El Prian tiene activada la trampa electoral contra AMLO

México se debate entre la mafia y la decencia

El venidero 1º de julio es la última oportunidad para evitar que nuestro México se sumerja en el abismo. Pese a la guerra sucia de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lleva la delantera de cara a los comicios de este domingo y sin duda él será elegido, por segunda vez, como Presidente del país. En 2006, AMLO se alzaba con su primera victoria indiscutible, sólo que los mecanismos represores institucionales del Estado burgués se articularon, junto con el Instituto del Fraude Electoral (IFE), con el objetivo de impedir la llegada de la izquierda a Los Pinos, sede de gobierno. La línea de Washington era reeditar el bochornoso escenario de la elección presidencial estadounidense, en 2000, cuyas inconsistencias numéricas y evidencias de fraude, sobre todo en Florida, retardaron por más de cinco semanas la proclamación de un vencedor.
 
Al imponer a Felipe Calderón en la elección del 2 de julio de 2006, el PRIAN (PRI + PAN) y el Pentágono “compraban tiempo” para consumar las asignaturas pendientes que Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, no habían podido completar: la “reforma” (privatización camuflada) del ISSSTE (Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado), la extinción de Luz y Fuerza del Centro y la venta de PEMEX (Petróleos Mexicanos) al capital transnacional, entre otros “mandados”. De lo pretérito, es evidente que resta la subasta –a precio de gallina flaca- de la paraestatal del crudo y así se completaría la tragedia de las masas. En pocas horas sabremos si la luz del cambio se posa sobre el Zócalo capitalino o si –por el contrario- la ignominia logra asirse del trono de la desesperanza. Todos conocemos la grotesca faz de quienes representan el retroceso de México.
 
SI LA VOTACIÓN POR AMLO NO ES MASIVA, HABRÁ OTRO FRAUDE
 
No nos caeremos a mentiras a estas alturas del partido: el aparato burocrático burgués dispone de los mecanismos electorales, jurídicos y comunicacionales, para ejecutar un nuevo desconocimiento de la voluntad proveniente de las urnas. Al igual que en 2006, el libreto de la plutocracia ha ido en ídem dirección: descalificación rastrera de AMLO, posicionamiento de la tesis del “empate técnico” con el candidato del “establishment” y campaña sistemática de miedo al equiparar el triunfo de la izquierda con el acabóse del país. De lo que sí se ha cuidado la burguesía en la campaña de 2012, es de comparar a AMLO con Hugo Chávez. ¿Por qué? Simple: ésta cayó en cuenta de que tal símil no perjudicó, en 2006, al abanderado del PRD (Partido de la Revolución Democrática) y más bien acrecentó las adhesiones ciudadanas a su favor. Millones de personas en México, a pesar de la manipulación mediática, saben quién es Chávez y lo que significa la Revolución Bolivariana en América Latina, por tal razón, la derecha está consciente de que utilizar al presidente venezolano en la disputa política interna podría convertirse en un “boomerang” para el PRIAN. Sin embargo, la desesperación de la plutocracia es de tal magnitud, ante el crecimiento de la opción AMLO, que el infame ex mandatario, Vicente Fox Quesada, ha hecho gala de su incontinencia verbal y ha atacado al candidato del Movimiento Progresista a través del tergiversado contraste con Hugo Chávez. ¡Vaya metida de extremidades!
 
El reto de la izquierda y AMLO, el 1º de julio, es derrotar la abstención y movilizar al mayor número de personas a las casillas (mesas de votación). La única garantía de que no haya fraude comicial el domingo, es que el triunfo de AMLO sea por “knock-out” técnico. C’est-á-dire, la avalancha de votos debe ser tan evidente e imparable que la derecha no tenga más remedio que reconocer –a regañadientes- la victoria de López Obrador y la coalición de izquierdas. Vebigracia, si en la Venezuela de 1998 Chávez no hubiese obtenido una holgada brecha de sufragios, de seguro el CNE cuarto-republicano y el Pacto de Punto Fijo, se habrían robado la elección a favor de Henrique Salas Römer (monigote del Imperio). La treta de recontar los votos es un “periódico de ayer” y el IFE estará obligado a revelar resultados el mismo día de la elección presidencial.
 
LA FATÍDICA HERENCIA DEL PRIAN: LA PRIVATIZACIÓN DEL ISSSTE Y LA EXTINCIÓN ILEGAL DE LUZ Y FUERZA DEL CENTRO
 
El legado de expoliación del PRIAN ha hecho un daño casi irreparable a la clase trabajadora mexicana. Después de la orgía privatizadora de Salinas de Gortari, en el decenio de 1990, en la que se remató Teléfonos de México al mejor postor y se enterró la televisión pública azteca con la desaparición de IMEVISIÓN, Ernesto Zedillo colocó la guinda del pastel y privatizó el sistema de pensiones del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), en 1997. El ilegítimo Felipe Calderón no podía hacer menos que sus arrastrados antecesores y propulsó la Reforma a la Ley del ISSSTE, en marzo de 2007, la cual se aprobó con la aplanadora del PRIAN en San Lázaro (sede del Congreso). Además de aumentar las cotizaciones y disminuir el monto de la pensión, la fulana “reforma” lleva la edad de jubilación de 60 a 65 años y entrega los fondos de pensiones de la clase trabajadora a los conglomerados financieros privados. Lo anterior ya se ha hecho en Colombia y Chile, lo cual ha acarreado desastrosas consecuencias para el proletariado de esas naciones. La privatización de facto del ISSSTE es una cruda realidad en nuestros días y sus víctimas lo padecen en carne propia: una incapacidad (reposo) por una apendicectomía se extiende –a duras penas- por tres semanas, cuando lo mínimo debería ser un mes, sobre todo si hay complicaciones en la intervención. Por una hepatitis viral, una amiga nuestra recibió apenas cuatro días de incapacidad, algo insólito. Ahora bien, ¿qué ocurre con los médicos del ISSSTE y las incapacidades? Lo mismo que acontece en Estados Unidos con los galenos y las aseguradoras privadas: estas compañías ofrecen pagos “especiales” a los especialistas que otorguen menos licencias médicas o incapacidades por el mínimo de tiempo de recuperación. Por lo anterior, yacen en riesgo las vidas de millones de personas por la usura de doctores ansiosos de obtener el “estímulo” económico de marras. Ya en el Imperio ha habido miles de muertes atribuidas a ese perverso sistema de bonificación de las aseguradoras privadas y –por desgracia- en México se perfila un idéntico futuro.
 
La otra mácula del sexenio del PRIAN, es el decreto inconstitucional del 11 de octubre de 2009, acerca de la extinción de Luz y Fuerza del Centro (*), entidad pública que suministraba electricidad al Distrito Federal y otras zonas de la República Mexicana, desde 1903. De la noche a la mañana, más de 40 mil trabajadores quedaron en la calle gracias a la irresponsabilidad de Felipe Calderón y su mafioso entorno; en cualquier otro lugar del orbe eso se habría traducido en un estallido social, pero en México el PRIAN se había asegurado, a través de la militarización y la guerra de laboratorio contra el narcotráfico, la neutralización de factores que perturbaran la “paz social”. El chantaje de la violencia es un elemento que induce a la desmovilización de las masas y a la atomización de la lucha sindical.
 
El 1º de julio el PRIAN busca perpetuar su régimen de terror y desnacionalización de México. Para hacer irreversible la privatización del ISSSTE, la liquidación de Luz y Fuerza, entre otras infamias, el PRIAN necesita de tu voto. ¡No caigas en la celada!
 
LOS POSIBLES ESCENARIOS DURANTE Y DESPUÉS DE LA ELECCIÓN DEL 1º DE JULIO
 
Los revolucionarios no podemos desestimar los planes de la derecha continental con respecto a México; por su tamaño e importancia geopolítica, el Imperio no puede darse el lujo de perder a un aliado tan significativo en la región. Por tal motivo, son variadas las hipótesis relacionadas con la elección presidencial del 1º de julio.
 
· Fraude electoral exitoso: la diferencia entre AMLO y Peña “Miento” es mínima, por lo cual se plantea la “solución” de ir al reconteo, como en 2006. Sólo que las condiciones de 2012 son muy diferentes y la gente no se quedará de brazos cruzados. Verbigracia, paradigmas creados por el imperialismo como “la primavera árabe”, se revertirían contra EEUU y sus aliados, ya que los mexicanos podrían tomar como símbolo la Plaza de Armas del DF y aglutinar un movimiento de dimensiones extraordinarias que obligue al Estado burgués a ceder en sus pretensiones, al menos temporalmente.
 
· Luna de miel y Golpe de Estado: el IFE da como ganador a AMLO y la plutocracia juega al “wait-and-see” (esperar y ver). Buscará “enamorar” a López Obrador y anotarlo en sus filas, así como trataron de hacerlo con Chávez desde 1999 hasta 2002. Si AMLO no se raja, la burguesía comenzaría un ataque inmisericorde contra el gobierno de la izquierda (Televisa y TV Azteca), convocaría a huelgas patronales e incitaría al ejército a dar el zarpazo final. La “luna de miel” duraría tres años o menos, dependiendo del ímpetu revolucionario de López Obrador.
 
· El Golpe Parlamentario: AMLO vence en la carrera hacia Los Pinos y el PRIAN forma de inmediato un frente legislativo “Todos contra el Peje”. Si López Obrador comienza a tocar los intereses de la mafia institucional, se activaría un juicio político para destituirlo o bloquear sus iniciativas ante el Congreso. Más que una advertencia al ALBA y a Venezuela, el golpe contra Fernando Lugo, en Paraguay, es una clara señal de la derecha internacional a AMLO. Éste último sería el escenario más acariciado por la plutocracia. Por ello es perentorio que el Movimiento Progresista conquiste una mayoría parlamentaria infranqueable.
 
· El Magnicidio: la derecha ha tenido planes para asesinar a AMLO desde hace rato y siempre mantendrá la opción sobre la mesa. Matar al presidente de la izquierda, echarle la culpa a los capos de la droga y establecer un gobierno de coalición, sería la otra modalidad de “golpe encubierto”. Hay que cuidar a López Obrador.   
 
En la totalidad de las situaciones antes descritas, los trabajadores, campesinos y estudiantes, deben jugar un papel preponderante en la defensa del gobierno y del veredicto emanado de las urnas. La Segunda Gran Depresión Capitalista debilitará aún más a EEUU y sus satélites europeos, por lo cual hay que emprender –con el liderazgo de AMLO- una labor de reconstrucción nacional sin precedentes en la historia reciente de México. Las Fuerzas Armadas deberán escoger entre el honor que hizo inmortales a los capitanes de la Revolución de los Claveles, en Portugal, o el enfrentamiento sangriento contra un pueblo hastiado que no claudicará. Rescatar el ideario de Benito Juárez es la consigna perenne. ¡Viva México!
 
 elinodoro@yahoo.com
 
(*) Es de dominio público que una de las causas de la liquidación de Luz y Fuerza del Centro, fue la inmensa red de fibra óptica establecida por dicha compañía. El PRIAN deseaba apoderarse de ésta para negociarla con capitales foráneos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1660 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a145996.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO