 veces.



Gloria Gaitán


Visite el perfil de Gloria Gaitán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gloria Gaitán

Gloria Gaitán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas