Exhumación Moral para Acreditados Ciudadanos Universitarios

Salvadas las extrañas excepciones del caso, los trenes directivos universitarios venezolanos, así como connotadas directivas de famosísimos Institutos autónomos, con inclusión de la intocable Pdvsa de ayer y de hoy, y demás sacrosantos organismos laicos y eclesiásticos, el país exige la exhumación moral de toda esa alta burocracia de toga y birrete, saturados de condecoraciones de todos los colores y formatos, que ahora están desenmascarados gracias a la impoluta gestión del valiente Ministro de Educación Superior, con motivo de la reciente cancelación parcial de los créditos laborales universitarios del personal jubilado.

El país ya sabe que esos directivos estuvieron falseando por exceso la data que anualmente le presentaban en libracos muy bien empastaditos, bonitos y con lacitos de colores, al Ejecutivo Nacional de otrora y de ahora.

Los casos más resonantes han sido los de nóminas con más de un rector por universidad, con más decanos que los que el organigrama correspondiente exige, con más direcciones y secretarios, con profesores ubicados en categorías y tiempos laborales que no habían alcanzado, con tiempos de servicio que jamás cumplieron, con cargas horarias fantasmas, y, lo más grave, quizás, con personal cuyas credenciales siguen siendo objeto de verificación ya que en dichas institutuciones campeó la piratería apañada con el compadrazgo, el proselitismo, el amiguismo y demás ismos de consabido carácter corrupto: títulos falsos, credenciales usurpadas de difuntos, etc.,etc.

Total, que la limpiecita lupa del MES (Ministerio de Educación Superior) ha ido descubriendo toda esa microbiosidad patógena que germinó en el sabroso caldo de cultivo que ha supuesto una universidad controlada desde las inmundas secretarías de los partidos políticos del Puntofijismo.

El pueblo solicita de sus actuales autoridades la exhumación moral de todos esos ilustres personajes, con inclusión de quienes fueron enterrados con altos e inmerecidos honores. Estas exhumaciones irían en beneficio de sus mujeres e hijos que muy posiblemente han ignorado esa faceta oscura de sus honorables maridos y padres, respectivamente.

Y así como la corrupción esta siendo reprobada (no pasa el examen), esas personalidades deben ser reexaminadas porque obraron mal cuando presentaron su gestión desde sus altas investiduras administrativas, universitarias y afines.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2847 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas