Luce probable la Constituyente en 2014


Somos revolucionarios, pero no somos focas, ni tarifados, ni trepadores; por eso desarrollamos la crítica constructiva para que no se hunda el barco bolivariano. Asumimos la revolución como un proyecto científico y con ese enfoque es que nos manifestamos. Advertimos que ya la discusión sobre el desgaste institucional se profundiza con relación a la eficacia y eficiencia del Gobierno Nacional, situación delicada para la perseverancia del Proyecto chavista. Hace falta una institucionalidad firme, robusta y sin complejos, que pueda provee un régimen democrático más fuerte, mayor credibilidad en sus instituciones, eliminando la impunidad de sujetos de cuello blanco mejorando el prestigio de sus representantes y contundencia en las políticas ejecutadas, directamente relacionadas con el aumento de la satisfacción de las necesidades, el mejoramiento de la calidad de vida y el respeto al marco electoral. Urge combatir el nepotismo, el sectarismo y la socialdemocracia ramplona.

En su aparición pública del sábado 3 de agosto, el dirigente nacional del oposicionismo Henrique Capriles Radonski emitió pronunciamientos sobre llamar a una Asamblea Constituyente y otros más que deben generar alerta en el Gobierno Nacional, el PSUV y sus aliados porque de sus palabras se desprenden un plan de ofensiva ideopolítica para el corto y mediano plazo.
Capriles ha propuesto realizar pronto una marcha "contra el desastre económico", lo que busca capitalizar electoralmente a su favor los aparentes problemas de súbita alza de precios y desabastecimiento que en la actualidad se le atribuyen a la gestión de Nicolás Maduro y que pudieran estar causando significativo malestar en diversos sectores de nuestro país.
A dicha iniciativa se le suma, la agitación de masas que Capriles ha emprendido con miras a las elecciones del 8-D, en tal sentido ha aupado a sus candidatos de la MUD y llama a organizar comandos familiares para esta nueva contienda. Llama la atención que tan tempranamente manifieste su "visto bueno" a la propuesta convocar una Asamblea Constituyente, una vez materializado el hipotético triunfo opositor el 8-D, no obstante es apreciable que con tal idea genera en su electorado la sensación de mayor proximidad a la conquista del poder (2014), en comparación con escenarios más distantes en el tiempo como un referéndum revocatorio presidencial (2016).

Es menester insistir en que la ofensiva promovida por la dirigencia oposicionista que apunta a la convocatoria a una nueva Asamblea Constituyente, ha ido permeándose en la discusión pública durante las últimas semanas, con referencia directa a la ineficiencia de la administración actual.

Mientras la dirigencia oposicionista le da máxima importancia a las elecciones del 8-D y muestra su elenco de planes ofensivos para avanzar en el panorama político nacional, crece la expectativa sobre el chavismo en cuanto al anuncio de todas sus candidaturas para el desafío electoral municipal y si será posible concretar una alianza perfecta del PSUV y el GPP para no ceder ventaja a los adversarios.

Adicionalmente, se plantea una nueva ley habilitante para que con poderes especiales, el Presidente Nicolás Maduro promueva cambios legislativos que permitan un combate más eficiente contra la corrupción. Como se sabe, se trata de un problema estructural y ancestral de la sociedad venezolana, que proviene de la Cuarta República y desgraciadamente ha sobrevivido en la Quinta.

No podrá resolverse la corrupción sin la participación masiva del pueblo organizado en la vigilancia, control, seguimiento y denuncia de esta plaga que empobrece la nación y causa grave daño a la eficiencia del Estado. Las infinitas formas de organización del pueblo, tales como consejos comunales, comunas, consejos estadales de planificación pública deben incorporarse a esta tarea en coordinación con diversos entes oficiales para desenmascarar a los corruptos y promover que sean castigados penalmente con severidad. Así lo planteamos en Vtv recientemente (video) http://t.co/K416AKGQEp

Ahora bien, para aprobar la ley habilitante se requieren las (3/5) partes de la Asamblea Nacional, esto es 99 votos. Todo pareciera indicar que el chavismo posee 98 votos y genera incertidumbre quién pudiera ser el próximo diputado en saltar la talanquera o ser procesado por alguna falta y de ese modo propiciar constitucionalmente un cambio en la correlación de fuerzas parlamentarias.

El disidente de la MUD, Ricardo Sánchez podría ser ese diputado suplente que incorporándose en lugar de su diputado principal (María Corina Machado) sumaría el esperado 99. Solo resta por saber el resultado de las averiguaciones desarrolladas por la comisión especial parlamentaria en el caso de presunta traición a la Patria de la diputada Machado en sus confesiones grabadas en diálogo con el historiador derechista Germán Carrera Damas, hermano del último Presidente del Partido Comunista de Venezuela, el recientemente fallecido Jerónimo Carrera Damas.

En resumen, la revolución no puede permitir la impunidad, corruptos y traidores a la patria son igualmente indignos.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2343 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: