Flash Gerencial No. 150

LOS TIBURONES DE LA GUAYRA COSTARON UN BOLIVAR EN 1962/63

Muchos nuevos jóvenes profesionales del Periodismo, dedicados especialmente al Béisbol Profesional, así como muchos de los millones de fanáticos y hasta dueños de equipos, especialmente Directivos actuales de la Liga, no conocen los detalles del costo de los TIBURONES DE LA GUAYRA, franquicia que en la actualidad tiene un valor superior a los 7 millones de dólares.

Se pretende en este FLASH GERENCIAL escribir los pasos previos a su venta, gracias a APORREA y Gonzalo Gómez, de modo que pueda conocer el fanático o profesional los pormenores, de interés, sin duda alguna, en el año que los “gloriosos” TIBURONES cumplen su primer medio siglo de vida como tales. Este es el breve recuento, disfrútenlo:

Era 1960 y finalizaba un nuevo Torneo de la Liga de Béisbol Profesional de Venezuela en el cual participaban cuatro equipos, Caracas, Valencia, Oriente y Pampero. En la temporada anterior el Caracas había ganado y el equipo PAMPERO llegado a 17 juegos del primer lugar.

Nombrado Andrés de Chene D., Gerente General, por la Junta Directiva del conglomerado de empresas Industrias Pampero C.A., al cual pertenecía el club de pelota profesional, el Sr. Alejandro Hernández, su Presidente, invitó a Andrés De Chene D., ante su experiencia reconocida en el béisbol universitario, a que asumiera también las riendas, como Presidente del PAMPERO BBC, diciéndole que era necesario ganar un campeonato para consolidarse en la opinión de la fanaticada.

De inmediato de Chene se fue a Nueva York y logró el primer intercambio de nuestra pelota profesional con los Yankees de Nueva York en entrevista con el Sr. Johnny Jonson, quién le prometiera los jugadores de refuerzo, un total de 5 por equipo, para la temporada 1961/62 y así se cumplió llegando el equipo al subcampeonato por dos juegos de desventaja con el Campeón el Valencia Industriales.

No fue suficiente y el Sr. Hernández dio instrucciones de vender la franquicia, lográndose que su excelente manager de tres años, JOSÉ ANTONIO CASANOVA, héroe deportivo nacional ante la Primera Serie Mundial ganada en 1941 en La Habana, Cuba, lo adquiriera. Negociación dificil, ¿quién entonces invertía capital en una franquicia de béisbol profesional en un país, con gran afición, pero sin estadiums, escasa publicidad, así como pobre asistencia al Universitario y demás campos de juego en el Interior. No se había dado aun la TV en la pelota profesional.

Para formalizar legalmente la transferencia el precio convenido se estableció en UN BOLIVAR de la época. De seguidas, su nuevo dueño lo trasladó a La Guaira y llevó el nombre de TIBURONES DE LA GUAIRA vendiendo al comercio local, sugerencia del propio Andrés de Chene D., quién convenció a José Antonio Casanova con el compromiso de estar presente en el campeonato entrante, colocar vales al portador en la suma mayor posible al 8% cuando las cedulas hipotecarias cancelaban el 6%.

José Antonio Casanova logró la colocación en el comercio local y amistades del propio Casanova unos Bs. 285mil al 8% anual (el Propio Andrés de Chene y amigos como el recordado Musiu La Cavalerie y otros para estimularle le adquirieron cada uno Bs. 10.000,- suma considerable para la época). El financiamiento de la Temporada entrante quedaba listo, al menos en un75%, el resto serían las propias entradas del equipo en play. Por lo menos, informaban los medios, una temporada estaba de ese modo garantizada la participación de la nueva franquicia, no habiendo objeción alguna de los demás dueños de equipos.

Los nuevos TIBURONES de La Guaira tuvieron un excelente papel y quedaron de segundo. Se hizo abonos de 42%, con el efectivo sobrante del torneo finalizado, a los adquirientes de los bonos personales colocados, uno de ellos el Señor Pedro Padrón Panza, prominente empresario de la zona, quién aprovechó la oportunidad lícita de ofrecer comprarlos todos por un valor par mas 22%, haciéndose de esa forma su accionista mayoritario junto a dos o tres amigos íntimos también del Litoral Central. A José Antonio Casanova le fue asegurado tres campañas de manager, o mas, de acuerdo a las circunstancias.

Fallecido PPP, como cariñosamente se le decía, teniendo anualmente éxitos en el campo de juego, en su condición de Gerente General, así como financieramente, su hijo “Pedrito”, asumió las riendas del Club, desafortunadamente perdiendo su vida en la tragedia mas severa del Litoral Central, el deslave de 1999.

Posterior a la tragedia de 1999 la franquicia fue adquirida por el Dr. Francisco Arocha y Antonio José Herrera, sus actuales dueños en un 100%, quiénes han hecho gran esfuerzo en desarrollar peloteros jóvenes, viéndose cumplido el mismo con la excelente actuación de los TIBURONES en la campaña 2011/2012.


El equipo no se vende hoy por menos de $ cinco millones. Qué tremendo GRAN NEGOCIO! Feliz Primer medio siglo!

andresdechene@gmail.com

Noviembre 7, 2012


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1818 veces.



Andrés de Chene (*)


Visite el perfil de Andrés de Chene para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés de Chene

Andrés de Chene

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a153733.htmlCd0NV CAC = Y co = US