Víctor Hugo, Karl Marx y Simón Bolívar

El longevo de mis microbiografiados fue el idealista francés Víctor Hugo( 1802-1885); sobrevivió dos años al alemán Karl Marx. Este nació16 años después de aquel, y a pesar de haber recorrido paralelamente buena parte de sus vidas, sus cosmovisiones fueron muy encontradas desde un principio; el uno, un obstinado y obnubilado idealista, y el otro, no menos obcecado, materialista objetivo e innovador científico en cuanto a la Sociología y Filosofía convencionalmente imperantes, y fue un pensador buscador de una solución del mal social, hasta su arribo a la palestra de los análisis socioeconómicos que por primera vez asomaron un posible camino que condujera al hombre concreto a la implantación de una nueva forma de vida y trabajo, tarea esta aún pendiente de realización.

Cuando Marx nace ya el americano y caraqueño Simón Bolívar tenía su buenos 35 años, y este jamás pudo conocer la obra del primero ya que, por ejemplo, el Manifiesto del Partido Comunista data del año 1847, o sea, dieciséis años después de haber fallecido Bolívar en tierras colombianas y en condición de exiliado y perseguido por amigos y enemigos de su causa idealistamente libertadora.

Si bien el escritor Víctor Hugo pudo haber conocido la gesta bolivariana, lo hizo en condición de maestro, de consejero, pero jamás pasó de críticas superficiales contra la maldad humana, una subjetividad suya contra valores subjetivos que acompañan al poderoso en su condición de tal., muy al estilo de su contemporáneo inglés, Charles Dickens (1812-1870), un experto en literatura conservadora y victoriana que tampoco pudo pasar de las buenas intenciones ni de los líricas y cinematografiables escenas de sudor, lágrimas y lamentaciones, ciertamente muy conmovedores, pero nada eficaces contra las verdaderas causas de la iniquidad humana, que tan bien radiografiaron esos escritores durante sus ejercicios literarios, y que hoy por hoy siguen dándole muchos francos, dólares y libras a las editoriales del mundo burgués en su incansable proyecto para eclipsar la literatura marxiana, leninista y afines.

Muchos, desde una perspectiva no menos subjetiva, critican algún criterio antibolivariano que pudo haber escrito Marx , en tanto y cuánto pudo enterarse que estos valientes independentistas americanos liderizados por Simón Bolívar no caían en la cuenta de que los militares realistas no eran el verdadero enemigo de los pueblos, ni de ellos como ricos mantuanos que se consideraban pechados injustamente por una aristocracia feudal y parasitaria y peninsular, sino la propiedad privada y terrateniente de la época.

Y hoy sentimos terror ante el repunte que están tomando los idealistas contemporáneos, no ya servidores tradicionales de la improductiva y desprestigiada Socialdemocracia, sino porque están tomando para sí la causa revolucionaria proletaria ignorando al asalariado, enterrando la palabra *plusvalía*, desechando y silenciando el fenómeno de la *explotación del hombre por el hombre*, con sagrado respeto a la propiedad privada lucrativa, y dando prioridad supuestamente revolucionaria a los marginados del sistema, en un intento ( pensamos) por reclonar la amenazadora clase media burguesa, misma que más tarde o más temprano está llamada a pasarle factura de finiquito a los propietarios privados más importantes de la producción mundial.

Para cerrar, debo aludir al connotado Dn. Simón Rodríguez(1771-1854), otro idealista que limitó sus bienintencionadas y altruistas enseñanzas a la preparación para el trabajo, independientemente de las condiciones estructurales donde le tocare desempeñarse al trabajador. Lo excusamos también porque a él tampoco llegaron las enseñanzas de Marx, pero sí las del idealista objetivo, Juan Jacobo Rousseau, de Víctor Hugo y de Charles Dickens, idealistas que fueron muy valientes en el manejo de las armas mediáticas pero poco certeros en su puntería hacia los verdaderas causas de la miseria humana.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4653 veces.



Manuel Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas