Memorias de un escuálido en decadencia

Barrios

¡Meter a Embajada Radonski en un barrio nos está costando una bola y parte de la otra! Esa cuerda de marginales cuando lo ven en el barrio le gritan de todo: “Burgués, niño rico, ¿vienes a buscar el voto, papito rico?” Y lo mejor que debemos hacer es repensar esta campaña electoral porque nos están dando muy duro los chavistas. Uno llega a visitar el barrio con nuestro candidato, y ya eso está lleno de chavistas con pancartas y  fotos del dictador por todas partes y gritando que este territorio es chavista.

En verdad que se nos está poniendo fea la cosa. Porque según todos los cálculos que hemos hecho, para ganar, tenemos que convencer a muchos chavistas para que abandonen al dictador y se vengan con nosotros, y por lo visto, esa gente no está dispuesta a abandonar a su tirano.

A alguien se le ocurrió por allí que montáramos nuestro propio barrio y que metiéramos allí a todos los compañeros y grabáramos las cuñas, pero eso no tiene mucho sentido, porque tendríamos que cambiarle el nombre al barrio todos los días y maquillar muy bien a la gente para que no los conozcan en la televisión cuando presentemos nuestras caminatas. Se imaginan, si de repente los chavistas nos descubren y denuncian que tenemos un barrio montado únicamente para llevar a Embajada Radonski y que lo reciben con amor y paz y cariño y con ganas de montarse en el autobús del progreso.

En fin, que nos queda poco tiempo para enamorar a los chavistas, como muy bien nos lo dijo Julio Borges antes de que se metiera a vendedor de sardinas en la Asamblea Nacional. Lo malo es que no sabemos qué prometer. Porque si prometemos educación, eso es lo más que tienen ahora los chavistas, por todas partes están esos locos estudiando y graduándose de un montón de vainas que uno ni conoce. Si prometemos viviendas, ni de vaina, esa gente anda empatada en una Gran Misión Vivienda que nos tiene locos, porque Julio –vendedor de sardinas- Borges por más cuentas que saca y dice que no son doscientas mil que son veinte las casas que han entregado, eso no se lo cree nadie, sobre todo la gente que ya recibió su casa con todo, es decir, con nevera, televisor, lavadora y no me jodan, ahí no hay nada que buscar, lo único que nos queda es atacar a los chinos, pero eso a la gente le importa un carajo, lo que le importa es que tienen sus aparatos allí, en su casa. Así que lo mejor será no llevar a Embajada Radonski a ningún barrio.

- Estoy en el rincón de una cantina.- Me canta Margot.

     robertomalaver@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3746 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a140365.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO