Cuidado, sigilo, unidad

Cuidado, cuidado, el imperio nos está poniendo de contendor, en la elección presidencial a un pescuezo de pollo para que lo destrocemos, y nos provoca con mentiras, para que nos ensañemos contra su muñeco de trapo. Ellos quieren que parezcamos unos salvajes come gente, no solo ante la opinión internacional, sino que quieren convertir el amor del pueblo venezolano por la revolución y su líder, en un desprecio y confusión tal, que induzca al pueblo elector, a cambiar la intensión de voto hacia el candidato de la oposición, ello es una estrategia bien diseñada, para invertir la percepción del electorado, acerca del presidente Chávez y la revolución.

No debemos engolosinarnos, todavía persisten en la población densos sectores permeables al mensaje de la oposición, si no lo creen, vean el ultimo video que presentó Pedro Carvajalino en su programa, donde aparece el periodista zuliano Fidel Madroñero, entrevistando a los escuálidos en un acto proselitista de la oposición, noten la desubicación mostrada por los entrevistados, -jóvenes y adultos de diversas edades-, en sus respuestas, todas ridículas, vacías y fuera contexto, como han sido siempre sus respuestas. Pero, esta vez mostraban una razón diferente subyacente, y es que no eran producto de un odio por encargo, no, tienen un propósito, bien claro.

Ello es comprobable, si tomamos en cuenta que han pasado 13 años, un golpe de estado, un paro petrolero y un sin numero de eventos desestabilizadores, por el lado malo, y por el lado bueno, toda la obra de Chávez, que está a la vista, no solo dentro de nuestras fronteras, sino en todo el planeta y, ellos no demuestran haber aprendido o reconocido que la situación del país ha cambiado diametralmente. Agregamos, que el ejemplo de Chávez ha calado profundamente en el pueblo del globo terráqueo, entonces es muy difícil creer, que luego de esa experiencia existan tantas personas equivocadas. No señor, los amos de la oposición están embadurnando la verdad con basura inmunda, están tratando de confundirnos, que parezcamos los peores, los malvados, los poderosos que nos ensañamos contra un pobre candidatucho lerdo, lento, torpe y sin brillo que nos dice ingenuamente ¡te amo Venezuela!. Vean nuevamente el video que les refiero, analícenlo a la luz del escrutinios desmenuzando palabra a palabra, no hay espontaneidad, está estudiado.

De tener éxito esta estrategia opositora, la gran obra magnifica de la revolución, será ignorada o asumida por el electorado como algo sin trascendencia, y la obra malsana y dañina ejecutada por la derecha, contra el pueblo en el pasado, no habría existido, solo aparecerá en el panorama actual la mala percepción de una revolución malvada.

No podemos dormirnos en los laureles y creer, que con un solo voto de ventaja ganaremos las elecciones, es que la victoria tiene que ser contundente, que no quepa dudas, pero, no solo basada en la fuerza de la revolución sino en el poder de las ideas, del amor, de los sentimientos y de paradigmas diferentes, que –ojo- los hemos estado practicando en estos 13 años, pero que estamos permitiendo que sean ignorados y ocultados por la mediática imperial, porque hemos dejado que sea dios el que se encargue con su tardía justicia, de poner la verdad en su sitial de honor, estamos esperando, que el que tenga ojos vea y el que tenga oídos oiga.

Mientras tanto nos están haciendo daño con mentiras, y están usando contra nosotros, nuestra propia fuerza. Porque no informamos, porque no hemos usado los referendos revocatorios contra los funcionarios elegidos que han traicionado al pueblo, porque no hemos ideologizado con eficiencia, porque hemos desperdiciado papel y tinta y otros recursos en el ministerio de la cultura editando revistas y libros que ni siquiera son eficientemente distribuidos a la población, porque no discriminamos a la hora de hacer llegar la obra de gobierno a la población, y hemos dejado por fuera a los amplios sectores que le pusieron el hombro a la revolución para que tuviera éxito.

Hoy, ese pueblo a pesar de los adelantos en su forma de vida, sigue siendo catalogado como estrato e y f de la población, ¿Por qué, no estamos todos en un estrato único?, la diferencia sigue allí.

Comienza otra nueva campaña, y seguimos percibiendo debilidades ideológicas en nuestra gente y en toda la población, es cierto que somos políticamente mejores, que muchos sectores han internalizado la política en su exacta dimensión, no como una practica desvirtuada. Pero, no hemos blindado la conciencia de la gente con solidas barreras argumentativas, que no permitan la penetración de las trampas cazabobo de los centros comerciales la televisión y el consumismo. Por ello es, que se requiere ser sigiloso y astuto como la serpiente, dejemos de atacar ese muñeco de trapo, ataquemos y desenmascaremos los planes de la derecha con argumentos y hechos, que ya tenemos y que son incontrovertibles, no dejemos nuestra gente olvidada con sus problemitas, que la derecha eventualmente pudiera explotar en contra del proceso, aprendamos a identificar a los funcionarios y líderes personalistas, cuida parcela y desplacémoslo de nuestras filas, convirtamos a nuestros militantes en soldados y maestros de la conciencia socialista bolivariana y humanista.

Hagamos de la unidad el motor de todas nuestras acciones y, eso se consigue con ideologización y entrenamiento, hagámonos una pregunta. ¿Por qué?

Porque todos los venezolanos, debemos conocer que es el socialismo y, por qué vamos hacia allá. Debemos saber, que el planeta esta dotado de todo lo necesario para la vida del humano, por lo cual no es necesario, que todas las actividades que el hombre hace para satisfacer sus necesidades, sean objeto de lucro para provecho de una minoría. Todos los venezolanos debemos saber, qué es el estado y cómo funciona el mismo, conocer su organigrama, debemos conocer la historia y su geografía del país, para ejercer la geopolítica. Ello nos permitirá reconocer nuestros objetivos y enterarnos que existen medidas expeditas para lograr un buen vivir, en suma que somos potentia, o sea somos los dueños del poder y debemos ejercerlo. Estamos seguros que un ciudadano conocedor de su estado, de su país y que esté internalizado del accionar político, de su historia, de su geografía y de su posición en el contexto mundial, tendrá suficientes elementos de juicio que le permitan, escoger con eficiencia lo que le conviene, y seguramente discernir sus intereses, donde seguramente no estará la alternativa de “irse demasiado”. Es imperativo tener Unidad, Unidad.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

wiliancastillop@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1094 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a145465.htmlCd0NV CAC = Y co = US