Evitar que la explotación del petróleo y gas de esquistos, con ambición y poder, conduzca a desastres imprevisibles

Los esfuerzos internos que hace el gobierno venezolano para promocionar las nuevas obras y la de un sector con intencionalidad de invisibilidadde lo que hace y la negativa del mismo sector de no acceder a las facilidades comunicativa del gobierno, conspiran contra los venezolanos; en el derecho de estar informados. Sobre todo, siendo Venezuela el país con la mayor reserva mundial de crudos pesados, el primer productor de crudo sintético en el mundo y donde se desarrolla un sistema político inédito. Y externamente en los escenarios de comercialización mundial de petróleo y gas, está ocurriendo eventos de gran importancia,como tácticas y estrategias sobre el futuro de la comercialización del crudo pesado.Se requiere multiplicar las posibilidades comunicacionales.

Internacionalmente se afirma: que Venezuela tiene una reserva de crudo de 1000 millones de barriles. No se indica si se incluyen petróleos de esquisto. Se puede inferir, que todo lo que sucede en el mundo sobre petróleo, los venezolanos deben de saberlos. Se está promoviendo a nivel mundial el gas y petróleo esquistos; con las posibilidades de desplazar al petróleo y gas convencional en la próxima década. Hay que fracturar la roca esquistos, impactando significativamente sobre el medio ambiente. Por menos impactos hay países que están enfrentando una crisis institucional.

Las mayores reservas de petróleo de esquisto, según los expertos: la posee Rusia, EEUU, China, Argentina, Libia, Venezuela, México, Pakistán, Canadá e Indonesia.Las reservas mundiales de petróleo de esquisto «según ciertos expertos»son de unos 345.000 millones de barriles.En cuanto a las reservas de gas de esquisto, entre los principales países se sitúan China, Argentina y Argelia y para otros Rusia, Irán, Qatar, Arabia Saudita yTurkmenistán. Las reservas mundiales de gas de esquisto se estiman en 145,98 billones de metros cúbicos, o sea el 32% de todas las reservas globales técnicamente recuperables.

Varias compañías están desarrollando intensamente la tecnología de producción del gas de esquistos. Las investigaciones hechas, hipotéticamente estima que puede ser mucho más baratas que la tradicional, sin hacer referencia al precio del petróleo de esquistos. Aunque en otros escritos afirman: que se están vendiendo gas de esquistos a menor precio que la tradicional, no se presentan demanda imparcial, ni evidencias, ni garantías y ni calificaciones, para confirmar la certeza de esas afirmaciones. Se puede inferir, que el gas de esquistos que se vende a bajo precio, es el que está asociado al petróleo de esquistos. Eso hace recordar, que en Venezuela, durante muchos años de explotación; la gran cantidad de gas asociado al petróleo, fue venteado a la atmosfera.

Rusia posee las mayores reservas de petróleo de esquisto; le siguen EEUU y China, según un informe publicado hoy por la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA).Aunque a corto plazo, algunos países pueden resultar beneficiados. A largo plazo, los riesgos serian imprevisibles y más aún si no existen conciencia en las formas de explotación. De modo, que es poco probable que el petróleo y gas de esquistos, cambien la matriz energética y más cuando a nivel mundial, se está afianzando una matriz de opinión en la necesidad de proteger el medio ambiente.Por menos impactos hay países que están enfrentando una crisis institucional.

Se refiere a extraer petróleo y gas de esquistos, de una roca sedimentaria arcillosa de ubicación de gran aproximación a las rocas arcaicas. Se requiere significativamente fracturarla hidráulicamente a grandes profundidades y al ser sometida a altas temperaturas, libera agua, gas y petróleo. También otros expertos, afirman: que Venezuela tiene unos 300 millones de barriles de petróleos esquistos en el Estado Bolívar, que requiere ser confirmados por razones obvias.Aunque, con las grandes reservas de petróleo y gas convencional con que cuenta Venezuela, la explotación de petróleos y gas de esquistos, no debería quitarle el sueño.
Lo que es inminente, es la concertación de todas las naciones en limitar la explotación del petróleo y gas de esquistos en áreas de significantes riesgos; aunque hay experiencias abandonadas. Desarrollar factores que permita evaluar el costo de la no explotación, con elementos compensatorios. Al empezar la explotación y resulta exitosa, no habrá nadie que pare la instalaciones de nuevos pozos, hasta que el área de explotación colapse por incidencias y genere desastres imprevisibles. Porque la ambición con poder, no tiene límites.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4070 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: