Capriles el hombre de latón

¿Por qué Chávez le llamó el “Hombre de Latón”?

            Me dirigía de Barcelona a Puerto la Cruz, en horas del mediodía. El tráfico, como es habitual estaba pesado. Los vehículos se movían con lentitud y por eso, pude mirar con atención un afiche de Capriles, ataviado con una camisa azul y en una pose como triste y desconsolado.

           Aquella imagen o percepción, me recordó que unos dos o tres días atrás, creo haber oído al presidente Chávez, llamarle “el Hombre de Latón”. Este recuerdo me llevó a otro. Al del “Hombre de Hojalata” de la cinta cinematográfica estelarizada por Judy Garlan, conocida como el “Mago de Oz”, rodada en base a la novela infantil “El Maravilloso Mago de Oz” de Fran Baum.

         En aquel afiche, pegado a la mitad de un poste de la electricidad pública, dentro de aquella camisa azul, larga, por fuera, con una mirada perdida y un sugerido movimiento corporal que denota dejadez y desorientación, asocié al candidato, partiendo de lo dicho por el presidente, con el “Hombre de Hojalata”, de la película de la Metro.

         No obstante, no conforme con esa percepción, busqué luego en la red algo por mi ignorado, que pudiese tener relación con aquella situación y encontré una canción atribuida a una llamada “Trova Urbana”.

        Esta canción pareciera haber sido escrita pensando en la triste imagen del “Hombre de Hojalata”, el del “Mago de Oz”, quien carecía de corazón.   

           Pero el de la “Trova Urbana”, quien confiesa:

           -“Creo que tengo corazón

              bajo de armadura de latón.”

           También admite o declara que duda:

            -“ser capaz de amar

               fuera de la sociedad

               con mi amarga soledad.”

            ¿Por qué le llamó Chávez de esa manera? ¿Le habrá invadido un sentimiento de lástima aquella lánguida figura, como a mí, mientras me trasladaba al Puerto? ¿Pensó el presidente en la película gringa o en la canción de la Trova? ¿En ambas?

           Me gustaría saberlo; me parece importante. La tristeza y la soledad pudieron haber llamado atención del presidente, sobre todo por saberlo altamente sensible y muy perspicaz para distinguir entre lo malo y lo bueno. Pero a muchos pueden invadir otros sentimientos.

            José Vicente Rangel, hoy lunes, en su acostumbrada página en “Últimas Noticias”, entre otras cosas resalta algo que es evidente, pero que podría ser mal manejado por la propaganda y la publicidad del candidato presidente. El Comando opositor, entre otras argucias, está utilizando la de presentar a Capriles como una víctima, lo que empieza por deslastrarlo de su violento pasado. Para la oposición entonces su candidato sería como lo llamó Rangel mismo, un lobo disfrazado de cordero o mejor de ovejita.

             Quizás haya en eso trampa ingeniosa. Tanto como que a mí, no sé si al presidente, el afiche con la camisa azul – no la mochila – y moviéndose con “pasos perdidos”, en tono de inocencia y hasta virtud, me sugirió al “Hombre de Hojalata”.

            El de la obra de Baum, filmada por la Metro, como el de “Hojalata”, de la canción de la Trova Urbana, carece de corazón. Ambos aparecen asociados a la tristeza y la soledad. Todo un cuadro para inspirar profunda lástima.

             Por todo lo dicho hasta aquí insisto, me gustaría saber por qué el presidente le llamó así.

             ¿Ese joven sólo y triste, asociado a la de víctima de la “violencia” de Chávez, al infeliz e incomprendido, desarmado intelectualmente que no puede decir nada interesante, ni siquiera hablar lo necesario, salvo frases cortas, en verdad no estaría generando en todos la imagen del “Hombre de Latón?.

           El “Hombre de Hojalata o Latón”, ese que puede tener o no corazón, pero está asociado a tristeza, soledad y hasta inocencia, pareciera tener mucho que ver con la imagen que le intentan elaborar a Capriles, lo que mucho preocupa a José Vicente, de “carajito que nunca ha roto un plato”, para decirlo ahora de manera coloquial.

         Capriles, a lo largo de su campaña, por no poder decir mucho, se concentra en presentarse como víctima y ajeno a quien tiene un historial fecundo y apretado de atropellos. No voy a detallar aquí nada porque eso es del conocimiento público.

         ¡Cuidado con la trampa!

damas.eligio@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2188 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a147383.htmlCd0NV CAC = Y co = US