Se te esta cayendo el pedestal Gato

No existe una caída mas dolorosa, cuando una persona cae de un pedestal construido por su vanidad. Cuando se rompe el equilibrio entre la responsabilidad como ser social y la aspiración personal creciendo mas lo segundo, el ego se desborda y la inteligencia es superada. Entonces la persona queda a merced de los adulantes, halagadores, bufones y toda ese cohorte de jala bolas, que están allí por un interés bastardo y mezquino. Y es que para alimentar su petulancia necesita del canto de alabanzas de su circo; tanto como el adicto necesita del narcótico.

Esa es la historia del Gato Briceño, un hombre que nunca fue revolucionario, solamente que supo jugar al calculo de la oportunidad y esta donde esta, gracias al Huracán Chávez y que posteriormente ya por debilidades o errores de la dirección política se le fue complaciendo y dándole carta blanca a sus caprichos: defenestrar potenciales candidatos, conformar equipos políticos municipales y regional a su imagen y semejanza, apoyar sus precandidatos a las alcaldías, concejales, Asamblea Legislativa Regional, hasta de llegar al colmo que en la ultimas elecciones, contra el sentimiento del pueblo chavista, se indujo al apoyo de tres de sus candidatos a la Asamblea Nacional aun cuando en el colectivo revolucionario se tenia conciencia que saltarían a las primeras de cambio.

El Gato fue un hombre que contó con el apoyo conciente de la derecha de Monagas y con el apoyo disciplinado del pueblo chavista, convivió para su reelección entre el comando de campaña donde prevalecía el color rojo de la revolución y el de independientes con el Gato donde el antichavismo era el punto coincidente.

Indudablemente que con todo ese apoyo, producto de su malabarismo político sin mas principio que la ambición personal y el canturreo panegírico de su séquito de “incondicionales,” hizo de su liderazgo virtual un reyezuelo y de sus caprichos su acción de gobierno, no entendió ni lo entenderá porque hay un inmenso analfabetismo en lo que es el saber y experiencia en los asuntos del Estado en pocas palabra no tiene ni idea de lo que es un ESTADISTA; no visualizó las potencialidades del estado, priorizando la importancia de cada región o sector para apuntalar su desarrollo , se desaprovecho la puerta del estado hacia la fachada atlántica por el Caño San Juan, la importancia del Orinoco, sus cualidades turísticas, sus potencialidades agrícolas; la miopía le impidió ver en su totalidad al estado y circunscribió ha Monagas a los 1.695 km² que es la extensión de su quimérico proyecto; el municipio Cedeño Claro eso si; su mayor obra es su publicidad, lo que le ha alimentado la vanidad a expensas de obras del ejecutivo nacional o expensas de obras ejecutada por PDVSA.

Pero llego el 2011; punto de inflexión , el momento de quiebre de su poder absoluto, comenzó ha recibir señales que atentaban contra lo que creía ser su feudo; es el momento cuando el PSUV reestructura sus organismos regionales siguiendo las líneas de acción políticas y donde para mantener el equilibrio entre la acción gubernamental , la contraloría y el apoyo conciente al mismo; se requería evitar los extremos donde gobernadores y alcaldes secuestraran al partido y lo convirtieran en un instrumento incondicional y acrítico sin discernimiento a su gestiones. Ya cuando el Señor Gato ve que se conforman equipos municipales y el regional del PSUV, serios, donde no se aguardan ordenes de la gobernación sino propuestas para el debate; ya la cosa no le gusto, le dolió como el egocéntrico niño mimado; inmediatamente enfiló su artillería comunicacional contra el partido, le aterraba que después del 7 de octubre no fuera designado candidato para un nuevo periodo.

Cada día se fue intensificando la lucha contra el partido; su estratagema es la de un victimario convertido en victima del “régimen” y para eso contaba con el estimulo de su legión de truhanes, entre contratistas, testaferros, tunantes de la política, todos ellos oportunistas que parafraseando al panita Alí podría decirse “tiene unos cancerberos/ de un raro comportamiento/ que al amo alegra y tiempo de demostrarlo/ no desechan/ le muerden la mano izquierda y le lamen la derecha”

Ese grupo para el fue su muerte política, le alimento su ego de tal forma que buscaba la excusa, el momento critico para con una acción donde se viera como el Gato Mártir; sincerarse con su conciencia, porque el nunca fue revolucionario, y como prueba lo verán dentro de poco, negando todos los proyectos y planes del gobierno nacional.
El derrame petrolero le llego ( según él) como mandado a pedir . Me imagino en los predios de su reinado entre whisky mayor de edad y brochetas de lomito, pollo y langostinos; sus bufones leyéndoles encuestas, resultado de reuniones con alcaldes, “lideres”, chismes,” temor en Miraflores si el Gato se va”, llamadas de Globovision, banqueros con el Gato, CNN quiere entrevistarlo, y cual el propio Pigmalión, que del amor a su estatua construyo su realidad, don gato con el casquillo de su pandilla se creyó invencible . Y todavía con el acto de lanzamiento de su candidatura reforzó su creencia, encerrado en un espacio con capacidad de 1700 personas sentadas se creyó cual coloso siendo ovacionado en un lleno total en el estadio Maracaná. Así es la pequeñez de los falto de humildad.

Pero la realidad comenzó ha cachetearlo el viernes 23 de marzo, el falso pedestal comenzó ha caerse, la cuenta regresiva a su pulverización política se inició ese día.

Gato el acto de apoyo que se le dio al Comandante, al único comandante que el pueblo reconoce, no se le dio bajo una falsa invitación institucional como la hiciste tu, para garantizar presencia política heterogénea y manipularla y salir diciendo que todos te respaldan, ni tampoco fue un acto encerrado, el acto del viernes fue por todo el cañón un acto político, convocado como un acto político en apoyo al Presidente comandante Hugo Rafael Chávez Frías y en la calle, y la llenamos sin que estuviera físicamente nuestro presidente.

El pueblo que en su conciencia y su corazón sabe que amor con amor se paga, lleno la avenida Bolívar de Maturín.

Tus asesores Gato después de las elecciones de diciembre y seguro que sin salir todavía de tu aturdimiento le preguntaras; ¿Qué pasó? Ellos dándote la espalda te dirán; Traición con traición se paga.

Viviremos y Venceremos

Josehog13@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2430 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: