Diálogo ardiloso -entre Ledezma e Ismael García- de política

Después que finalizó la pequeña concentración en la plaza Brión de Chacaíto: en que la harina pan de La Polar se hizo presente y se “vendió” sin sobreprecio como el “producto” más deseada de ese acto y de Venezuela, en que los presentes saborearon con la vista de cerca y, pensaron que al final de él mismo iban a comer arepas rellenas como si estuvieran en una arepera del este. Se quedaron con las ganas y la intención fue meterla como un “paquetazo” amarillo como aliciente de PJ que, realzara el color de esa agrupación política.

Ramos Allup sin pelos en la lengua se quejó y llamó estúpido al de la idea que, no fue de Antonio ni de Ismael y posiblemente del libre pensador como zorro que es Julio Borges.

Dispersos los asistentes del pequeño fracaso de reventar las calles y, en particular esa plaza con las intervenciones de los líderes que más eran que los afines a sus ideas se perdieron de vista con el rabo de su silencio entre las piernas de sus deseos que, eran otros y sirvió de motivo a los líderes ajenos a PJ como es Antonio Ledezma e Ismael García para tener un cruce de palabras en el automóvil en que se desplazaban sin dirección definida.

Lo que nos sirvió a nosotros captarlos con suspicacia insidiosa izquierdista dentro de la electrónica aleatoria que con método analógico grabamos tan interesante conversación que hasta el día de hoy mantenemos nuestros pelos de atención de punta y, el primero en hablar fue Ledezma quien le preguntó sin formalismo alguno a Ismael García, rompiendo nuestra atención:

-¿Ismael, cómo te pareció a ti el acto de hoy y en particular mi interesante intervención –dame tu opinión sincera? Mi opinión Antonio es que te botaste, veo que cada día te superas en el arte de manifestar tus ideas y de cobijar a la oposición sin subterfugio alguno, pero, si quieres que diga la verdad la que estás esperando: para mí el candidato tiene que ser Capriles, ya que él tiene más pueblo y más dinero que ofrecer que tú y, además él es más joven, aunque tú eres el fogueado, no te veo chance y, disculpa por mi pequeña digresión.

-¡Coño! Ismael no te conocía esa dialéctica marxiana que alguna vez –Teodoro- les metió a lenguaradas por los ojos del saber a ustedes en el MAS. Además, no te recrimino tu disentir hacia mí que tus motivos tendrás y, por haber sabido saltar la talanquera chavista fuiste a parar a Globovisión como amigo de Zuloaga y de Mezerhane que le dieron estamento a tu condición humana.

Ismael, pensó y se lamió los labios con rapidez lingual y expresó inmediatamente, ¿sabes una cosa, Antonio? Posiblemente tú sepas más que Capriles en política como viejo más que por diablo, pero fuera del Distrito Capital a ti no te conoce nadie y sin equivocarme creo que en Guárico como guariqueño: eres un extraño –políticamente- en ese estado de Venezuela, por decirte uno, Antonio.

-Okey. Ya estamos claro sobre tú interés y las razones que tengas no las voy a discutir y, por demás está decirte que tú y Podemos con sus cuatro pelagatos no me preocupan si no me apoyan y, ahora sospecho el por qué cuando hablas en público te empinas para hacerlo, a lo mejor para que sepan que tú estás ahí -¿me pelo en eso, Ismael? –preguntó Ledezma.

-No vale, estás equivocado, lo que pasa es que tengo un juanete y una uña del pie derecho metida en la carne desde hace años que me molestan y, esa es la forma de enfrentarlos y entretenerlos como calmante cuando, intervengo frente a las cámaras o, en público, incluyendo la AN.

-Y, otra cosa: hoy sin disimulo y sin piedad amiga ninguna: me echaste la partida para atrás encerrando el doble seis de mi aspiración como candidato presidencial dentro de la MUS al darme tu apoyo a la reelección de alcalde metropolitano que no está en mis planes. Se quejó Antonio.

-Tú sabes Antonio, que, yo sigo órdenes y Borges me ha dicho que te tire de frente y que no te deje pasar una y, eso hago, bien o mal, pero lo hago, tal cual, el ecléctico que soy. Por lo que allí, si vas a tener que disculparme como amigos que somos de este fermento callejero que se llama oposición. Fue lo que respondió Ismael y, agregó: ambos como feos que somos…, pasamos desapercibidos queramos o no y, eso queda para que la Historia lo guarde como algo quizás fenomenal dentro de la política distraída.

-Mantengo –expresó, Ledezma- una fe ciega que yo he de ser el sucesor de Chávez, cualesquiera sean las circunstancias. Ismael rió en respuesta.

No sabemos qué pasó después: al perder la onda sibilante que emitía la amable conversación entre esos dos líderes y, camaradas de la oposición que bailan la misma cuerda con las peroratas y formas de afrontar situaciones políticas nacionales.

estebanrrojas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1281 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a160048.htmlCd0NV CAC = Y co = US