Nicolás arrancó por la goma y ponchando

El presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros, arrancó por la goma y recetando ponche a las aspiraciones del fascismo que pretende embochinchar al país con el libreto de violencia y desestabilización. La señal lanzada por el mandatario en el Estado Zulia, en la reunión con los empresarios y productores del campo es precisamente la que espera el país productivo y activo, que ya está cansado de las majaderías del conspirador asalta embajadas y doble derrotado, ex candidato opositor, que cada día como en el 2002 se va a Globovisión, a Venevisión, a Televen , a El Nacional, El Universal, 2001 y demás medios comprometidos con la desestabilización del país a dar sus partes de guerra y a fortalecer con su violento discurso el abono de la confrontación

La senda escogida por Nicolás Madura en este inicio de su período constitucional es la correcta para borrar las huellas que dejó el nuevo esquema cambiario, anunciado por circunstancias especiales en plena campaña electoral que le puso la bombeta en las manos a la irresponsable oposición para que manipulara y engañara al electorado haciéndole ver que Nicolás Maduro era un fracasado como administrador, porque en 100 días de gobierno interino acabó con lo que construyó el Comandante Chávez en 14 años.

Claro esa era la idea, eso formó parte del libreto electoral. Desaparecido el Comandante de manera abrupta, pasaba del lucifer, que estaba acabando con la propiedad privada, las libertades y derechos ciudadanos en el país, a ser el mejor estadista que se sacrificó hasta el fin de sus días para construir la patria bonita, con las misiones, con la estabilidad económica y con todos los beneficios que el irresponsable Nicolás Maduro y su equipo, destruyó en 100 días de interinato en el gobierno. Pasaba así el hijo de Chávez, a ser el peor candidato; que de llegar a la presidencia de la república provocaría la catástrofe y el pueblo volvería al hambre y a la miseria de la cual lo había rescatado el Comandante Eterno. ¿La salvación, adivinen quien? Chocolatico nuevo, porque se vistió como Chávez, secuestró todas las misiones asumiéndolas como parte de su programa de gobierno, las cuales apenas llegara al poder decretaría en reorganización y ampliación para darles mayor alcance y eficiencia y a los médicos cubanos de la Misión Barrio Adentro, en agradecimiento a lo que han hecho por el pueblo venezolano, darles la nacionalidad, para que se quedaran en el país el tiempo que quisieran. Claro que esto a cerca de las misiones lo tiró por la borda el 15 de abril, cuando dio la orden a sus hordas violentas, que salieron a quemar mercal, pdval, unidades de la Gran Misión Vivienda Venezuela, CDI y a atacar a los hermanos cubanos que estaban en los centros de salud

Esta campaña sucia basada en la mentira y el delictuoso engaño aunada a la parálisis que en importante núcleos sin formación ideológica, produjo la inesperada partida del líder fundamental, la incomodidad de Nicolás, para insertarse en la micro campaña electoral, que para él resultó el torneo de diez días, frente a dos años largos de campaña de su adversario, abonaron el terreno, par que unos miles de compatriotas confundidos y de paso molestos por las pésimas gestiones de algunos gobernadores y alcaldes, que poco hicieron por los servicios públicos, como el agua, que es competencia exclusiva de ellos, que abandonaron los módulos de Barrio Adentro y los CDI, dejando a los médicos cubanos y venezolanos solos con su voluntad, dignidad, ética profesional y ganas de servir al pueblo, pero sin el apoyo adecuado. La especulación y la escasez de alimentos provocada por quienes ahora quieren diálogo pero en torno a los dólares sin condiciones y aumento de precios en los productos, migraran sus votos como castigo hacía el bando opositor, lo que redujo la brecha a un mínimo entre el candidato de la patria y el candidato del imperio, que no tiene patria, a quien solo le interesa el territorio con sus recursos para subastarlo.

Pero este paso de Nicolás Maduro de tomar el astado por los cuernos y salir a la calle a darle la señal correcta en materia económica al país nacional activo y productivo a darse la mano con sus iguales y a oírles y escucharles, para junto a ellos diagnosticar los problemas y buscarles soluciones en equipo, pueblo y gobierno, es la señal clara que vamos hacía el Estado Comunal y el verdadero empoderamiento del pueblo, que hasta el momento está secuestrado por gobernadores y alcaldes, que confunden el poder popular con comités de focas.

Así pateando calles junto al pueblo, tampoco podrán los flojos y guisadores que los hay en la administración pública, continuar engañando al Ejecutivo Nacional, con vallas y cuñas publicitarias anunciando la optimización de servicios, como en el caso del agua, mientras el pueblo entero padece sed. Esa infamia de las hidromatavotos, unida a otros errores cometidos, por poco le dan la vuelta a la tortilla.

La medida tomada en el sector eléctrico, abre una esperanza para quienes creemos que es supremamente necesario darle un vuelco a la filosofía de servidores públicos que debe ser el principio de cada trabajador de Corpoelec, para junto a usuarias y usuarios asumir con responsabilidad compartida la prestación del servicio, como un derecho universal al cual debe tener acceso el pueblo.

Si bien es cierto que en el sector tenemos dificultades de insumos y equipos para dar respuesta optima a las exigencias del colectivo, también bueno es reconocer que la negligencia y la falta de sentido de pertenencia del algunos compatriotas hacen que esa necesidades se multipliquen y finalmente descansen y desemboquen en las culpas que el de a píe endilga de manera inducida por los medios al gobierno, por cualquier situación que le afecte.

Por eso aplaudimos y tenemos fe que esta nueva forma de gobernar inaugurada por Nicolás Maduro, va a dar frutos siempre y cuando comience con el pueblo en la calle y termine con el pueblo en la calle. Porque si se lleva los problemas planteados para las oficinas burocráticas, perderá las caminatas y sus zapatos y decepcionará a quienes creemos que Nicolás arrancó por la goma y ponchando.



Periodista*

CNP 2414 cd2620@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3144 veces.



Cástor Díaz*

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: