Entre tanto

La victoria de Chávez en Ecuador

La Revolución ciudadana que avanza con paso firme en Ecuador, impulsada por ese pueblo bolivariano y liderada por Rafael Correa, acaba de asegurarse cuatro años más de gobierno, con la victoria electoral del pasado domingo 17 de febrero.



El ejercicio consecuente de una gestión que ha transformado radicalmente la situación económica, política y social, del pueblo ecuatoriano, ha conseguido afianzar la convicción en el liderazgo de su presidente, Rafael Correa. Su reelección para un nuevo período, con más del 60 por ciento de los votos del electorado, reitera lo dicho.



Correa ha sabido gobernar obedeciendo a su pueblo. Su experiencia política militante, su formación profesional y el arraigo de un carácter firme pero afable y dialógico, le ha conducido a construir ese liderazgo que hoy aflora de manera referencial por toda Nuestramérica, luego de la victoria en 1998, de Hugo Chávez Frías, para comenzar su primer gobierno en Venezuela.



Correa, Morales, Kirsner-Fernández y, por extensión, Mujica, Lugo (por ahora, depuesto en Paraguay), Ortega (pese a todos los antecedentes sandinistas que no lo colocan en línea directa con el proceso de los últimos 14 años) y, con sus diferentes matices, Lugo-Rusef y el mismísimo Zelaya (también depuesto) en Honduras, son expresiones directas o indirectas de un único e indiscutible liderazgo, el de Hugo Chávez Frías.



Chávez líder, nace como tal, en Venezuela (1992), muy poco tiempo después de la rebelión popular que enfrentó directamente a las políticas neoliberales del gran capital, aplicadas a través de organismos como el FMI y el Banco Mundial, en connivencia con gobiernos sumisos, apátridas y proimperialistas como el que, en 1989, encabezaba en Venezuela, Carlos Andrés Pérez.



Al convertirse en Presidente Constitucional de la República, en 1998, Hugo Chávez no hace sino confirmar su propósito de conducir a la Patria hacia nuevos rumbos, tal como lo prometiera en el acto de rendición, luego de no poder conquistar el poder en febrero de 1992. Su consecuente accionar lo devela íntegramente, como el auténtico vocero de ese pueblo que no consiguió –aún 200 años después- alcanzar la libertad e independencia que habían emprendido hombres como Francisco de Miranda, Simón Bolívar y Antonio José de Sucre, entre otros.



El pueblo venezolano y Hugo Chávez convertido en su vocero y líder, se convencen de que hay una independencia por concluir, una integración por construir y una Patria libre y socialista por edificar. Comienza (o continúa, para ser exactos) la historia presente de transformaciones, que lleva por nombre Revolución Bolivariana.



Por eso, no es un exabrupto decir que la reciente victoria de Rafael Correa, es también la victoria de Hugo Chávez, y la victoria de todos los pueblos antiimperialistas del mundo, que saben que aquí se forja cotidianamente el camino de la libertad, de la soberanía y de la total independencia de nuestros pueblos.


ivanpadillabravo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.



Ivan Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a159522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO