Guarimba mediática-legislativa

La Asamblea Nacional Constituyente dispuso en la Constitución Bolivariana de 1999 -la primera aprobada por referéndum popular- la adecuación de las leyes vigentes al nuevo marco constitucional. Esta responsabilidad corresponde a la Asamblea Nacional, órgano legislador y Poder Público Nacional que tiene entre otras atribuciones, producir las leyes que el país necesita, es decir, legislar.

Este mandato ha sido permanentemente obstruido por sectores oposicionistas en la Asamblea Nacional apoyados por algunos medios privados de difusión y demuestra que ambos sectores no cesan en su afán desestabilizador atacando a la institucionalidad derivada de la nueva Constitución Bolivariana.

Vale acotar que la labor del parlamento como órgano legislador está revestida por la legitimidad y legalidad, que le proporciona ser el foro que reúne a los representantes de la voluntad popular, por ello sorprende la peregrina intención de algunos sectores opositores de presentarse como la "auténtica" expresión de la "mayoría" del pueblo venezolano, cuando en realidad la representación mayoritaria del parlamento la tiene el Bloque del Cambio, que agrupa a los sectores que apoyan al Gobierno Bolivariano.

Ataque mediático y legislativo en el pasado

El ataque mediático-desestabilizador y legislativo no es nuevo, baste recordar algunos antecedentes. Esta irracional alianza golpista produjo en su periplo saboteador lo siguiente:

" El boicot legislativo que hicieron para demorar lo más que pudieron la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Electoral en septiembre-octubre de 2002. Similar actitud fue asumida con la designación de las autoridades del Poder Electoral, la que debió hacer el Tribunal Supremo, dada la omisión legislativa.

" El retardo en la promulgación de leyes fundamentales para actualizar el marco jurídico acorde con la Constitución Bolivariana, denunciado por el Presidente Hugo Chávez el 12 de noviembre de 2003, cuando afirmó: "Lamentablemente en la Asamblea Nacional lo que ha habido desde siempre, pero sobre todo desde el año 2001, ha sido una acción de retardo que ha impedido que se elaboren, con la rapidez que el país requiere, las layes necesarias para llevar a la realidad el proyecto constitucional" sic.
Declaración disponible en el sitio Web: www.rebelion.org/venezuela/031112bloque.htm

" Testimonio escrito es "Venezuela: Investigación de Unos Medios por Encima de Toda Sospecha" obra premiada por la Casa de las Américas, escrita por Luís Brito García, en la que se describe como actúa la MEDIOCRACIA en connivencia con algunos sectores oposicionistas para instigar al golpe de Estado, a la guerra civil, promoviendo la inconstitucional privatización de PDVSA, instigando al desconocimiento de la institucionalidad atentando contra el equilibrio de poderes, como ha sido el caso de la Asamblea Nacional.

" La reveladora conversación hecha pública por el sitio Web www.aporrea.org entre un periodista y su progenitora, dejó en evidencia que la obstrucción orquestada por los sectores oposicionistas y auspiciada mediáticamente, tenía la pretensión de hacer ver a la exacerbada dilación legislativa "como un triunfo de la oposición", cuando en realidad se trataba de una nueva incursión golpista.

" La discusión de la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión (Ley Resorte), ampliamente dilatada con ardides y argumentos falaces.

" El sistemático y reiterado intento del oposicionismo por realizar una "Guarimba legislativa", ha incluido la introducción de cerdos a la sede del parlamento, la quema de leyes, agresiones físicas a una parlamentaria, la necesidad de sesionar fuera del Palacio Federal Legislativo e incluso la interrupción del servicio eléctrico por daños a la subestación eléctrica ocurrida el 1 de marzo de 2004. Acciones que por lo demás han contado con el auspicio ampliamente publicitado por algunos medios comerciales de difusión masiva.

Actualmente se discute en la Asamblea Nacional

Como consecuencia de esta "Guarimba mediático-legislativa" la adecuación de las leyes al nuevo marco constitucional sigue siendo un imperativo pendiente. En la actualidad es objeto de discusión en el parlamento venezolano un conjunto de leyes a las que cabe calificar como fundamentales para "hacer realidad el proyecto constitucional" como acertadamente dijera el Presidente Hugo Chávez.

Algunas de estas Leyes fundamentales son las siguientes:

" Ley Orgánica de Educación, que supone un cambio estructural en el modelo educativo, en ella se establece una nueva visión basada en valores humanistas como el de la solidaridad y la cooperación, en franca oposición a la competencia individualista propia del capitalismo.
" Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional, que permitiría organizar al componente armado en función de desarrollo nacional, dando cabida a la integración cívico-militar y su fortalecimiento mediante la creación de una doctrina y pensamiento militares propios.
" Reforma a la Ley del Banco Central de Venezuela, con la cual el país espera dotarse de un instrumento que le asegure soberanía financiera y económica en el uso de sus reservas internacionales, con la finalidad de procurar el financiamiento para el desarrollo endógeno.
" Reforma del Código Penal, como en el resto de las iniciativas legislativas, ésta ha producido los más enconados ataques por parte de "sesudos analistas" y opinadores de oficio que deambulan por los escenarios mediáticos, curiosamente son los mismos que aplaudieron o no emitieron opinión sobre el decreto de Carmona -que suprimió todos los poderes- o sobre la feroz represión y persecución desatada durante la breve dictadura carmonista.

¿Qué dicen los medios hoy?

En democracia cabe el debate de las más variadas opiniones, tendencias o ideas sobre diversos temas o asuntos, esta diversidad se refleja en la discusión de las leyes, las que por cierto son apoyadas y votadas por la mayoría conforme a los intereses que defiende esta mayoría. La Asamblea Nacional al expresar la voluntar popular, se constituye en el foro de discusión política por excelencia de los asuntos públicos. Hoy, ignorando este hecho los legisladores oposicionistas vuelven como en el pasado reciente, a obstaculizar la discusión y aprobación de las leyes necesarias.

Y nuevamente algunas empresas mediáticas ponen de manifiesto el pésimo libreto desestabilizador dando cabida a las más inverosímiles expresiones emitidas por los "sesudos analistas", moderadores u "opinadores de oficio", las que se pueden encontrar en los titulares, cintillos y artículos de medios impresos y audiovisuales. Con "argumentos" como: "la leyes son un capricho del régimen"; "estamos ante el totalitarismo"; "con mis hijos no te metas", "se está cubanizando al país", "las leyes son un instrumento de persecución política"; "con estas leyes se criminaliza a la disidencia"; "el código penal interfiere con la libertad sindical y de expresión"; "se prostituye el derecho";"las reservas son para financiar al régimen".

Estas y otras tantas expresiones sirven como excusa para copar la escena mediática omitiendo los logros del Gobierno Bolivariano en las Misiones Sociales y, minimizando la participación de Venezuela en eventos de trascendencia económica como: La Cumbre del G-77 en Doha-Qatar; la XXVIII Cumbre del Mercosur en Paraguay y la que tiene lugar hoy 29 de junio en el estado Anzoátegui denominada "Cumbre Energética de Petrocaribe".

Con esta práctica los sectores oposicionistas reafirman cual caja de resonancia las opiniones vertidas por funcionarios del gobierno estadounidense en procura de desacreditar y descalificar al Gobierno Bolivariano ante la opinión pública mundial y de su país, con el fin de justificar cualquier acción unilateral contra Venezuela como lo hizo con Irak.

Llama la atención que el actual oposicionismo cuando ejerció la mayoría parlamentaria y detentaba el Gobierno, no se "alarmaba" por dicho ejercicio, ¿a favor de qué intereses legislaba?, ¿de los grupos económicos o del pueblo? Esta claro que cualquier obstrucción a la actividad fundamental del parlamento retarda la adecuación del marco jurídico vigente a los preceptos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, por el contrario, hacerlo rápido y bien es permitir los cambios estructurales necesarios en pro de los intereses del Pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1776 veces.



gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15082.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO