La unión de países que fracasó y que hoy está a punto de hacerse realidad

Hubo una vez un territorio localizado en la América del Sur constituido por la unión de algunas naciones, fue la llamada Gran Colombia, pero esta liga de naciones  solo duró 10 años, desde 1.820 a 1.830, ya que nace legalmente en el Congreso de Angostura el 17 de Diciembre de 1.819 y se deshace definitivamente cuando su creador, el Libertador Simón Bolívar muere el 17 de Diciembre de 1.830. Aquella nueva nación, unión de varios países, en verdad  se llamó Colombia y originalmente estuvo conformada por los territorios de la Antigua Capitanía General de Venezuela y el Virreinato de la Nueva Granada. El Libertador Simón Bolívar había considerado que esta unificación era garantía para el total triunfo independentista de la América del Sur y así lo reseñó en su Carta de Jamaica (06-09-1815) en cuyo documento le da el nombre de Colombia a esa unión; allí se diseña la forma de gobierno que tendrá el nuevo Estado. Es así como durante el desarrollo de la guerra de independencia se van estrechando los lazos de amistad entre los patriotas venezolanos y neogranadinos,  y con la ocupación por los patriotas de Guayana y el Orinoco en 1.817 se facilita una mayor comunicación entre estos dos países a través de los llanos de Apure y los de Casanare. Con la creación de la República de Colombia, Gran Colombia, el avance de la guerra de independencia se modifica y la estrategia de operación en la guerra se amplía; así como  también los objetivos militares y políticos.

De manera que Venezuela y la Nueva Granada juntos van a luchar por la independencia de un territorio mucho más extenso al pensarse llegado el momento para lograr la independencia de todos los territorios colindante y así asegurar no ser nuevamente invadidos por fuerzas extranjeras, tal como ciertamente sucede. Sobre estas ideas de unidad y con tropas y oficiales militares de diversos países se realizan las batallas victoriosas de Carabobo el 24 de junio de 1.821, y la de Pichincha el 24 de mayo de 1.822. Es entonces cuando el 6 de Agosto de este último año el Congreso de Cúcuta promulga la Constitución de la nueva república y se entra en una etapa de consolidación institucional. La idea global del Libertador se orienta en la dirección de conseguir la unidad de todos los países hispanoamericanos, crear con todos ellos un sistema de seguridad y defensa para salir juntos al encuentro de cualquier intento de ataque y usurpación extranjera a cualquier país del grupo, y asegurar las condiciones fundamentales para el establecimiento de instituciones republicanas que garanticen el progreso y bienestar de sus pueblos; además de estar prestos para ayudar en la independencia de aquellos países que todavía siguieran bajo la dominación de España. Con miras a estos objetivos la Gran Colombia suscribe un pacto de confederación y ayuda mutua con el gobierno del Perú en 1.822 y al año siguiente envía sus tropas allá bajo la dirección de Bolívar y Sucre, derrotando a los españoles en las batallas de Junín y Ayacucho; terminando exitosamente la independencia del Perú y haciendo posible la creación de la República de Bolivia.

Más adelante la Gran Colombia suscribe un tratado de confederación y ayuda mutua con Méjico, con ello ya se piensa en establecer una autoridad suprema que dirija las políticas de las repúblicas hispanoamericana; autoridad que se elegiría en una Asamblea de Plenipotenciarios nombrados por cada república. Bolívar cree haber llegado el momento de apuntalar la idea y entonces convoca el Congreso Anfictiónico de Panamá, éste comienza sus sesiones el 22 de junio de 1.826 buscando dejar sentados los parámetros para la constitución definitiva del bloque de naciones de origen español, pero algunos delegados latinoamericanos, lacayos de los Estados Unidos, maniobran y le piden a esta nación influya para que ese Congreso no tenga el éxito buscado; y es de esta manera que la reunión es saboteada y al fin termina por malograse. Al no conseguirse el apoyo unánime de representantes de los países asistentes a la reunión, la unidad  de los países hispanoamericanos queda maltrecha y le da a los Estados Unidos la gran oportunidad de aplicar e imponer la doctrina hipócrita de su presidente, James Monroe: América para los americanos, y ellos y solo ellos entienden ser esos americanos; y poco a poco esa nación se va  imponiendo en toda América y también en el mundo entero.  Sin embargo, hoy Latinoamérica cuenta con muchos líderes que  están buscando la unión ideada por el Libertador Simón Bolívar,  es así como Brasil, Argentina, Bolivia, Uruguay, Ecuador, Perú, Chile, Nicaragua, Cuba, Venezuela,  y de otros países americanos y del caribe que se han comprometido a conformar lo más pronto posible esta gran liga de naciones; la cual debe de estar consolidada no más allá del fin de esta segunda década del siglo XXI. Así sea.                          




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2938 veces.



José Manuel Ameliach Nuñez


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a146744.htmlCd0NV CAC = Y co = US