¿Por qué si votar?

Dejar de votar este 7 de Agosto es de tontos y conformistas; cómo abandonar el juego cuando haz ganado por 9 veces consecutivas y vas por el décimo triunfo. Tonto inútil fui yo cuando por vez primera me toco votar; primero porque lo deje para muy tarde, ya que al llegar a ejercer mi derecho, ya habían corruptamente trancado las mesas. Pero eso no fue lo peor; ese voto iba hacia Acción democrática; después de años di gracias a Dios porque no voté, hubiese manchado mi historial electoral.



Después de eso le di mi voto evangélicamente a ORA, recuerdan aquel partido de derecha que fue un batacazo y que la prensa ocultó; gracias a Dios también que no ganaron, estuviese lamentándome todavía, y mejor aún porque era yo candidato a Concejal, para ese entonces ni sabía qué era una Asociación de Vecinos.



Un tiempo después comencé a mejorar mi elección, con un poco más de conciencia le di en otras elecciones mi voto a CAUSA R aquella Causa R que en nada se parece a la escueta figura de partido oposicionista de hoy. Voté por Aristóbulo y éste arrazó, luego me robaron el voto con la derrota impuesta al candidato presidencial Andrés Velásquez. Gracias a Dios una vez más que ese tipo no ganó. Ciertamente el golfo lo hubiésemos perdido y todo cuanto tenemos o nos queda.



Con la llegada al escenario de Hugo Chávez fue que comencé a disfrutar votar; desde que se lanzó la vez primera hasta hoy cuando sé que ganara el 7 de agosto, porque es también el triunfo de él. Este 7 de agosto así como el próximo diciembre en las elecciones de diputados, así como en las presidenciales en el 2006; votar será todo un deleite, ahora es que me queda por votar y ganar.



No estoy en ninguna lista de algún partido o movimiento; mi participación la hago dentro del proceso revolucionario, activo en un partido de izquierda y con mayor conciencia que hace 15 años porque para que me engañen hay que echarle una y parte de la otra. Sé lo importante que es apoyar a personas que lo harán bien el el gobierno desde la base hasta en el parlamento.



Ciertamente que cada uno de estos miles de candidatos tienen tamaña responsabilidad. A ellos nos debemos y sobre todo acompañémosle no solo en las urnas sino en todo el proceso de sus gestiones; ese es el auténtico voto.



Pero no todo termina allí, votar va más allá, cuando vas entendiendo la participación en un proceso sui géneris en el mundo, cuando comienzas a colaborar construyendo desde abajo, de alguna manera, con un sistema político nuevo o por lo menos más progresista que en otro tiempo, me refiero al socialismo bolivariano. Eso si que es una enorme labor, y se hace de distintas formas; cada uno debe ubicarse de acuerdo a su capacidad de comprensión porque no estamos jugando a la revolución, esto es más serio de lo que te imaginas. Solo reflexiona tratar de cambiar de un sistema por otro en una dinámica de presión, oposición pero sin derramamiento de sangre.



El ejemplo nuestro desarmará al mundo porque la verdadera batalla se da en el campo de las ideas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2367 veces.



Julio Cesar Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15743.htmlCd0NV CAC = Y co = US