Astrolabio

¿Podemos derrotar a la quinta columna?

En una de las cafeterías de la Gran Vía, atestada de parroquianos,  rufianes, aventureros y, periodistas audaces. Un hombre espera ansioso. En su memoria guarda información confidencial, y privilegiada del movimiento de la aviación republicana.

Su célula la forman cinco hombres de caer prisionero, el anterior y el posterior desaparecerán y, él debería arreglárselas solo. Así funcionaba la famosa quinta columna, inmortalizada por  el General Emilio Mola, en aquella célebre alocución radial en la España de 1936.  

En los tiempos modernos la expresión es utilizada para designar a un sector minoritario de la población, que mantiene algunas lealtades hacia el enemigo. Es una comunidad de personas que aún beneficiándose pueden ser desleales.

Venezuela desde el año 2000 entró en una situación de confrontación bélica, de baja intensidad que en los últimos tres años, - gracias a Dios -, ha cesado considerablemente.

Una revolución como la venezolana, que ha tomado una vía  inédita, para  construir una sociedad distinta en los albores del siglo XXI, depende en gran medida de la capacidad de un liderazgo, de la construcción de un partido, y la consolidación de una gestión.

La visión electorera que privó en el extinto Movimiento Quinta República, permitió que el partido, y el gobierno fueran literalmente asaltados por rufianes, desclasados, y oportunistas.

Tal vez en esa época  se podía justificar, la presencia de  dirigentes de los partidos tradicionales en cargos de importancia, pero después de los sucesos del 2002, es difícil confiar en cuadros vinculados a la derecha.

Sin embargo no solo hemos tenido que confiar en ellos,  en algunos casos, nuestros militantes se han visto obligados a obedecerlos, porque a catorce años de revolución, la excusa de la experiencia ya luce ridícula, pero ellos siguen allí, con poder de decisión, con vínculos, con amigos importantes en el partido.

La quinta columna que derroto a la España patriota, ha logrado sobrevivir, por ahora es una masa amorfa de hombres y mujeres, buscando como repartirse las migajas del presupuesto, montando trampas y corrompiendo funcionarios.

Esa quinta columna ubicada mayoritariamente en la administración pública, es la encargada de repetir y reproducir todas las infamias que los canales privados inventan del comandante Chávez. Ella  comete atrocidades y barbaridades contra honestos y consecuentes dirigentes de la revolución, inventándole mansiones, yates, amantes y fortunas inexistentes.

En la actualidad esa es su función primordial, pero si la oposición decide desconocer el triunfo de Chávez el 7O, entonces se agrupará, para conspirar y fomentar la desestabilización, concretar actos de terrorismo, porque el enfrentamiento  será abierto y en el campo de la guerra.

En el chile de Allende, muchos compatriotas  ingenuamente confiaron en amigos de trabajo, y fueron traicionados y entregado a la dirección de inteligencia para que fueran ejecutados por el fascismo.

Esa es una lección que debemos tener presente y en nuestros sitios de trabajo, las redes de defensa deben ser hechas con los militantes conocidos del partido, no protejamos a la quinta columna, no le confesemos datos importantes de los líderes del partido.

Después de las elecciones de octubre, viene un conflicto abierto. una lucha por el control del poder político, dependiendo del resultado, esa lucha será breve e intensa, o larga y cruenta, en ambos casos la reacción buscará apoyo de la quinta columna, un dicho popular afirma: “En guerra avisada no matan soldado, y si lo matan, es porque confió en el enemigo”

figuera-prensa@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1974 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: