La revolución, el libertinaje y la pérdida de la gobernabilidad

En nuestro país desde el año 1999 cuando el Cmdt. Presidente asume su mandato gubernamental y el liderazgo definitivo del proceso revolucionario socialista hasta la presente fecha, sin duda alguna se han dado profundos cambios de paradigmas, en todo el que acontecer socio político y económico de la Nación venezolana; empezando por que la CRBV, divide la gobernabilidad del Estado en cinco grandes poderes, ellos son: El Poder Ejecutivo (Presidido por el primer Mandatario nacional), el Poder Legislativo (Controlado por el Presidente de la Asamblea Nacional), el Poder Judicial (Administrado por la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia), el Poder Ciudadano (Integrado por: La Defensoría del Pueblo, el Ministerio Púbico o Fiscalía General de la Nación y Contraloría General de la República) y el quinto poder lo constituye el Poder Electoral (Gerenciado por la Presidenta del Consejo Nacional Electoral); cada uno de estos poderes son autónomos en sus decisiones y funciones administrativas; además de los poderes descritos, cada uno de los veinte y tres Estados regionales son gobernados autónomamente por los Gobernadores de Estado que son electos democráticamente por el pueblo; cuyos Mandatarios regionales son autónomos en el desarrollo de sus funciones político administrativas específicas; además esos Estados regionales también tienen una división político territorial, que es administrada por las 267 Alcaldías gerencia das por igual número de Alcaldes que al igual que los Gobernadores, también son autónomos en sus funciones político administrativas específicas; evidentemente todas estas instituciones que integran al Estado venezolano están jurídicamente regidas por lo previsto en la CRBV y las Leyes que norman lo atinente a la gobernabilidad federativa.

Si analizamos bien lo descrito anteriormente, podemos apreciar que en la República Bolivariana de Venezuela, el mandato gubernamental no es vertical y menos unidireccional; lo que significa que el Presidente de la República y su cuerpo de Ministros de acuerdo a lo previsto en la CRBV y las Leyes respectivas, no está facultado para imponer la forma de gobernar a los Gobernadores ni a los Alcaldes; unpero tampoco puede de acuerdo a la normativa jurídica que determina el Estado de Derecho, imponer lineamientos políticos administrativos a los demás representantes de los otros cuatro poderes que administran la gobernabilidad de la República.

Esta “Atomización gubernamental”, es lo que ha venido generando la pérdida de la gobernabilidad en nuestra Nación; ya que cada Gobernador y Alcalde quienes de acuerdo a la norma jurídica respectiva, tienen la responsabilidad de controlar administrativamente el comportamiento ético y moral de los ciudadanos y ciudadanas que residen en sus espacios geográficos específicos, además de dar cumplimiento a lo determinado por la Ley en las diversas funciones administrativas que les son pertinentes; por diversas causas políticas por lo general no cumplen a cabalidad con su responsabilidad de controlar la conducta ciudadana y permiten el lamentable “Libertinaje o medalaganismo” desarrollado por la ciudadanía anárquica que no respeta el “Derecho ajeno”.

Pero además a ello se le agrega que el pesado aparato burocrático con el cual se administra “Justicia” en nuestro País, a pesar de haber transcurrido trece años de gobierno revolucionario socialista, sigue arrastrando los viejos y corruptos vicios que obligaron al pueblo a producir la caída de la IV República, pues el Poder Moral y Poder Judicial no han podido controlar los desmanes conductuales de la ciudadanía moralmente desadaptada, productora de los altos niveles de inseguridad personal que hoy tanto afectan a la sociedad venezolana; en consecuencia la pérdida de la gobernabilidad en nuestra Nación, se hace cada día más preocupante para todos los ciudadanos y ciudadanas que deseamos convivir en sana paz; en consecuencia, quienes hemos venido defendiendo el proceso revolucionario socialista, ya que estamos convencidos de que a pesar de los errores políticos administrativos cometidos por nuestros gobernantes regionales y municipales, o la inefectividad de la justicia venezolana, estamos plenamente conscientes de que es el mejor y más justo sistema de gobierno; en el proceso electoral que acaba de concluir el pueblo oyendo a su líder Cmdt. Presidente Hugo Chávez, lo ha reelegido y hemos respaldado con nuestro voto eligiendo a veinte de los 23 candidatos a Gobernadores y a casi la totalidad de los candidatos a diputados(as) de las Asambleas legislativas regionales, por ello esperamos que este nuevo período gubernamental definitivamente se oriente reducir a su mínima expresión al “Libertinaje”, la corrupción y a la pérdida de la gobernabilidad, ello permitiría definitivamente consolidar al proceso revolucionario socialista en nuestra Nación.

freddymarcial@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a156727.htmlCd0NV CAC = Y co = US