El hombre más rico de Venezuela, hoy por hoy

Pensaba erróneamente que las “propiedades” de quien, según estas versiones, pretende superar a Páez y al propio Juan Vicente Gómez en lo referente a las riquezas atesoradas provenientes del erario público en Venezuela, se concentraban primordialmente en los numerosos centros comerciales de todas las ciudades capitales del país.

En estos días, de visita en la provincia, he podido oír de primera mano versiones de lugareños que confirman la propiedad del “personaje” sobre hatos y ganadería. Al punto que cualquier compra-venta que se realice en este rubro en 912.050 km2 a la redonda inevitablemente lo involucran.

Ya no son los pasquines de la derecha quienes lo repiten, ni los sesudos analistas opositores que señalan al personaje de estar detrás de negocios que van desde el bachaqueo en la frontera hasta las trácalas que hacen los chinos con el remarcaje de precios para especular. No, ahora es el mismo pueblo quien repite las verdades evidentes que solo los fanáticos, cuando no comprados, callan y ocultan y en muchos casos tratan de justificar y de razonar que no es posible que pueda ser cierto.

Algo que nunca ha dejado de llamarme la atención es que siempre el propietario o comprador es él directamente. No se menciona nunca nombres de “compañías fantasmas”, ni nombre de presuntos testaferros, parece que no hacen falta ya que su nombre es el que siempre aparece figurando de manera inevitable.

Desde hace un buen tiempo, vengo sospechando que en este caso del hombre más rico de Venezuela, al día de hoy, se ha aplicado aquella vieja máxima goebbeliana de la mentira repetida un millón de veces que termina convirtiéndose en una verdad. “Después que un rumor se echa a andar no hay manera de recogerlo”, afirmó el propio JJ Rendón.

Pensando en esas cosas uno se convence que desde hace años el imperio nos tiene montados en la olla y tiene al pueblo repitiendo lo que hasta el menos insensato repite hoy en “este país que está hecho un desastre”. Ya lo sabe, amigo lector, por más mínima e insignificante que sea la operación de compra venta que se realiza en nuestro territorio involucra al hombre más rico del país. Un caso digno del record guiness.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13207 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: