Una pregunta al embajador de estados Unidos…

Apreciado Sr. Embajador de los Estados Unidos de América, podría Ud. indicarme en que país del mundo el Sr. Bush, presidente de su nación se puede dar el lujo de pasear por medio de la calle en un coche descapotable acompañado del presidente de ese país.



Por que……visto lo de este fin de semana, que nuestro presidente paseo por las calla de Pinar del Rió en Cuba, acompañado del comandante Fidel Castro, saludando al pueblo en la calle, en una suerte de comunión fraternal entre los dos pueblos a través de sus respectivos jefes de estado.



Y le pregunto esto ya que el presidente Bush, llega y sale de los países que visita en forma fortuita, a lo calladito, sus visitas en muchos sitios son cortisimas, breves y fugaces sin contacto con el pueblo llano de los sitios que visita. Uno dirá que es miedo o vergüenza, lo cierto que no da la cara. Pero si es que en los propios Estados Unidos, hay muchas ciudades que no visita y otras que sus pobladores se enteran de las visitas en los noticieros de lo secreto de las visitas. Seguridad de estado dirá Ud.



Pero fíjese Sr. Embajador que eso que Ud. vio el fin de semana (Y estoy seguro que lo vio bien) es DEMOCRACIA, esos jefes de estado nos les da miedo su gente, pues son parte de la gente. No les da miedo andar por las calles y compartir pues no tienen a que temerles. Bueno si pueden tener temor que un pistolero a sueldo de su país, si de los Estados Unidos de América, paladines de la democracia, los ajusticia por intereses reñidos con los pueblos.



Esa es la gran diferencia entre Venezuela y Estados Unidos de América. Nuestra democracia es una democracia viva, que crece que se nutre de cosas buenas que se fortalece cada día. La democracia de los Estados Unidos de América es un parapeto para el reinado de una mafia oligarca.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2691 veces.



Roberto Pérez


Visite el perfil de Roberto Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Pérez

Roberto Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas