La Bolivariana sigue los pasos de la Misión Sucre

Para quienes conocemos las características de los “personajes” que están al frente de la UBV, no es extraño el caos y el desastre administrativo existente hoy en esta institución. Es la extensión, como una metástasis, del cáncer que crearon en la Misión Sucre desde sus mismos inicios y que hoy continúa carcomiendo, hasta su destrucción total, lo que ha podido ser una de las misiones más exitosas del presidente Chávez. Y cuando digo “destrucción” no es porque piense que en algún momento estallará como cadáver putrefacto, producto de toda la descomposición habida en su interior. No. El dinero, y mire que se les ha dado recursos financieros, tiene la virtud de mantener “vivas” a algunas organizaciones, que aún sin cumplir con sus funciones e, incluso, sin funcionar en absoluto, permite que muchos de sus funcionarios, éstos sí muy “vivos” por cierto, la hagan aparecer como activa y exitosa ante los ojos del Presidente y de la gente.

Recuerdo perfectamente la gran propaganda efectuada sobre las ya famosas “aldeas universitarias”, que daba la impresión de que estos “núcleos municipales universitarios” ya estaban construidos e iniciando su funcionamiento. ¿Todo ese dinero para qué? Para que el Presidente, de todas maneras, se diera cuenta del engaño unos meses después. Recuerdo el “Aló Presidente” en el que le preguntó al ministrillo de la esquina del Chorro si no se había construido ni siquiera una aldea universitaria hasta ese momento. El pobre ministrillo, porque en definitiva hasta lástima nos da, balbuceó que sólo se había construido la Aldea de Santa Elena de Uairén, pero que ésa “era otro proyecto”. Y yo le pregunto: ¿Cuál otro proyecto? ¿Será acaso un proyecto de los marcianos? ¿Será un proyecto de otro ministerio que se le adelantó, a pesar de la “gran velocidad” con que se mueve en el Ministerio? O, como todo el mundo en el sector sabe, es parte del Proyecto Gran Sabana, aprobado por el ministro Navarro y ejecutado por la OPSU, en el que participan varios ministerios y organismos oficiales, donde hoy cursan 7 carreras en 4 universidades unos 400 estudiantes de la región, con más de un 30 por ciento de participación indígena, todos los de la Misión Sucre (84) y otros excluidos del pasado no atendidos por la Misión Sucre (80), además de los bachilleres aceptados a través del programa nacional de admisión CNU-OPSU.

Ministrillo, vaya al Fuerte Roraima en Santa Elena de Uairén y vea lo que es una aldea bolivariana universitaria y como funciona. A ver si alguien lo ilumina y mejora en algo su ya negativo desempeño. Ya el Presidente no encuentra cómo decírselo, ya se está desesperando por su abulia e ignorancia. Volviendo a la UBV debo decir que se va a cumplir lo que el Presidente quería de integrar la Misión Sucre a la UBV, pero no en la forma que el Presidente desea, sino por la vía de extender el desastre e ineficiencia de la Misión Sucre a las actividades administrativas y académicas (horror) de la UBV.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3754 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15914.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO