O nos Unimos en un solo ejército o no tendremos Patria

La Quinta República puede perderse como la primera y la segunda

Todavía hay ilusos que creen que la lucha en nuestro país es política y hacen observaciones sobre la época adeco-copeyana contrastándola con el momento actual; que si antes no era así, que si un vecino era adeco y otro copeyano, se saludaban con igual cariño a los tres días del respetado duelo del perdedor y de la respetable resaca del ganador y la vecindad continuaba, entre tacitas de arroz y cucharadas de mantequilla compartida. Porque aunque pareciera haberse olvidado en esa época también había escasez de productos y por sobre todas las cosas de dinero para comprarlos.

la lucha hoy no es política es económica; es la lucha por el control de las arcas del Estado y la implantación de un sistema neoliberal contra la lucha por mantener el camino de la liberación que impulso Chávez vivo y que hoy impulsa su pensamiento como espada filosa y llama ardiente.

Si la lucha fuera política la oposición usaría como estrategia consignas, banderas, frases y discursos; siendo la lucha por el control de la economía traen como estrategia: muertos, sabotaje, acaparamiento, boicot y para que no quede duda tienen de aliado al mayor depredador del mundo: Los Estados Unidos de América que parecen estar destinados por la providencia a plagar a la América de miseria en nombre de la Libertad (Bolívar se quedó corto, al mundo de miserias en nombre de la libertad).

Nuestra estrategia tiene que ser igual de fuerte; no podemos seguir quejándonos pasivamente; Bolívar siempre pidió la Unidad por encima de todas las cosas; la primera República se perdió por las diseminación de las facciones; Chávez pidió lo mismo; incluso Chávez creo un Partido Socialista Unido para mantenernos en un solo ejercito; seamos pues un solo ejército o la Quinta República se perderá como la primera: “No los españoles, sino nuestra desunión nos ha llevado nuevamente a la esclavitud. Un gobierno fuerte podría haber cambiado todo. Podría haber dominado la confusión moral que siguió al terremoto. Con él, Venezuela hubiera sido libre hoy”. Simón Bolívar; Extracto del Manifiesto de Cartagena; 15 Diciembre 1812.

Hoy el terremoto es la muerte física del gigante y su efecto es tan devastador como aquel terremoto de Caracas de Marzo de 1812; el actual fue también un marzo, el 5 de Marzo de 2013, y su movimiento telúrico movió las estructuras de Venezuela y más allá, movió las estructuras del continente latinoamericano y mas allá movió las cimientes de la estructura Africana.

Bolívar siempre uso como estrategia el ataque, jamás la defensa; desde la liberación del Magdalena antes de la campaña admirable: “Bajo ninguna circunstancia debemos permanecer a la defensiva. Las perspectivas de una campaña victoriosa son buenas; la situación del enemigo, critica; sus soldados están desmoralizados y diseminados por las grandes ciudades. Un ataque desde el Oeste puede, sin necesidad de presentar batalla, llegar hasta Caracas. Si atacamos Venezuela, miles de bravos patriotas se unirán a nuestras filas”. Carta al Presidente Camilo Torres fechada en Diciembre de 1812.

Bolívar fue irreverente y sigue siéndolo; Chávez fue irreverente y sigue siéndolo; seamos irreverentes nosotros también carajo!!! O esta vaina se nos pierde en las manos.

No podemos seguir a la defensiva, esperando a ver o mejor a sentir que ha hecho el enemigo para planear nuestra estrategia, dije enemigo, no los compatriotas confundidos que son usados como carne de cañón y que ya fueron enviados a una masacre premeditada y previamente planificada en 2002; dije enemigos; dije Capriles Radonsky, Maria Corina Machado, Antonio Ledezma; Julio Borges, Leopoldo López, Lorenzo Mendoza; como cabezas visibles de la conspiración dirigida por Míster Obama, quien por fin salió del closet y dio la cara.

No podemos seguir a la defensiva; ¿Que tan difícil puede ser para el Estado organizar una llegada URGENTE de contenedores de comida de los países aliados?; ¿Si Bolívar pidió pertrechos para enfrentar al ejército español y Haití le dio barcos, armas y municiones, rompiendo bloqueos y burlando el patrullaje del imperio español y burlando el control de los espías norteamericanos y franceses, como va a ser difícil que Maduro pida alimentos, para enfrentar la guerra del desabastecimiento que mantiene la oposición por órdenes del gobierno norteamericano siguiendo las normas del comercio legitimo con los países aliados?.

Por ahora no es necesario expropiar fábricas, por ahora es necesario traer alimentos, pero es necesario abastecer a los ejércitos, es necesario cubrir a satisfacción y plenitud sus necesidades básicas, esta vez el ejército somos nosotros los que seguimos afianzando el proyecto y dispuestos a resistir pero necesitamos alimentos; amor con hambre no dura, dice la sabiduría popular.

Ahora, si conquistamos sus empresas porque las dejan o porque hay que tomarlas; eso también es válido, es una guerra por la soberanía alimentaria y mientras el enemigo tenga la posesión de las fábricas y las use como arma de guerra en esta batalla, vamos perdiendo. En plena campaña para la liberación del Magdalena, antes de la Campaña Admirable, Bolívar se lanzó a la liberación de Cúcuta la cual logró tras un pequeño enfrentamiento con los españoles el 28 febrero de 1813; los españoles se rindieron ante Bolívar dejando tras ellos armas, municiones y una importante cantidad de dinero con lo cual Bolívar pudo pagar adecuadamente a sus soldados y con esto satisfecho pudo exigir más en su disciplina. Con todas las condiciones de terreno y clima adversos a su, casi desprovista de material apropiado, columna, había llegado a la frontera de Venezuela limpiando de españoles todas las ciudades. Así se dirigió a su ejército: “En menos de dos meses han completado dos campañas y empezado una tercera que comienza aquí y que terminará en la tierra donde he nacido. ¡Venezuela se ha puesto de pie nuevamente!”. Simón Bolívar; Cúcuta, 28 Febrero 1813

Conquistemos la soberanía alimentaria y pongamos de pie nuevamente; Cárcel a los enemigos de la patria, cárcel a los acaparadores, cárcel a los asesinos del 15 de Abril y Obama pal Carajo, que se vaya a lavar ese paltó ese yanqui de mierda!!!.

Unidos somos Chávez, separados no somos un carajo. Unidad, Unidad, Unidad; unidad entre los revolucionarios y el gobierno a atacar en vez de seguir pasivamente esperando que el milagro ocurra; No podemos optar entre Vencer o morir, Necesario es vencer carajo!!!!

Presidente Comandante Nicolás Maduro: córtele el oxígeno al incendio que está renaciendo, sin vacilaciones que aquí hay un pueblo que lo apoya, un pueblo que lo respalda, un pueblo Bolivariano; un pueblo chavista carajo!!!

oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2919 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: