La diversidad del debate anticorrupción nacional

() Srubov advirtió con dolorosa claridad la condición de los condenados: sin salida. Le pareció que la máxima violencia fuese no la de matarlos, pero sí la de obligarlos a desnudarse.

Vladimir Zazubrin, Enemigos del comunismo

Movimientos sociales diversos; distintos gremios civiles, educativos, familiares, deportivos, económicos, políticos, eclesiásticos, militares, de género, homosexuales y heterosexuales en el proceso de transformación cultural del Estado

El debate sobre la corrupción hay que darlo; darlo por parte de la oposición, ya el presidente N. Maduro lo ha convocado, colaboraría a deslastrar al lenguaje de múltiples prejuicios y responsabilidades protagónicas entre iguales y diversos aclarando esencias y premisas claves en el panorama tan inmoralmente corrompido por lo disfuncional que obstaculiza el crecimiento y desarrollo político del país aquejando a los múltiples sectores de la vida nacional en sociedad. Esa no es la visión, misión y objetivo establecida en nuestro preámbulo constitucional, es lo contrario.

Y, lo importantemente esencial abanderando perjudicialmente una cultura delictiva que afecta por igual negativamente a todos sin discriminación partidista ni diversidad sexual alguna, representando una trágica comedia pagana de la antiética y decadencia republicana como problema axiológico a resolver, planteada como una desastrosa lujuria en epidemia civil venezolana caiga quien caiga.

El debate sobre la corrupción debe fomentarse constructivo, dado sin prejuicios es y objetivo sobre un tema de interés vitalmente nacional que establecería actuales para futuros mecanismos profilácticos anti conspiraciones; preventivos, educativos y pedagógicos ante diversos tópicos que condenen tal actividad como; la fuente y uso de dineros públicos y privados violando controles y leyes especificas, dineros ¿Provenientes de, cómo y para qué?, estableciendo los subterfugios y personalidades de tráficos de influencias, peculados, manejo doloso, otorgamiento de contratos adecuados ¿ceñidos a los procedimientos de concurso, la formalidad legal actualizada? Con sus pertinentes contextuales procesos administrativos, ya la contraloría se pronuncio al respecto mencionando;  sobre la perentoriedad del sistema normativo de gestión contralora administrativa nacional actualmente caduco, el desvió y distracción de fondos, estafas agravadas, redes de corruptelas integradas por diversas instancias, riquezas súbitas, desfalcos, impunidades, desabastecimiento de alimentos ¿Quiénes y cómo? el acaparamiento de productos de consumo masivos; especulaciones, saboteo político y realidad de la inflación real y fingida, nueva burguesía, obtención y uso fraudulenta de divisas, constitucionalidad y estatutos de empresas artificiales nacionales y extranjeras, la burocracia, la delincuencia organizada, estafas individuales y populares que maniobran afectando negativamente los planes y programas de visiones políticas económicas adelantadas por el Poder nacional a través de sus funcionarios organizacionales honestos en instituciones afines al aparato de producción nacional, que no es de negar ha emprendido un gran esfuerzo concreto planeado y planificado por hacer eficientemente soberana la economía nacional-popular, pero la corrupción ha mermado ahogando su eficiencia.

Dar un discurso serio y coherentemente responsable sin argucias politiqueares es una emergencia habilitada por la Asamblea Nacional como dijo invitando el presidente N. Maduro, de un dialogo responsable en sus argumentos deductivos y causales para los efectos por parte de los adversos responsables sin ofensas personales, debatiendo identificando contra los mecanismos irresponsables de las funestas causas y sectores desbastadores que han ido afectando perjudicando los planes y  los programas políticos de gobierno, perjurios o no,  y, que han contribuido a desmeritar la gestión ético política nacional que existe en mucho buen termino

Una mirada en conjunto, entre represión y tolerancia, la paridad de derechos plurales

Por lo menos, mostraría un ejemplo concertado de capacidad operativa de asistir en concreto los derechos ciudadanos con lo racional de la discusión debatida como ejemplo pedagógico nacional e internacional por quienes aspiran y conducen políticamente el país; dejando formalizada una ruta hablada, vista, oída como razonada, -somos lo hablado y hecho-  

Así no se acuerde nada, se llega alcanzar al claro desacuerdo en acta procesal reconocida entre las partes sin fundamentalismos, pero en persistentes diálogos políticos.

Educación y prejuicios de su mitología a su realidad social

Y, no es opción, es  real necesidad, -por ello la importancia de los múltiples  diálogos estructurados comunales hasta los de Platón, por la necesidad metódica en debate de establecer aclarando verdades sobre apariencias compuestas y diversas.- ¿Entre represión y tolerancia? o ¿El sexo de los regímenes totalitarios? ¿Economía política para la cultura del progreso sin prejuicios de dogmas?

Lenguaje y prejuicio, política de lucha contra la segregación

No es el fin inmediato lograr respetables acuerdos, nuestra política no es tan progresista para esos adelantos llamados de primer mundo sería iluso. Pero si llagar acuerdos mediatos como comunidad política que dialoga seriamente que se debe y respeta al pueblo, trazando acuerdos por la cuales transitar moral mente pacíficos, por cuanto estamos ahogados en una crisis infernal ambivalente con funestas implicaciones en los ámbitos; político, económico y educativo, fertilizado con las causales politiqueras antiéticas para consecuencias sociales en fermento caliente ante eventuales actos violentos desestabilizadores

El derecho de Estado; un retrato de familia

Un debate dirimido en combate contra la corrupción, contra la inmoralidad soez existente entre las partes, que implica al resto de los sectores irrespetando al expectante protagónico, el pueblo como  familia de moral y luces a seguir, que al fin y al cabo es quién paga las consecuencias, necesario es un debate público abierto asumiéndose desde la seriedad política en el compromiso irrenunciable de los comunes intereses sociales republicanos, debate debe ser dado coherente, como responsable genuino de los intereses económicos  generales nacionales, apartando y sin importar preferencias personalistas peculiares, desligado de prejuicios sexuales, al fin y al cabo la vida personal es privada, pero la política pública no.

La responsabilidad ética política ante los distintos tipos de prejuicios

Sobre todo la sexual; a menos que se viva de ella como ejercicio de servicio público remunerado, lo cual no es intermedio en el campo de la política pública, digo, y no influencien, ni mezclen, ni permuten las tendencias sexo diversas nacionales para privar como fóbicas ambiciones parlamentarias tratando de determinar inclinado las funciones y actividades básicas de los distintos sectores políticos, sociales, institucionales de organizaciones, familia y el Estado

Por ello, pienso, que se requiere asistir constructivamente a una función de debate nacional, para lavar la sucia imagen del oscuro recién ejemplo parlamentario, protagonizado por la real política   dirimido bajamente inmoral entre objetivos  y argumentos  oposicionistas y oficialistas, perdiendo la perspectivas de misión, visión y objetivos asamblearios

Derechos y valores como capacidad de tolerar las diferencias

Un debate sin lujuria parlamentaria nos conduciría controversialmente en paz al libre transitar hacia la  diversidad  política cultural de iguales y diversos como alternativa a las distintas expresiones de violencia. La comunidad de la tolerancia

Sociedad del debate y sus reglas de comportamiento

Un debate reconocido en la contrapuesta ideología política con lógica, pugnacidad y métodos parlamentarios distintos para objetivos políticos muy radicalmente opuestos, evidente, pero evitando con el debate de altura ética las consecuencias violentas que podrían desprenderse si la cosa sigue así de mal hablada

¿El debate o la guerra justa  como crimen?

Es por tanto, hora de unir a Venezuela en el debate, en el compromiso insoslayable de su merecida básica estabilidad común de criterios irrenunciables basados en la amplia gama de derechos humanos saliendo del inmenso laberinto, encontrando senderos de morales comunes a la crítica situación económica y violenta que vive actualmente la casi totalidad de los venezolanos. Una solución por etapas sin apuros, solución acordada en crecimiento económico con su correspondiente general crecimiento social, el país es de todos en la razón ética de sus actividades, derechos y deberes

Debates respetables como nuevas posibilidades históricas para gobernar

El debate contra la corrupción tiene que ser aceptado como debate pedagógico constructivo, pulcro en sus didácticas expositivas, veraz, controvertido, audaz no temerario, valiente, promotor de valores ético universales para el orden y la disciplina como inteligente mediad, para evitar los fracasos,  no asistiendo el fractal caos de repetir odios, prejuicios, ofensas.

La solución final ¿Cuáles responsabilidades?

El debate debe ser ejercido como poder para aclarar metas, caminos y métodos de consecuciones políticas favorables para el progreso de todos sin excepción alguna, debatiendo en orden y disciplina heurística es como conocemos, y el compromiso refrendado es así legítimamente puro legal, además por ser refrendado como hecho notorio público,   es ajustado éticamente personal como colectivo nacional ya que responde a los intereses generales de derecho constitucional.

Deponer el síndrome del rencor en Relación sobre la destrucción de las Indias

Lo pasado,  pasado está, sin rencores, no hay que seguirlo repitiendo in crescendo, hay que seguir adelante, asumir responsabilidades, establecer  compromisos, hay que aprender de las enseñanzas y aprovecharlas a bien, de lo contrario los conflictos devendrían en violencia como atrasos personales y colectivos ¿Es lo qué se quiere? Sí es así, entonces el debate será con muertes.

¿Convencer, saber o creer? Minorías y reconocimientos de derechos

Hay que revertir el mal, decía Chávez venga de cualquier dirección.  Tómele la propuesta de palabra al presidente Maduro, acepte y asista al debate Gobernador H. Capriles. R.   Debata a bien. Un punto clave aclarar como ruptura y encuentro diplomático entre dos mundos.

Bibliografía:

De las Casas, Bartolomé, Relación sobre la destrucción de las Indias

Zazubrin, Vladimir. Enemigos del comunismo 

Filósofo, artista plástico, venezolano. arteawao2003@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1495 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a172083.htmlCd0NV CAC = Y co = US