Javier Vivas Santana: yo no te catalogo de divisionista sino de bolsa

Leyendo el artículo de Javier Antonio Vivas Santana titulado “Los días nos dieron la razón con La Hojilla: esperemos que eso no ocurra con el Chavismo” me atreví a escribir esta cuartilla de respuesta a su invitación cuando dice: “ No faltará quién nos ataque como divisionistas en el más del 51% de quienes votamos por Nicolás Maduro..” . Yo le respondo sencilla y llanamente que usted originariamente no es divisionista, pudiera ser una consecuencia de sus acciones, pero usted lo que es un soberano bolsa.

La historia de revoluciones inconclusas está llena de traiciones y divisiones pero mucho más de bolsas que se quedaron desojando las margaritas, de aspirantes a profetas, de imbéciles que en sus decisiones históricas peso más el análisis visceral, su corta visión de lo estratégico, de lo trascendental y el desconocimiento del enorme sacrificio de quienes están dando dignamente la batalla.

Con esto no es que pretenda practicar la política del avestruz o del gato, no soy de los que niegan las deficiencias pero las fallas se enfrentan, las desviaciones se enfrentan teniendo perfecto conocimiento de nuestras fortalezas; las tácticas pueden variar pero sin perder el objetivo estratégico. Sin negar por ejemplo el enorme esfuerzo del camarada presidente Nicolás Maduro.

Es fácil, Javier, sentarse frente a un computador y reescribir la canción favorita de los medios de comunicación privados, que si la inflación, que si la inseguridad, que si la especulación y dictar sentencia, eso es fácil mi pana; pero te pregunto ¿Qué carajo estás haciendo tu? Dime, cuéntame tu experiencia práctica en esta coyuntura histórica que podamos copiar y multiplicar en la lucha por el fortalecimiento del proceso liberador. De mi parte te puedo decir que como un simple y silvestre militante de base de la revolución he dejado de escribir porque el tiempo más lo utilizo para impulsar a través de los comanditos y consejos comunales la formación de Escuadras de Contralorías en contra de la especulación y el acaparamiento, apoyar la Redes de Defensores y Defensoras de la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria y que toda esta lucha sirva para la construcción verdadera de la vanguardia necesaria de la revolución.

Creo que este es un momento estelar para romper con una concepción que percibe el poder como el ungimiento que otorgan los entes superiores del estado y no como resultante de la dinámica del colectivo social y que tu cuando pareces criticarla la reivindicas porque estas esperando soluciones por decreto y en realidad no crees en el poder del pueblo.

El Poder Popular es la decisión de un pueblo consciente y organizado que asume responsabilidad de la construcción colectiva de su proyecto de vida abordando el manejo de los recursos formulando y ejecutando políticas públicas y que estas tengan incidencias en las instancias de gobierno y que no sea a la inversa, porque poder que viene de arriba no es popular. El poder nace del ejercicio constituyente del pueblo.

El compromiso histórico es decidir a cuenta y riesgo quedarse aquí en este lado del pensamiento y la acción con todos los retos y los obstáculos internos a superar que estar de comentarista predicando lealtad y como decía Alí; “defecando demonios”.


josehog13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2531 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: