La IV en mi V

A catorce años de haber iniciado el esfuerzo de este tiempo, parece inconcebible, que la lucha contra el sistema depredador, impuesto por la oligarquía y sustentado por los medios de comunicación, como punta de lanza de todas las deformaciones, muestre aun tanto poder en lo interno de la revolución.
Los intentos se están haciendo y hay constancia de ello; pero pareciera que las voluntades se debilitan por falta de consistencia revolucionaria en el contenido, en algunos casos específicos se está mostrando, pero la escogencia de los conductores de las propuestas revolucionarias, tienen que ser de entes comprometidos, que nos ayuden a borrar de una vez todo lo anterior y comenzar como lo soñamos los de siempre, también los que están empezando ahorra y tienen el derecho de igualdad que brinda la constitución.
Esta nota no es para cuestionar desde afuera; es para reconocer y aportar en caso que no se haya hecho, empezar hacerlo; para que de una vez por toda, comience andar lo que sabemos y estamos convencido es posible, si se asumen las conductas que estamos empezando a concientizar y por lo tanto a imponer.
Tenemos que el ejemplo de INDEPABIS, es el primer intento contundente hacia lo exigido en el proyecto; pero hay que atacar también la corrupción que afecta lo humano y no es otra que el esfuerzo en la formación del ser revolucionario; es fácil decirlo desde afuera, pero el ataque tiene que hacerse desde una comisión presidencial de comprobados luchadores sin mancha, que no solo discutan lo que necesitamos para encontrar los caminos, sino que lo empecemos a poner en práctica, asumiendo las consecuencias que tenemos que correr, para emprender de inmediato a atacar los fundamentos a corregir y las conductas IV Republicanas a eliminar.
La corrección de lo que debe ser, es un ejercicio que tenemos que hacer todos, con la intención que la dialéctica nos valla llevando por el sendero que solo produce el esfuerzo, en lo que tiene sentido y que el debate saque de nuestro esquema, todo lo que no pertenece a lo propuesto.
Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que la IV, esta enquistada en la V y tiene forma, pata y cabeza, causante de lo que estamos viviendo y tenemos que combatir, no con el dogma, sino con propuesta y sentido de búsqueda, para establecer posición en lo que queremos construir y no es otra cosa que revolución.
Hay dificultades que no solo tenemos que reconocer; tenemos que atacarlas y el que puede hacerlo es el ser nuevo que necesariamente hay que construir; porque de no contar con él, no podremos hacerlo en el tiempo previsto, para conseguir lo propuesto y pasaremos toda la vida arreglando lo que no se arreglara, si no es con PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1389 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a168828.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO