Los Negros Primero: afrodescendientes hoy

Para la mayoría de los venezolanos cuando hacemos referencia a la participación de los africanos y sus descendientes en las guerras de independencia, hacemos obligada referencia al “Negro Primero” figura esta que quedó encarnizada por uno de los tantos afrodescendientes que participaron en la célebre batalla de Carabobo y en otras batallas, sobre todo lo que hemos aprendido y recreado, cual visión euro centrista como la del célebre poema épico griego de la Ilíada y la Odisea de Homero o el contrapunteo del zamuro y el avión en la voz de muchos cantantes de la recia música llanera, que habla de la participación de los afrodescendientes y de las relaciones dominador/blanco, dominado/negro y específicamente este personaje tan mal aprendido que casi le pide permiso al General José Antonio Páez para morirse, en atención al posible grito de mando “no huyas cobarde” en pleno campo de batalla y luego morir de manera supuestamente digna cuando este soldado le increpa al coincidencialmente General en Jefe desde ese momento, diciéndole que solo venía a decirle que no huía, ni estaba muerto todavía. Conversando sobre este tema con el ya fallecido político, historiador y escritor, mentor zamorano de nuestro presidente Hugo Chávez, Don Arístides Ruiz Guevara, nos decía que en el archivo militar de los vencidos españoles, en Simancas de la región de Extremadura, España, donde muy pocos de nuestros investigadores consultan, de donde sale la información del juicio de Bobadilla, nada mas y nada menos que para el entonces calificado como delincuente, Almirante Cristóbal Colón. En este mismo archivo, el 24 de junio de 1821 fueron reportados como muertos por el enemigo cuatro hombres afro y aparece entre ellos un tal Pedro Camejo, asesinados bajo tortura la noche anterior y reportados a las seis de la mañana, es decir si la batalla comenzó a tempranas horas de la mañana y finalizó poco mas allá del mediodía como dice la historia, entonces ¿Quién es el Negro Primero o Pedro Camejo ?.

Desde quienes seguimos la corriente histórica en la investigación militante, nos atrevemos a decir que deberíamos hablar del “negro alante”, pues bastante sirvieron como carne de cañón al igual que los indígenas originarios, tal vez por las múltiples razones de la economía política del racismo, como lo dice el investigador histórico Jesús Herrera en su libro sobre el tema. Los esclavizados tenían valor comercial y por supuesto tenían asegurados sus puestos en los campos agrícolas, plantaciones, factorías y también en los campos de batalla, por voluntad de sus amos y de sus aliados, de tal manera que estaban de primeros en estas listas de privilegios. Coincidencialmente el pasado jueves 21-02-13 se dio a conocer la fundación de carácter intercultural e internacional FICULNA en la cual he venido trabajando el módulo AFRO e INDIGENA, conjuntamente con otros compañeros de diferentes colectivos del país, desde Caracas donde se ha dado el inicio, allí en la Plaza El Venezolano, denominada así desde 1882 en el mandato de Antonio Leocadio Guzmán, aunque su existencia se remonta al año de 1595 con la creación del convento de San Jacinto, allí en sus históricos alrededores, se ubica una de las casas de crianza de nuestro padre libertador Simón Bolívar y donde también coincidencialmente se encuentra la muestra de un reloj solar ideado por el sabio alemán Alejandro de Humboldt en 1802 que dejó en su paso por este país y que marcó las horas que acompañaron la muestra del uso de la energía solar para usos domésticos en el medio rural y urbano, con la energía solar para todos, y así poner de manifiesto las potencialidades de este colectivo socio cultural y político. Todo esto me hizo recordar una nota publicada en este mismo medio; titulado AFRODESCENDIENTES, 200 años después ( http://www.aporrea.org/actualidad/a126959.html) inspirado en la réplica del célebre cuadro sobre el 19 de abril de 1910 de Juan Lovera en el Museo Bolivariano, esta fue una ocasión para disfrutar el casco histórico de nuestra capital en pleno festival de teatro, que como nunca se había visto como respuesta al pueblo caraqueño, con la recuperación de muchas de sus salas y teatros que estaban en el total abandono y del teatro de calle con la representación de personajes de la época.

Una vez más los afro presentes de primero (adelante) en el acto de desagravio a la cultura bolivariana y al presidente en su retorno, contra el vicio capitalista de la payola, a la canalla mediática internacional y otras perturbaciones, de esta manera tuvimos la oportunidad de ver al compatriota cantautor e investigador militante Andrés “Kilombo” Duarte, que irrumpió con sus cantos de tonada afrovenezolana reivindicando la zona barloventeño-tuyera a través de su canto, llamando al coro del ¿Dónde estará mi negrito?, del zangueo al Che Guevara y del canto a los tres tambores que tiene el Tuy. De seguido no podía faltar la representación haitiana con Soso-mix y Aldrey que a través de sus cantos en castellano y en su lengua vehicular (creole) reconocen en Simón Bolívar su primer representante como importante comunidad migrante en el siglo XXI. El cierre de dicho acto estuvo a cargo de Cheo Linares y su orquesta reivindicando no solo el controversial término de “salsa” como género musical del Caribe, sino el espacio que muchos autores, investigadores, compositores y arreglistas reconocen desde los años 60 a Caracas como la capital salsera del Caribe. Como diría Phidias Danilo Escalona acompañándolo con el sabor y el bembé lo impuso en la radiodifusión venezolana, también en el primer disco de Federico y su Combo Latino, en los diferentes centros de espectáculos salseros y salas de baile, paralelamente a lo que aconteció y acontece hoy en otras capitales de nuestramérica y mas allá, como lo expresó el representante de la federación nacional de las comunas al reconocerse étnicamente diciendo: “…nosotros los negros, ahora llamados afrodescendientes…” esto representa una muestra mas de la herencia africana que se asume orgullosamente y pasar a ser también de los primeros en el baile y toque de tambores, incorporando otras actividades compartidas con el resto de las culturas constitutivas de esta sociedad bolivariana multiétnica, pluricultural y plurilingüe.

cesarquinteroq@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2548 veces.



César Quintero Quijada


Visite el perfil de César Quintero Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: