La separación infinita

La separación infinita entre los dirigentes y los intereses del pueblo es la misma que la separación entre los pueblos que luchan por sus derechos y las direcciones que los traicionan al no colocarse a la altura de las exigencias de las mayorías. Engañados hemos estado en las últimas décadas con falsos profetas del gran capital que ofrecían limosnas, promesas electorales, hoy esos mismos estrafalarios de primero justicia, entre otros grupusculos van con guardaespaldas a tomarse fotos y videos en las barriadas populares, como bien lo hiciera aquel tipejo ledezma bajo el foco de la cámara simulando quedarse a pecnoctar en un rancho de la gran ciudad. Pero sin asombro vimos la separación infinita de los burocrátas de la CTV que no les quedó otra que apoyar el paro asesino, que dejó en la calle a miles de trabajadores. Cada vez la burguesía y sus operadores políticos tienen esa distancia infinita, que afortunamente se profundiza con el crecimiento de la conciencia de clase de las masas empobrecidas de los trabajadores y asalariados. Pero con asombro me permito ver en la nueva central de trabajadores, la UNETE algunos dirigentes recien empolvados que temen rasgarse las vestiduras por los derechos de los trabajadores, quizas aconsejados por aquellos que intentan penalizar el derecho a huelga, cuando hasta para una entrevista se les dificulta hablar de los derechos reivindicativos de los trabajadores, y mucho menos de los derechos políticos. Cada vez más hay una separación infinita entre las necesidades de la revolución y la dirección revolucionaria, hace falta una dirección que este al lado de los trabajadores y el pueblo, hace falta una dirección que no sea nombrada a dedo, o por acuerdos entre toldas políticas, pero no basta que se maquillen haciendo ver que son realmente democráticos al ser "elegidos" en tubos, o en asambleas manipuladas. Hace falta una dirección revolucionaria, democrática y socialista, estan invitados todos, a construirla, las que tenemos no nos sirven demasiado acomodaticias y reformistas, recortando leyes en el parlamento, para consentir a los inversionistas y latifundistas. Esta separación infinita es como un parto, y será tarea de las masas populares y los trabajadores parir esta dirección política, estan invitados todos, nuevamente, pero estarán excluidos los partidos de la burguesía, los burgueses, los burócratas, las elites, para ser revolucionaria debe ser obra de los trabajadores y las masas populares, el pueblo llano, humilde, todos aquellos que ya no soportan continuar con falsas promesas, de los cada vez más separados dirigentes de todas las necesidades urgentes. Es urgente obtener el poder protagónico directo, la democracia obrera a diferencia de la que otorga la burguesia con sus instituciones acomodaticias. Hay una separación infinita entre las elecciones burguesas como las que se avecinan para el parlamento venezolano, y las posibilidades de cambios revolucionarios, dentro del sistema capitalista todo es imposible, es necesario entender que por más luchadores y elegidos democraticamente que sean los aspirantes a los curules de la Asamblea Nacional siempre administraran un Estado cuyas instituciones estan al servicio del gran capital nacional y transnacional, donde cualquier atisbo de nacionalismo, o reformismo contendrá la furia de la conspiración económica, los intentos de intervención militar interna o externa, la compra de conciencias y otras fórmulas, que ya tienen en mecanismos de dominación como la deuda externa, entre otras, para condicionar al gobierno que sea, y a los parlamentarios que sean. Me preocupa mucho que los revolucionarios olvidemos esto y arenguemos en función de obtener los curules para luchadores genuinos y elegidos democráticamente, quizas sea el peor error que pueda cometerse al arrancar nuestros mejores cuadros para administrar el putrefacto Estado burgues, que hoy agoniza por la separación infinita y cada vez más entre la lucha de clases y la capacidad de restablecer la crisis estructural del sistema capitalista mundial, llamese globalización, neoliberalismo salvaje, alca o cualquier otro sinonimo que pueda colocarsele, y que seguro algun intelectual de gran talla pueda nombrar. Hay tareas mas urgentes a tener parlamentarios que decidan con el pueblo las leyes que seran aprobadas, tenue ilusión. Necesitamos organizar la resistencia a las nuevas formas de superexplotación, necesitamos dirigentes preparados para defender con todas nuestras armas de lucha, independientemente de quien administre el Estado burgues y de los patronos, con la huelga, con la movilización, nuestros derechos políticos y económicos, en aras de construir una dirección revolucionaria que conquiste el poder para lograr un Estado Socialista.


gretirichard@aporrea.org


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1715 veces.



Greti Richard

Educadora y Comunicadora Popular. TSU en Administración. Activista Social. Artista Plástico.


Visite el perfil de Greti Richard para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas