Enfoque

Lottt: Cuatro horas menos, más inversión (3)

En su papel de representantes de los partidos políticos, algunos empresarios de la cúpula que los agrupa han señalado que los productores trabajarían con pérdidas, por tanto tendrían que cerrar sus empresas. Lo cual generaría desempleo y escasez de bienes para la población. Indudablemente que si. Pero su enfoque obedece más a un análisis político (politiquero) que a un análisis empresarial. Representa más una amenaza social que un deseo de superación técnica y productiva. Para ellos, sale mejor (a la larga no) dejar las cosas como están, porque así mantienen sus márgenes de ganancia especulativa a costa del esfuerzo y trabajo de los trabajadores y trabajadoras y del resto de la población que depende de la clase trabajadora. Magnifican el caos. Se meten en él y pretenden salpicar a los demás. Ellos mismos se niegan la posibilidad de crecer, por una concepción economicista y cortoplacista, y mejorar sus niveles de producción y productividad, de ingresos y de ganancia sustentable. Ellos, supuestamente, estarían mejor. Pero no la clase trabajadora que ve cada día cómo los empresarios se convierten en piedra de tranca para su bienestar y progreso. Los empresarios al cerrar las puertas al progreso de la clase trabajadora, también, se la cierran a si mismos. Porque todos se encuentran en el mismo proceso productivo.

Se entiende, que todo empresario-emprendedor y valga la redundancia no va a arriesgar su capital para perderlo. Y tampoco eso funcionaría. Porque se caería en lo mismo que se está combatiendo. Si se emprende un proyecto se persigue una recuperación de la inversión y una ganancia razonable que permita reproducir ese capital y sustentar a la familia. La finalidad de todo esto consiste en que tanto empresarios como clase trabajadora aprovechen las bondades del proceso productivo para que el beneficio sea para todos y llegue a todos los ciudadanos de este país. No que una gran tajada del beneficio se quede en manos de un solo grupo social que por poseer los medios de producción se de el derecho y la potestad de que todo lo que se produce les pertenece; mientras que una inmensa masa de ciudadanos no percibe las bondades de ese proceso productivo.

Lo que se está presenciando en este país consiste en que la economía nacional se enrumba y debe mantenerse por nuevos caminos. Caminos de expansión y de una mayor productividad con la finalidad de producir los bienes y servicios que necesita la sociedad venezolana, en primer lugar. Luego, esta economía debe conseguir su propia sustentación para hacerse soberana. Y después, independiente. Para ese entonces, se irá construyendo lo que el presidente de la República Hugo Chávez ha denominado una potencia económica y social.

De mantenerse el gobierno revolucionario en el poder y mediante la utilización del Estado como mecanismo de integración económica y social del pueblo, Venezuela se encontraría vislumbrando el camino hacia el socialismo. Y de allí hacia el comunismo, una sociedad sin clases y explotados. Esta trayectoria la perfila la historia y la realidad cotidiana mundial. Por esta razón y visión económica y social, el inversionista debe percatarse que las inversiones del estado como instrumento y promotor económico, proporciona un campo fértil para nuevos proyectos en las áreas administrativas, que mejoren sus procesos y trámites burocráticos. Y que se le presentan alternativas para mejorar sus procesos tecnológicos de producción que le permitirán avanzar hacia mejores niveles de producción y productividad. De esta manera, podrá expandir sus empresas y sus negocios de manera casi ilimitada. Porque podrá expandir sus procesos operativos y productivos sin riesgo de perder, incorporando nuevos instrumentos de trabajo que le llevarán la producción hacia niveles superiores tanto en rendimiento como en productividad. Observarán que sus esfuerzos al arriesgar sus capitales se compensarían. Y t odo se traduciría en nuevas empresas y en un incremento sustancial de la formación de capital. además, de un incremento del empleo productivo y sustentable en el tiempo.

Se deduce, pues, que esta nueva Ley del trabajo, como un granito de arena en este proceso de construcción de la nueva sociedad, conllevará a mejorar las relaciones laborales-empresariales en donde cada uno tendrá un papel protagónico en el sustento de la población. Los trabajadores, las trabajadoras y los empresarios de este país, mediante la puesta en ejecución de esta norma, reciben un motivo especial para mejorar sus niveles de producción, productividad y de vida plena en lo económico, en lo social, en lo político y en su relación con la naturaleza. Hasta otro ENFOQUE.

cortezuno@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2978 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144345.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO