Teníamos y tenemos razón

De Juan Bautista Fuenmayor aprendí, cuando era muy joven, que la práctica era el único criterio de verdad. Recuerdo hasta el ejemplo simple que me dio al respecto y la diferencia entre la verdad científica y la verdad artística También aprendí que a la gente se la conoce por lo que hace y no por lo que dice. Algún filósofo a lo mejor tratará de sacarme de mis errores conceptuales, pero estos conceptos me han servido en mi vida de 67 años y la experiencia de mis últimos tiempos de alguna manera me los han ratificado, independientemente de estar siempre abierto a la posibilidad de aprender nuevas cosas de quienes saben más que yo, que no son pocos.

Hace poco escribimos que el Gobierno iba a tener problemas en varias de las gobernaciones, a raíz de la tardanza en seleccionar los candidatos a gobernadores y por la forma autoritaria de escogerlos, sin la consulta obligada a las bases chavecistas ni a los aliados del “Gran Polo Patriótico”. Señalamos como más difíciles a las de Trujillo, Bolívar y Mérida. La práctica social nos ha dado la razón, pese a que un viejo amigo, furibundo fanático del Presidente, me sermoneara diciéndome que la razón estaba del lado de la cúpula pesuvista.

Pues no. Aunque mi amigo me tiró el teléfono, Hugo Cabezas dejó de ser candidato a la gobernación de Trujillo porque no lo quería su propia gente. Inmediatamente se designó, como lo hacen los militares, al trujillano general Rangel Silva, para ese momento Ministro de la Defensa. El procedimiento no cambió. Sin consulta a las bases ni a los aliados se designa un nuevo candidato y problema resuelto, lo que en este momento no tengo forma de saber si es cierto. Pero, lo que me interesa recalcar es que teníamos razón cuando hicimos los señalamientos en torno a Cabezas y no era que nos comportábamos como unos escuálidos irredentos, traidores a la patria jugando a la desestabilización.

Otro sitio de graves problemas es Bolívar, donde incluso la situación con el gobernador actual y candidato es hasta mucho más grave que la trujillana. Pero allí no hay cambios, pues Rangel Gómez debe ser una de esas piezas que tiene demasiados conocimientos del desempeño del Gobierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1990 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a153650.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO