Sepa por qué la impugnación de Capriles ante el TSJ fue escrita por abogados leguleyos

Hemos afirmado enfáticamente que el artículo 298 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que sólo podrá hacerse modificación de la legislación electoral mediante propuesta aprobada por la Asamblea Nacional seis meses antes del evento comicial.

Dicha norma debe ser concatenada con el Principio de Legalidad previsto en el artículo 137 constitucional, el cual consagra que los actos públicos deben realizarse de acuerdo a las formas de la Carta Magna y las leyes (en este caso la Ley Orgánica de Procesos Electorales).

El sufragio automatizado rige desde 1998 y la soberana Asamblea Nacional ha legislado progresivamente a favor de esta modalidad como máxima garantía de seguridad jurídica, tal como ocurre en la mayoría de los países del mundo.

Mal puede un excandidato pretender retrotraer a la República a la nefasta época de los procesos manuales cuya vulnerabilidad permitía la infame praxis de “acta mata voto”. De allí lo absurdo de querer eludir por vía manual el veredicto de las máquinas ya convalidadas por los comisionados de todos los partidos políticos.

Nuestro pueblo repudia la corrupción del antiguo sistema electoral y quienes intenten restaurarlo sufrirán el rechazo de la mayoría popular. El Principio de Legalidad indica que los funcionarios deben actuar con apego a las normas y no se pueden complacer peticiones caprichosas fuera del marco jurídico. No hay solución técnica para una conspiración política.

Aún más leguleyo es que uno de los recursos de impugnación electoral (estoraque que ronda 200 páginas) contra el 14-A solicite verificación de huellas (dactiloscopia) para 15 millones de votantes. Tan irrealizable petición es pretexto para evadir el costo político de la derrota frente a los oposicionistas radicales.

Las razones de hecho y de Derecho aquí expuestas, hacen más que previsible que la aventura leguleya del iletrado abogado que raspó todas las materias en su época universitaria (Capriles) será un rotundo fracaso una vez que la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia declare sin lugar su desquiciada y temeraria pretensión de repetir las elecciones. Pero la viciada campaña política y jurídica contra Venezuela en el sistema interamericano apenas empieza.

Constitucionalista. Profesor de estudios políticos e internacionales UCV.
@Jesus_Silva_R
http://jesusmanuelsilva.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2597 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: