(Por una nueva geopolítica del conocimiento)

Dialéctica y Desarrollo: Perspectivas Dinámicas del Pensamiento (II)

En  la  categoría    desarrollo,   el   movimiento      está sujeto   a   las   leyes   de   la  dialéctica,   que  contienen   en   su   esencia   el   impulso   emancipador   para  transformar   la   inherente   explotación   que   la   naturaleza   del   sistema   capitalista  impone   a   nuestras   sociedades,   en   la  cual   no se   dota   a   los   hombres, de los   medios   para  captar  los   distintos   procesos   de   aprehensión   de   la   realidad   por   sí   mismo,  convirtiendo   el   capitalismo   a   la  ciencia   en  un   instrumento   de    dominación   que   fragmenta   el   pensamiento,    generando     desconexión   y   aislamiento   de   las   partes    que   componen   la   realidad,  situación   que   tiene   como   resultado   según  Kosik “  una   praxis   fetichizada   que    abre    paso    a   la   pseudoconcreción”. 

En  consecuencia,     los   procesos   de   alienación   y   explotación   económica,   en   el   marco   de   la   dinámica   capitalista   deben   ser   estudiados   y   aprehendidos   en   todas    sus   dimensiones,  motivado   a  que   es   en   las  desigualdades   y   contradicciones     propias   de   la   naturaleza   del   sistema   económico,   donde   la   división internacional   del   trabajo,     el   desarrollo   desigual   combinado,  las   ventajas   comparativas  y   la   maximización   de   las   ganancias,  conforman   como   leyes   del   sistema   un   conjunto    de   asimetrías   territoriales,   que   imprimen   una   dinámica   de   distribución  y   apropiación   desigual   de   la  riqueza,  contribuyendo  así,    a   la  reproducción   de   la   pobreza.

Está   realidad,     yuxtapone   un   entramado   de   procesos   históricos   que  mercantilizan   todos  los   aspectos  de   la    vida   humana,  proporcionando  el  contenido  sobre  el  que  toma  forma  la  sociedad    del  consumo,      apoyada        en   las   falsas   representaciones   sociales   que   alimentan      la   pseudoconcreción,   a   la   que   Kosik, Karel   define como: “un   claroscuro    de   verdad   y   engaño.  Su   elemento   propio   es   el   doble   sentido.   El   fenómeno   muestra   la   esencia   y,   al   mismo   tiempo,  la  oculta.”  En   esa   misma   dirección  actúan   las   sombras   culturales   sobre   los   cuales   los   medios   de   dominación  del   capitalismo   irradian   al   carácter   de   los   hombres.

Por   tal   razón,   es    en   la   destrucción   de   la   pseudoconcreción   que   la   perspectiva   dinámica    de   la   apariencia-esencia   que   guardan   los   fenómenos,   nos   permiten    en  el   desarrollo   forjar   el   camino   hacia   la   totalidad   concreta,   que    en  palabras  de   Kosik,  Karel: “Significa    un   proceso   indivisible   cuyos  elementos son:   la  destrucción   de   la         pseudoconcreción,   es  decir,  de   la   aparente   y   fetichista  objetividad   del  fenómeno,  y   el   conocimiento  de  su  autentica  objetividad; en  segundo  lugar,  el  conocimiento   del   carácter   histórico   del   fenómeno,  en  el  cual  se  manifiesta de   manera  peculiar la  dialéctica  de lo singular   y  lo  general  humano; y  por  último,  el  conocimiento  del  contenido  objetivo y  del  significado  del  fenómeno…”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2006 veces.



Alexander Colmenares

Profesor-Instructor-Soldado de las Ideas.

 alexmax001@hotmail.com

Visite el perfil de Alexander Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a174057.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO