la voluntad de poder del comandante inmortal Hugo Chávez

La voluntad de poder que tenía el Comandante Inmortal Hugo Chávez fue un huracán de poder, de voluntad de hacer las cosas más importantes y relevantes para el país, de sacar del atraso y de la miseria donde se encontraba la nación, sumisa en la más deplorable pobreza donde los niños y niñas se morían de hambre, donde todo el mundo debe acordarse que en la 4ta republica esos niños y niñas se les daban teteros de perra harina, (comida para perros), con una miseria de 42,8%.
Nietzsche afirma¿Son la gloria o la tragedia los más deliciosos bocados de nuestro amor propio? Es la voluntad de “quererse a sí misma”… voluntad de verdad, voluntad de dominio… más allá del bien y del mal y de la moral del rebaño...que para “manifestarse” necesita “crecer”, siempre… porque mantenerse es declinar, ceder en su deseo de dominio.Señalaba Nietzsche que la Voluntad de Poder. Principio básico de la realidad a partir del cual se desarrollan todos los seres. Es la fuerza primordial que busca mantenerse en el ser, y ser aún más. Él cree que en todas las cosas encontramos un afán por la existencia, desde el mundo inorgánico hasta el mundo humano, pasando por todos los distintos niveles de seres vivos. Todas las cosas son expresión de un fondo primordial que pugna por existir y por existir siendo más; y este siendo más es voluntad de poder.
Hechos que demuestran la voluntad de poder del Comandante Supremo.El 4 de febrero 1992 ocurrió la insurrección cívico-militar liderada por el comandante Hugo Chávez, llamada Operación Zamora dándose inició a las 3:00 pm del día 3 de febrero de 1992 en los estados más importantes del país, como Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y Distrito Federal, este el 4 de febrero se dio inicio a la insurrección cívico-militar con el comandante Hugo Chávez como líder, junto a Francisco Arias Cárdenas, Yoel acosta Chirinos, Jesús Urdaneta, Miguel Ortiz Contreras, unos 14 mayores, 54 capitanes, 67 subtenientes, 65 suboficiales, 101 sargentos de tropa y 2.056 soldados alistados, tomaron parte en el movimiento militar, por cierto su estandarte era una banda tricolor en el brazo. Al igual pequeños grupos de civiles y estudiantes procedentes de distintas organizaciones de izquierda del país. El centro de operaciones del movimiento insurgente fue el Distrito Federal (actual Distrito Capital), donde se concentran todos los poderes públicos del estado. El centro de operaciones de la insurrección cívico-militar dirigidos por su líder Teniente Coronel Hugo Chávez, el cual quedaba en el Museo Militar, de la barriada del 23 de Enero donde se divisa toda la ciudad y en especial el Palacio de Miraflores.Los lugares más importante de la capital de la República que sirvieron de teatro de operaciones, fueron: Palacio de Miraflores, La Residencia Presidencial La Casona, el Fuerte Tiuna, las Comandancias Generales del Ejército y la Armada, el Comando Regional número 5, el Comando de Seguridad Urbana de la Guardia Nacional, la sede de la Disip en el Helicoide, La Base Aérea Francisco de Miranda, la Comandancia de la Policía Metropolitana en Cotiza y la sede de Venezolana de Televisión.
Este movimiento cívico-militar imprimióun ámbito más grande de las luchas sociales y políticas de la década de los 90. Las palabras que dijo por televisión para su rendición y de responsabilizarse de la derrota quedaron grabadas en el colectivo del pueblo humillado y sumiso en la más grande miseria que jamás se haya visto la Patria.
Es bueno citaral Teniente Coronel Hugo Chavez: “Primero que nada quiero dar buenos días a todo el pueblo de Venezuela, y este mensaje bolivariano va dirigido a los valientes soldados que se encuentran en el regimiento de Paracaidistas de Aragua y en la Brigada Blindada de Valencia. Compañeros: lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. Es decir, nosotros, acá en Caracas, no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por allá, pero ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Así que oigan mi palabra. Oigan al comandante Chávez, quien les lanza este mensaje para que, por favor, reflexionen y depongan las armas porque ya, en verdad, los objetivos que nos hemos trazado a nivel nacional es imposible que los logremos. Compañeros: Oigan este mensaje solidario. Les agradezco su lealtad, les agradezco su valentía, su desprendimiento, y yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano. Muchas gracias.”.
Pero al darle la libertad al líder de la insurgencia para expresarse sin que sus palabras fueran previamente grabadas y editadas, éste dio un mensaje de importantes consecuencias políticas. Saludó con calma a los venezolanos, se identificó como “el Comandante Chávez”, felicitó en los mejores términos a sus subordinados, reconoció la derrota "por ahora" del movimiento rebelde, asumió su responsabilidad en el alzamiento, se refirió a la posibilidad de “nuevas situaciones” para encaminar al país a un futuro mejor y entró en el imaginario colectivo presentando su insurgencia como bolivariana, es decir bajo los principios del Libertador Simón Bolívar.
En estos hechos se sintetiza la afirmación de la voluntad del gran hombre fuera de serie Hugo Chávez:
Al ganar las elecciones del 6 de diciembre de 1998, con 56,20 % de los votos, el Presidente Hugo Chávez Frías tomó posesión ante la Asamblea Nacional el 2 de febrero de 1999, proclamó una alocución que recordó a Simón Bolívar: "Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando convoca a la soberanía popular para que ejerza su voluntad absoluta". Estas palabras que manifestó el Libertador Simón Bolívar en aquel congreso de Angostura de 1819, fueron las palabras que el pueblo pobre al escucharlas, las hizo suyas con esa mayoría del voto popular en 17 elecciones, donde derroto a esa derecha fascista y apátrida. Chávez y la voluntad de poder Desarrollo un proyecto político que le dio la vuelta al país hasta en los rincones más apartados llego su gestión de gobierno, como nunca antes avía llegado gobierno alguno. También dijo Hugo Chávez ese 2 de febrero ante el parlamento "Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos. Lo juro"
Sirvió la ocasión para firmar el decreto número 3, que facultaba la realización del referendo consultivo al pueblo soberano. “La necesidad histórica de votar por una Asamblea constituyente para redactar, aprobar una nueva ley constitucional, y allá una verdadera democracia representativa protagónica de los nuevos tiempos”. Así se obtuvo la nueva CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA DE 1999, que suprimía la de 1961, la cual durante 40 años admitió que la “representatividad” Invisibilizara el papel protagónico y la participación popular, compendios fundamentales de la nueva Carta Magna. Ya en 1999 Chávez afirma "Estoy aquí para ser instrumento de un colectivo”ytambién solicitó poderes especiales para un plan de reformas económicas, que contenía, la revisión estructural de PDVSA y además la creación de programas sociales, integrando la Fuerza Armada Nacional luego Bolivariana.Agrego las misiones educativas y de salud, también Mercal y Pdval, acceso a la población del 90 % al agua potablehasta la gran misión de vivienda y como cierre la seguridad, entre otros.Todo esto, trajo la reducción de la pobreza y el hambre incluso se logra las metas del milenio.
La afirmación por nuestro Comandante Supremo “Chávez somos todos”, antes de su ausencia física presagiaba en la misma la vigencia de sus palabras, fueron hechos concretos, Chávez en su voluntad de poder se integro como Redentor de los pobres, e intensifico la luz sobrela Revolución Bolivariana como ámbito de encuentro y esperanza para el mundo.Para Nietzsche esta voluntad es una manifestación superficial de una fuerza que está más en el profundo de nuestro ser, como dice Nietzsche, la voluntad como facultad psicológica “es el lejano eco de un combate ya disputado en lo profundo”. Eso profundo es laluminosidad propia como nación y de hecho puso en marchaal Socialismo del siglo XXI, fue un gran visionario. Su voluntad de poder fue más allá de su presencia física hasta dejarnos el plan de La Patria 2013–2019 como guía para el sendero.
Chávez es la voluntad de poder que se identifica con nosotros mismos como cualquier fuerza que tiende a su autoafirmación. Es el fundamento de la existencia y de la vida como nos dice Nietzsche: “¿Queréis un nombre para este mundo? ¿Una solución para todos los enigmas? ¿Una luz también para vosotros, los más ocultos, los más fuertes, los más impávidos, las más de medias noches? ¡Este mundo es la voluntad de poder, y nada más! ¡Y también vosotros mismos sois esa voluntad de poder, y nada más”, reiterando el Comandante Supremo Hugo Chávez nos decía: “Aquí no se rinde nadie, aquí no se cansa nadie. Rendirse es traición. Cansarse es falta de conciencia, el que se cansa de una lucha es que no tiene conciencia, por más dificultades que haya es el camino”.
Lealtad por siempre al Comandante Supremo Hugo Chávez
Viviremos y venceremos
Chávez vive la lucha sigue



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3940 veces.



Sinforiano Guerrero


Visite el perfil de Sinforiano Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: