Comunidades cristianas, católicas, evangélicas, protestantes venezolanas rechazan declaraciones de Pat Robertson

“Todo el que odie a su hermano es un asesino” (I Jn. 3,15)





Los/las abajo firmantes, integrantes de diversas comunidades cristianas, instituciones católicas, evangélicas y protestantes de Venezuela, una vez más hemos visto y oído con estupor las declaraciones criminales que impunemente son emitidas desde la Televisión estadounidense. Nos referimos a las palabras del Pastor Pat Robertson, conductor del programa “Club 700”, quien, diciéndose predicador de un “evangelio”, exige al Gobierno de Estados Unidos que asesine al Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, e intervenga abiertamente en nuestro País. Estos pronunciamientos criminales son absolutamente anti-cristianos y éticamente condenables, porque constituyen desde todo punto de vista una apología del delito y una instigación a delinquir, por lo que deben ser debidamente juzgados conforme a las leyes federales norteamericanas, así como por los tribunales internacionales, además de que constituyen una deshonra para el noble pueblo estadounidense, al cual tenemos en alta estima.



Las declaraciones de este representante del fundamentalismo religioso y político de los Estados Unidos constituyen, no sólo una agresión contra los derechos humanos más elementales, sino un agravio contra un Presidente legitimado democráticamente en diez (10) procesos electorales, y un insulto contra el digno pueblo de Venezuela que hoy protagoniza con humildad, pero con firmeza, uno de los episodios estelares de su historia republicana.



Como cristianos y cristianas, como venezolanos y venezolanas, creyentes en el Dios de la vida y del amor, rechazamos de la manera más firme el llamado a la violencia, al magnicidio y al desprecio a la soberanía de nuestro país, que está propiciando este predicador de la muerte.



Exhortamos al Presidente Bush a que condene categóricamente las declaraciones de este líder religioso, ex-candidato presidencial de su país. Repudiamos este tipo de discurso que se usa para legitimar las agresiones, las guerras y el saqueo de los recursos naturales en el mundo entero. Hacemos un llamado fraterno a las iglesias de los Estados Unidos a rechazar la doctrina del “destino manifiesto” que pretende justificar los atropellos más viles en nombre de Dios y de la “seguridad” de esa nación. Apoyamos a los sectores cristianos de Estados Unidos de Norteamérica que luchan decididamente contra la violencia, la guerra, el atropello y la intervención. Ninguna nación debe pretender construir su propia seguridad sobre la agresión y la injusticia.



Llamamos a todas y todos, a los cristianos/as, a los/as venezolanos/as y los/as latinoamericanos/as, a orar por nuestro Presidente y denunciar proféticamente la manipulación de la Fe que hacen las jerarquías religiosas, tanto en el ámbito nacional como internacional, con la intención de frenar los procesos liberadores que protagonizan en buena hora nuestros pueblos.



El momento es preciso para evocar la memoria del Reverendo Martín Luther King, apóstol de la libertad y de los sueños, nacido en ese gran país del norte, quien, en virtud de su compromiso con los excluidos, se convirtió en patrimonio de la humanidad. Escuchemos la voz del Pastor Luther King, quien, desde el pequeño cementerio de negros en Atlanta, sigue clamando justicia, ya no sólo para sus hermanos de color, sino también por los niños y niñas y pueblos enteros que mueren por hambre o despedazados por los misiles, en más de ciento cincuenta conflictos armados que tiñen de sangre a millones de habitantes en todo el planeta.





Por Encuentro Ecuménico “Juan Vives” – ECUVIVES:

María Mercedes Lecuna, católica

Oswaldo Ramírez,

Prof. Jesús Alirio Pernía, católico



Por Fundación “Martin Luther King” de Venezuela:

Rvdo. Ramón Castillo, pastor pentecostal (UEPV)



Por Cátedra de Derechos Humanos “Juan Vives Suriá” de la U.B.V:

Prof. Javier Arrúe, católico

Mimma Di Marcoantonio, católica



Por Colectivo Presbiteriano de Venezuela:

Rvdo. Obed Vizcaíno, pastor presbiteriano

Rvdo. Valmore Amarís, pastor presbiteriano

Rvda. Migdáleder Mazuera, pastora presbiteriana

Rvdo. Tomás Vargas, pastor presbiteriano

Rvdo. Richard García, pastor presbiteriano

Pbra. Dra. Loida de Valera, presbiteriana

Pbro. Jesús Valera, presbiteriano

Pbra. Raquel Mata, presbiteriana



Por Comunidad “Juan Vives”:

P. Jesús Silva, sacerdote católico

Elena González, educadora católica

Teresa Rangél, católica



Por Movimiento Cristianos por la Paz:

Rvda. María Jiménez, pastora presbiteriana

Rvdo. Uriel Ramírez, pastor presbiteriano



Por Fundación “Debate Abierto” – FDA:

Lic. Modaira Rubio, comunicadora social

Dr. Carolus Wimmer, politólogo



Por Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos

Desaparecidos – FEDEFAM:

Judith Galarza, activista de derechos humanos



Por Comunidad Luterana “Jesús, el Buen Pastor”

Rvdo. Argenis León, pastor luterano

Carol Lenderbor, historiadora



Por Unión Evangélica Pentecostal Venezolana

Obispo Gamaliel Lugo, pastor pentecostal



Por Acción Ecuménica:

Manuel Larreal, Director, católico



Por Hermanas del Sagrado Corazón:

Emilia M. Martínez, religiosa católica

María Luisa Navarro, religiosa católica

Fernanda Vacas, religiosa católica

Yulitza Bermúdez, religiosa católica



Por título personal:

Lcdo. Adrián Cárdenas, teólogo anglicano

Lcda. Dougmary Caridad, comunicadora social (MIJ)

Luís Salazar, comunicador social (Catia TV)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4622 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter