La Federación Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de Venezuela (FENADDEH) se pronuncia ante la irrespetuosa e inaceptable posición de HRW

LA FEDERACIÓN NACIONAL DE DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS DE VENEZUELA (FENADDEH)

Ante la irrespetuosa e inaceptable posición de HRW sobre el Poder Judicial e invocar la Carta Democratica contra Venezuela

Se pronuncia

Fenaddeh, ong fundada en 1.982, y dedicada hace más de 20 años a la defensa y protección de los Derechos Humanos en nuestro País, reconoce el esfuerzo y empeño que el Estado Venezolano se ha impuesto para asegurar la plena vigencia de esos derechos y garantías para el beneficio de toda la Población, y entiende que los cambios de paradigmas que se ha propuesto para construir un Estado Democrático y social de Derecho y Justicia, se han tropezado con las criminales y apatridas agresiones de opositores nacionales que apoyados de organizaciones y gobiernos extranjeros, incursionaron en un golpe de Estado fallido, un paro Petrolero que condujo al País al caos económico y social; afectado a todos los habitantes por igual, conformaron un cuerpo de mercenarios integrados por paramilitares colombianos con el propósito de soliviantar a las Fuerzas Armadas y atentar contra la vida del Presidente de la Repúblicas, montaron una vil y peligrosa campaña mediatica para perjudicar al Estado y a sus Instituciones, asaltaron embajadas, atentaron contra sus propios correligionarios, cometieron asesinatos y acciones de terrorismo y además pretendieron la intervención extranjera invocando la aplicación de la CARTA INTERMAMERICANA DEMOCRATICA bajo el subterfugio de que en nuestro País no existe DEMOCRACIA NI RESPETO POR LOS DERECHOS HUMANOS. Esa postura no ha cesado, y ante la perdida de credibilidad en el seno de la OEA y la propia NACIONES UNIDAS para embarcar a Jefes de Estado y su Gobiernos en sus Aventuras Golpistas y transgresoras del Derecho Internacional, recurren cada cierto tiempo a personalidades y organizaciones cuya conducta y actuación en el marco de la defensa y protección de los Derechos Humanos deja mucho que desear. Ahora el protagonista es JOSE MIGUEL VIVANCO, de HUMAN RIGTHS WATCH AMERICAS, invitado a Venezuela por COFAVIC ong de Derechos Humanos Venezolana cuya imparcialidad quedó en entredicho con la abierta y descarada posición asumida en ocasión a las acciones de rebelión civil impartida desde la denominada Sociedad Civil y Partidos Políticos de oposición contra el ESTADO DE DERECHO Y LAS INSTITUCIONES DEMOCRATICAS DEL ESTADO VENEZOLANO. Su Representante, LILIANA ORTEGA, regresa de su auto exilio político y de su silencio por las aventuras del GOLPISMO, amparada una y otra vez en una MEDIDA CAUTELAR DE PROTECCIÓN decretada con inusitada prisa por la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS, por una supuesta tentativa de agresión por parte de factores del oficialismo, que en nuestro juicio ha debido ser investigada porque de ser falso su temor, estaría incursa en simulación de hecho punible, y vuelve a sus fueros de desacreditar nuestras Instituciones, y en vez de asumir públicamente tal como lo han hecho periodistas que dejaron de ser comunicadoras sociales para convertirse en abiertas opositoras a lo que éllas denominan "Regimen" trae al País al Señor José Miguel Vivanco, Director Ejecutivo de HUMAN RIGHTS WATCH AMERICAS, para que este personaje, especie de comodín internacional de los Derechos Humanos, intervengan en nuestros asuntos Nacionales, y pretenda pontificar sobre lo que debe o no entenderse por INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL Y DEMOCRACIA. Fennadeh, considera que la posición asumida por Vivanco, además de responder a un formato ideado por los enemigos del Gobierno de Presidente Hugo Chavéz Frias, de acudir a cuanta instancia Internacional posible para ir a desacreditar nuestra Democracia y sus Instituciones, entre quienes se encuentran Hector Faundez, Pedro Nicken, Allan Brewer Carias, Raul Arrieta, Jorge Dugarte, Carlos Ayala Corao, Alfredo Salgueiro, Carlos Romero, Julio Cesar Pineda y otros Internacionalistas de la Democracia Cristiana y de la Social Democracia; se propone congraciarse con las organizaciones Internacionales de dudoso talante por el fortalecimiento real de las Democracias en este Continente y el Mundo, que pagan y sufragan la onerosa Agenda de estos oxidados espadachines de la libertad y la democracia. Estimamos así mismo, que no tiene que venir tan lejos para dar clases sobre esta materia, ya que en el País que eligió como su cómoda residencia, los Estados Unidos de Norteamérica, no es precisamente modelo de independencia Judicial y mucho menos de democracia, sin contar que esa Nación ha sido condenada reiteradamente por organizaciones de la talla de AMNESTY INTERNACIONAL por ocupar un puesto nada privilegiado en la conculcación de los Derechos Humanos, por no reconocer el imperio del Derecho Internacional y por tanto no haber firmado por los principales Tratados que protegen y aseguran los Derechos Humanos, particularmente en lo relativo a las guerras genocidas impuestas a sangre y fuego en el Mundo, irrespetando los Convenios de Ginebra y sus respectivos protocolos, burlarse del derecho Humanitario y desconocer la aplicación del Estatuto de Roma para ser eventualmente enjuiciados por los crímenes cometidos por sus Fuerzas Armadas. Por lo que FENADDEH, considera un absoluto irrespeto para con nuestros connacionales, incluso para aquellos militantes de la oposición no extrema, la pretendida invocación de demandar ante la OEA la intervención de nuestro País, ya que somos los Venezolanos a quienes nos compete valorar si las Instituciones del Estado y los funcionarios que las dirigen adecuan o no su ejercicio a las pautas contempladas en nuestra Carta Magna y demás Normativa Internacional. Es además, inaceptable que un extranjero, amparado en las plenas libertades democráticas que rigen en nuestro País, y que por cierto niega de hecho, particularmente, en cuanto a la libertad de pensamiento y de expresión, abuse de esos derechos y pretenda en flagrante delito conforme lo dispone la Ley de Extranjeros y el Código Penal Venezolano, inmiscuirse en asuntos Nacionales y vilipendiar a nuestro Poder Judicial cuya actuación buena o mala debe ser vigilada y corregida sus desviaciones por los organismos competentes que el Estado ha creado y por supuesto, por la contraloria social que todos los Venezolanos sin excepción debemos ejercer para tener un PODER JUDICIAL digno, apto, probo y decente. Fenaddeh, aspira que los organismos competentes, particularmente la Cancillería, Ministerio del Interior, Ministerio Público y el propio Tribunal Supremo de Justicia, tome medidas que impida que cualquier extranjero ingrese al país y pretenda mancillar nuestra Independencia y soberanía, descalificandonos como Democracia, solicitando de forma impúdica la intervención extranjera amparada en la CARTA DEMOCRATICA y vilipendiando a nuestro PODER JUDICIAL. Por lo demás, los Venezolanos no necesitamos que nos enseñen como demandar nuestros derechos y lograr sus garantías para ejercerlos, y tampoco toleraremos bajo ninguna circunstancia que los funcionarios encargados de ejercer la autoridad en los órganos del Poder Público se desvíen de los propósitos, marcos de competencia y normativas para lo cual fueron creados por nuestra Constitución y seremos vigilantes y controladores de que impere en nuestro País un ESTADO DEMOCRATICO Y SOCIAL DE DERECHO Y DE JUSTICIA, garantizado por una JUSTICIA INDEPENDIENTE Y RESPONSABLE.

Por FENADDEH
Abog. Ignacio Ramirez Romero




Esta nota ha sido leída aproximadamente 12763 veces.



Abog. Ignacio Ramirez Romero. FENADDEH


Visite el perfil de Ignacio Ramirez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas