Calle en el pueblo, Chávez y Maduro en el corazón

Aló Presidente (02-03-2008).- Chávez en las calles de Caracas, apoyando al plan de seguridad ciudadana, ver con tristeza y alegría el programa con la fecha señalada, allí el Comandante a pesar de ser el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, se sentía cohibido de pasear naturalmente por cualquier calle, por precaución evitando un atentado, por temor a alborotar al pueblo si este quisiera acercársele, pudiéndose producir un incidente grave.

Ahora no tienes nada que temer Presidente, puedes andar libre, volar por la inmensidad del cielo, sin nada ni nadie que te lo impida. Tú alma anda vigilante para que sea cumplida tu voluntad y asesorando a tus hijos en este caso a Maduro y a los ministros, para que continúen tú proyecto socialista.

Allí tenías tu plan de seguridad, visitar tu mismo al pueblo, sería años después cuando plasmarías tus ideas en el Plan de la Patria de 2013-2019, “Gobierno en la calle”, programa que poco a poco está calando en el pueblo, si bien es cierto que, al principio lo veíamos desde la puerta de entrada, se están haciendo notar los resultados y estamos integrándolo cada uno de nosotros desde nuestras funciones, aportando ideas, sugerencias y participando activamente en él.

Calles para el pueblo y con ellas relucen las necesidades que están latentes, unas que fueron promesas y se olvidaron y otras que por la decidía se borraron. De estas andanzas con el pueblo, en reuniones, conversatorios, tertulias, asambleas, han surgido propuestas e informaciones que han llevado a la comitiva encargada por estados a la aplicación de acciones situacionales que se vean reflejadas efectivamente en ellos.

No es tarea fácil, cumplir con el encargo que dejo Chávez a Maduro, la consolidación del socialismo y lograr los 5 objetivos básicos para fortalecer a Venezuela como potencia mundial. Sin embargo, el voto de confianza que le dimos los que creímos en él y obedecimos disciplinadamente la orden del Comandante para elegir a Maduro como Presidente, le dio un empuje sólido para su inicio en la presidencia y con ello una advertencia, misma que se puede rebatir con un buen desarrollo del Gobierno en la calle.

Un ejemplo que dijo Chávez en el programa señalado fue: “Imaginemos que esta acera esta desligada de la columna, ¿Qué pasaría?”. Totalmente desfasada la estructura, se rompería, caería en mil pedazos que como el vidrio, no tendría arreglo.

La importancia de la unidad radica en la perseverancia, el apoyo, trabajo mancomunado, sentido de pertenencia y amor patrió que le pongamos a la consolidación y continuación del socialismo. Luchemos por la unidad, por el bienestar común, recordando que “Donde terminan mis derechos, comienzan los tuyo, y donde terminan los tuyos se inician los míos”.

adela_p@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1359 veces.



Adela Portillo


Visite el perfil de Adela Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: