¡Oh Dios -mamma mía-: Capriles se jodió nuevamente!

Globovisión informa sin interés de perturbar la salud física ni mental que incomode la realidad psicopolítica de la oposición venezolana, que:

Por motivos que aún se desconocen y, que corre libremente por las redes sociales de Internet como un rumor posible: se especula y, aunque nuestras enviadas especiales, las periodistas profesionales a todo rigor, Carla Angola y María Elena Lavaud, con el amor preñado de informar en sus condiciones de hurgadoras auténticas que las ha caracterizado sin desmedro: se encuentran averiguando in situ: el porqué, el cómo y el cuándo de la causa que originó el “patatús filantrópico” que ha sufrido el insigne e insustituible candidato de la MUD.

¡Última hora!

Nuevamente el canal del pueblo libre como lo es Globovisión: se encuentra en el lugar de los hechos, para desmentir sin complejos: los runrunes del odioso y provocador Nelson Bocaranda y, de la bicha burda, Berenice Gómez, quienes contradicen con intrigas malsanas la verdad sobre lo ocurrido al apreciado “luchador” de las causas desconocidas como lo es Capriles Radonski a, quien le pedimos disculpas por la fábula desarrollada en su contra que es contraria a nuestro fin mediático, como es el de informar con veracidad sin perturbar nuestra tarea de no contagiar ni afligir por muy calloso que sea el entuerto de darla a conocer, tal cual, como ha sucedido que, es nuestra rutina del deber, el que nos aferra a nuestros televidentes por su paz interna y bienestar familiar.

Y, basado en ello y, sin ganas de escandalizar ni de alborotar, mucho menos de ponerle carne de gallina a los treinta millones de venezolanos que votarán por el líder que se copió de los fascistas del mundo y los imita a plenitud en Venezuela, nos desconsuela: desconsolarlos al decirles que lo que sucedió fue que un autobús fletado de chavistas patriotas que se movía en una vía del litoral central con entera libertad que iba hacia el futuro inmediato: se llevó por delante a Capriles que estaba en plena campaña de oferta pública a su candidatura fue, atropellado abrumadoramente por votos invisibles que cayeron del cielo de la esperanza, que, lo dejó en muy malas condiciones políticas de traga cuentos mañosos de final incierto y, hay que destacar que el conductor como hijo del pueblo venezolano de apellido desconocido como “Maduro” se dio a la fuga y tomó rumbo hacia Miraflores y, en sus cercanías se metió y, desapareció con el poder del pueblo para siempre.

Es de hacer público con la solemnidad del caso en que estamos empeñado como planta televisiva que es Globovisión que hemos rescatado de las catacumbas desinformativas en que nos metió de lleno nuestro presidente Guilermo Zuloaga. Él, que se propuso sacar del poder al presidente Chávez y, casi lo logra con métodos nada democráticos, pero, no lo logró y, con lágrimas en sus ojos lo reconoce y sin rencor ninguno pide perdón al pueblo venezolano por haberse equivocado en llevar adelante durante horas, días, meses y años: quedando mal parado como se va con las manos vacías de poder a que vivía acostumbrado antes de llegar Chávez al poder y, que él espera que esté donde esté lo disculpe como él sólo sabe hacerlo con su grandeza infinita que siempre puso de manifiesto en favor de las grandes mayorías, incluyendo a los pobres y desamparados del mundo y, por tal razón como él se fue en paz. Guillermo Zuloaga lo hace -al recibir una fortuna envidiable por el canal- y, saluda a Capriles Radonski al que deja a la voluntad de su suerte sin nunca más meter ni un dedo por él ni por los partidos de su causa, imposible de justificar con ideas.

Señoras y señores. Hacemos de su conocimiento que Globovisión ha dejado de ser lo que era y, ese sueño que soñaron está por verse. Por lo que los invitamos a seguir soñando, mientras tanto, Globovisión continuará desestabilizando con la misma fuerza con que empezamos en un país que no hay libertad de expresión y acá la puso en práctica Nelson Mezerhane con el libertinaje que mantuvo siempre en su dirección en el canal, Alberto Federico Ravell, que dios ilumine al igual que a Zuloaga por obtener tanto dinero a cambio de jugar con la voluntad de un conjunto de venezolanos que hoy están más locos que nunca.

estebanrrojas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4531 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a161497.htmlCd0NV CAC = Y co = US