Aventis

Hipermercados, mundos de venta

Algunos empresarios en Venezuela, vienen valorando algunas propuestas al gobierno bolivariano, presidido por el Tte. Coronel® Hugo Chávez Frías con el fin de ofrecer una economía de opción para lograr armonizar algunas leyes de legislación comercial y evitar que la buhonería arrope las compras de algunos consumidores que acceden a la tentación de sus productos, aunque se mantienen al margen de la ley al no cancelar sus impuestos. Pero, el gran problema es el dólar paralelo que ya se marca en quince (15) dólares originando escasez y núcleos de paraísos fiscales en la misma estructura del Estado. El gobierno, institucionalmente viene luchando contra los mismos a través de mercados populares como Mercal y PDVAL, pero es preocupante la situación porque algunos industriales militan en ONGs y organizaciones anti partidistas como Primero Justicia que estimulan la anarquía, destabilización y planifican la posible muerte de nuestro presidente en sus campañas mediáticas.

Estos hombres dedicados a las finanzas y el mundo empresarial aseguran los precios de las grandes trasnacionales que ofrecen sus productos en el país y se reparten las jugosas ganancias, violentando las regulaciones del régimen actual, más cuando nuestro campo tecnológico viene suplantando los viejos aparatos audiovisuales por LCD y LED, caracterizaciones de la pantalla liquida, línea blanca y repuestos automotrices. Aunque existe una normativa antimonopolio, se allanan los caminos para violentarlas.de una manera fraudulenta, ganándole a cada producto hasta un trescientos por ciento de su valor.

Los paraísos fiscales vienen imponiendo de manera definitiva sus nuevos precios de una manera increíble y no les importa cometer delitos económicos y el delito de fraude es difícil de controlar y las transacciones se logran muchas veces con el dólar paralelo para lograr una armonización de las partes, pero que perjudica ferozmente a los consumidores, quienes se sacrifican cada día más, a pesar del esfuerzo de la presidencia de la república en regular estos precios prohibitivos que solo son saludables para los monopolios de nuestra economía.

El gobierno bolivariano ha querido concertar con algunos industriales y fabricantes para lograr un concierto económico, donde el sacrificio sea de ambas partes, pero algunos centros de trabajo de nuestra burguesía considerada anti gobierno se niega a las reglamentaciones y su mediatismo marca la diferencia, llegando a comprar gran cantidad de televisores, cocinas y aire acondicionados en los hipermercados del gobierno para revenderlos a un elevado precio a los consumidores fuera del marco de ley. A esto, le llaman el nuevo nacionalismo financiero, haciéndonos recordar la antigua burguesía europea de la Edad Moderna.

La economía venezolana no debe precipitarse hacia la especulación, abuso del dólar paralelo y una inflación desbordante. Hay desenlaces provisionales, pero, la persuasión ya no es un acto de fe, eiste un abuso agresivo sobre el precio de ventas y, claro, esta, un verdadero ejercicio de desmemoria, la cuestión en fondo es el asunto de liderazgos y la actitud de la Asamblea Nacional, allí los diputados de oposición son verdaderos cabriolas de carácter político, la mayoría son empresarios que no tienen nada que ver con el pueblo. Ya hay mucha cola y quejas, el comercio debe mejorar para incentivar el comercio sano y los gerentes de hipermercados bolivarianos deben enseriarse y ajustarse a derecho para evitar escaramuzas preliminares y abuso de poder.

emvesua@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1980 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a155528.htmlCd0NV CAC = Y co = US