Elecciones y revolución

Tenemos que entender que hay elecciones de elecciones y que las elecciones no pueden significar lo mismo para la derecha que para la revolución.

Las elecciones del status burgués forman parte de la lógica del capital y las nuestras deben formar parte del enfrentamiento a la dominación de ese capital.

En el contexto de la institucionalidad burguesa, producto de condiciones materiales y cosmovisiones que justifican la superioridad de unos y la inferioridad de otros, las elecciones no son más que un capítulo de la gran farsa democrática. Un capítulo que no queda más remedio que controlar para evitar que la equivalencia de votos ponga en peligro la coexistencia de clases y el modo de vida propio del capitalismo imperante.

La burguesía explotadora y dominante utiliza los procesos eleccionarios como mecanismos engañosos de participación del pueblo en la definición de su destino y como dispositivos institucionales de contención de los explotados.

Cínicamente, el sistema capitalista ha venido exhibiendo como una gran conquista democrática de la mayoría, la posibilidad de elegir un representante para que piense y actúe en nombre de esa misma mayoría.

Pero ese definitivamente no puede ser nuestro caso. Por lo contrario, en nuestro particular proceso de transición al socialismo tenemos que visualizar las elecciones como una vía para acelerar dicha transición. Como una vía para que las autoridades electas nacionales, regionales y locales puedan trabajar armónicamente para restituir el poder al pueblo, lograr una radical supresión de la lógica del capital y pulverizar completamente la forma Estado burguesa heredada, objetivos revolucionarios destacados por Chávez en la Presentación del Programa 2013 – 2019.

Nuestros candidatos deben saber que son un instrumento del proceso y que su elección y el ejercicio de su cargo son coyunturales mientras que el poder popular es estructural, creciente y permanente.

Nuestros candidatos deben saber que la calidad revolucionaria de su gestión dependerá de la cuota creciente de espacio político, económico y social que vayan restituyendo al poder popular.

Será difícil pues no deja de ser extraño ser electo utilizando un mecanismo burgués para dedicarse a destruir el poder y el estado burgués. Pero no queda más remedio porque esa es la vía hacía el socialismo adoptada por los momentos por el proceso bolivariano.


mariadelav@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1116 veces.



Mariadela Villanueva

Analista y comunicadora. Socialista y chavista. Firme creyente del poder popular

 mariadelav@gmail.com      @mariadvillanuev

Visite el perfil de Mariadela Villanueva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mariadela Villanueva

Mariadela Villanueva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a153743.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO