Chávez creador

Le toco al comandante toda la carga histórica de orientar y dirigir a un pueblo que renació cuan ave fénix después de décadas de oscurantismo y traición…Venezuela fue el santuario de la traición, hoy un reto el derrotarla, aunque aún pulula por allí. En un momento en el cual el país se encontraba al borde del sepulcro, hacer el papel de Cristo el redentor y levantarnos como a Lázaro para dejarnos las alamedas abiertas del futuro, no es obra sino de un gigante como Chávez.

Muchas dudas existen en torno a las causas de su muerte, seguramente somos muchos quienes nos inclinamos a pensar que al comandante le inocularon su enfermedad, incluso el propio presidente Nicolás Maduro así lo ha manifestado públicamente, distintos analistas y estudiosos coinciden en que existen suficientes razones políticas para pensar en esa hipótesis del atentado, hecho con la filigrana científica y tecnológica que solo el imperio está en condiciones de hacer.

El Chávez hombre, líder, revolucionario, es insustituible, no así su legado que estará vigente por los siglos de los siglos. Hemos llegado a un punto en el cual no es fácil ni siquiera pretender devolverse, quizás hemos pasado la raya de la irreversibilidad sin siquiera darnos cuenta. Así como Bolívar nos dejó un legado que fue santificado y usado por la burguesía para manipular, en el caso de Chávez la realidad es absolutamente distinta. El proceso venezolano está en un punto de no retorno al pasado y solo será el pueblo quien pudiera permitir la reversión.

No obstante, el pueblo chavista, que es decir el pueblo bolivariano, parece estar a la altura del momento histórico que vivimos en medio de este mundo convulso en donde el imperio hace lo posible por revolver las aguas y enturbiarlas para, como dice el dicho, “pescar en río revuelto”, pero no les será fácil en el caso de Latinoamérica que surge ante el mundo como la alternativa posible para salvar la humanidad.

Los burgueses se burlaron con el 5to planteamiento en el plan de la patria, banalizaron sobre el tema, quisieron desviar la atención al respecto, sin embargo, hoy más que nunca se hace presente la instauración del socialismo para salvar la especie humana. Para determinarlo solo basta hacer una leve revisión de lo que ocurre en el planeta.

Las provocaciones imperialistas en la península de Corea, la Agresión a Libia, triunfante en parte, la invasión a Siria, el asedio a los procesos revolucionarios en Latinoamérica, etcétera. En este contexto no es una locura pensar en un atentado a Chávez, usando para ello altísima tecnología y colocando la ciencia al servicio del mal.

Momento y espacio, condiciones objetivas y subjetivas, en ese espacio surgen los rayos luminosos como Chávez que parten la historia en dos. Cuando hablamos de Chávez creador, nos referimos a que fue capaz de interpretar su momento histórico y actuar en consecuencia. La burguesía nacional e internacional se esmera en establecer abismos, e interpreta lo ocurrido como los procesos de transición burguesa en donde se desprecia las capacidades de los colectivos que es muy superior a las individuales, aunque, en determinado contexto los hombres parecieran imprescindibles, Chávez es uno de ellos.

Hay quienes están muy preocupados por los lados de la clase burguesa, aún cuando sus mecanismos son utilizados por la revolución, amparados en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el contraste vivido en tiempo real pareciera despertar con mayor ahínco la consciencia de encontrar la humanidad en la vida social. La consciencia del deber social se acentúa, el reto de enfrentar los problemas del capitalismo no solo en el plano económico sino cultural, sociológico y espiritual es parte de la labor creadora de Chávez. El haber rescatado no solo a Bolívar sino también al Cristo redentor y revolucionario nos pone un paso delante de marxistas y marxólogos que intentaron interpretar a Marx solo como él no había recomendado que se interpretase su teoría revolucionaria… “solo se que no soy marxista” señaló Marx, para intentar derrumbar los enfoques dogmáticos de los procesos que se desencadenarían en el mundo.

Se puede decir que Chávez fue un marxista autentico, es decir, interpretó “la historia de la humanidad como la historia de la lucha de clases”, aunque para muchos teóricos del socialismo esto constituía una anatema, el momento histórico de Chávez le permitió in surgir contra las teorías desviacionistas que pretendían establecer como un hecho “el fin de la historia”… el derrumbe del bloque soviético, la caída del muro de Berlín y el avance indetenible del capitalismo hizo de la gesta venezolana un antes y un después que trascenderá al planeta. Todavía es temprano para dimensionar exactamente el aporte de la revolución bolivariana al mundo. Otro elemento creador de Chávez es sin duda concentrar la voluntad de cambio en los pueblos, de allí el poder popular, que coloca al colectivo en su justa dimensión transformadora, si la revolución es para los pobres, solo éstos serán capaces de hacer dicha revolución, claro está, con una vanguardia muy esclarecida…esta es una línea gruesa, lo del poder popular, que apenas se desarrolla, pero que es imposible de soslayar para entender el nuevo mundo bajo las orientaciones del chavismo, no como dogma, sino como una fuerza creadora incontenible. Si el chavismo deja de ser creativo estamos colocando en riesgo el éxito de la humanidad. Esto puede ser petulante, pero observen el globo terráqueo y las distintas luchas que se libran y se darán cuenta que solo el chavismo creativo es capaz de transformar el planeta en un mundo vivible.

En este orden de ideas, nos parece baladí el debate de algunos con respecto a distintos temas en donde se recurre a la tetra de siempre, usar cualquier subterfugio para sembrar las dudas y distraer los temas centrales.

Es el caso del documento de Nicmer Evans, por ejemplo, o en el caso específico del estado Trujillo, la actitud asumida por un colectivo que se autodenomina Comando Kuikas, quienes por cierto se consideran los “dueños de la historia”, sin desmeritar los logros por la recuperación de espacios históricos y culturales.

Sin embargo, cuando la burguesía hace esfuerzos denodados por desviar la revolución, casualmente surgen estos ideólogos prepotentes planteando cosas que, cosa rara, solo beneficia al enemigo, la división de las fuerzas revolucionarias.

Volvemos al Chávez creador y triturador de todos los moldes, el Chávez que fue capaz de utilizar los mecanismos de la democracia burguesa para minarla desde su corazón, el Chávez que logró engañar al enemigo que se confió y pensó que tarde o temprano éste caería en sus redes… Chávez burló la muerte al burlar los estratagemas del sistema capitalista, pero lo más curioso, sin mentir, lo cual es una osadía que se convierte en un acto de valentía extraordinaria.
Chávez se dio el lujo de decirle a los burgueses en su cara que iríamos hacia el socialismo, quizás no le creyeron, cuando reaccionaron ya era tarde.

Decimos que la revolución venezolana en tiempos de guerra fría quizás no se concrete, solo luego del vacío y la confusión, solo en medio de la oscuridad los rayos como Chávez se hacen luminosos sin encandilar. Chávez nunca encandiló con sus teorías, las mismas fueron familiarizadas en el llano, en el barrio, en la fábrica. Chávez hizo de las grandes teorías súper enredadas un librito de Rius, Eduardo del Río García, el mexicano universal.

Chávez tuvo la virtud de hacer de los ideólogos burgueses su punta de lanza para desnudar un sistema insostenible en concordancia con la vida humana, eso no es poca cosa, requiere de una gran creatividad, se necesita ser un creador colosal para enfrentar sin prejuicios de las viejas izquierdas el tema de una revolución.

CON CHÁVEZ SIEMPRE…MADURO PRESIDENTE…

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1447 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor