¿Qué es y cómo se expresa la revolución bolivariana?

Quizás lo apropiado sería preguntarnos qué significa el proceso político que hemos denominado como “Revolución Bolivariana”. Aún más, podríamos ir más allá al reflexionar sobre las diferencias pero, fundamentalmente, las contradicciones, entre el actual proceso político revolucionario-nacionalista y las políticas puntofijistas impuestas en sus dos etapas económicas con una tercera de carácter golpista desarrollada durante el proceso revolucionario-bolivariano la cual fuera derrotada por el Poder Popular; éstos procesos político-ideológicos se desarrollaron durante los gobiernos puntofijistas (Rómulo Betancourt-Carlos Andrés Pérez en su 1r. Gobierno; Carlos Andrés Pérez-Rafael Caldera, ambos en sus 2dos. Gobiernos. Tema aparte serían los gobiernos de Luis Herrera Campíns y Jaime Lusinchi de carácter transicional-ideológico-económico), neoliberal-radical-fascista (Golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Hugo Rafael Chávez Frías y asunción de figuras políticas a los predios de Miraflores en lo que se ha definido como el gobierno [sic] de “Pedro el Breve”) y revolucionario-nacionalista; es decir, desde el triunfo del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías, las derechas antirrevolucionarias y antinacionalistas desarrollaron un proceso del “técnica de golpe de estado” con la finalidad de instaurar un gobierno hiper-neo-liberal-post-moderno (¿moderno?)  del corte parecido (como referencia a la propuesta de gobierno del ungido-designado candidato a las elecciones presidenciales del 7 de octubre del año en curso, Henrique Capriles Radonsky) al actual gobierno de don Mariano Rajoy, huésped de la Moncloa y súbdito del Rey de España, cuyo gobierno está llevando a la praxis la reingeniería del Estado español, literalmente, desmontando las políticas sociales de corte socialdemócrata-europeo-comunitario en profunda coordinación con la reingeniería del sistema capitalista a nivel global (según el modelo alemán de las políticas socio-económicas en imposición diseñadas por el gobierno de la Canciller demócrata-cristiana, Angel Merkel, en objetiva y profunda coordinación con las bendiciones de Barack Obama, es decir, del Poder [Müller Rojas] y el aparato militar estadounidense en reestructuración profunda) dándole preeminencia a la banca privada y al sistema de las finanzas globalizadas (Wall Street, Nikkei, FTSE, Hang Seng, DAX, Frankfurt, Singapur y el patio de Madrid) con la destrucción sistemática, objetiva-necesaria y consciente del empleo cual significa la reingeniería de los fundamentos básicos de la división internacional del trabajo actual, conjuntamente, con la persecución político-policial, militarizada en algunos casos específicos, de la protesta de sub-conjuntos sociales profundamente afectados por dichas políticas hiper-neo-liberales que, como sub-conjuntos sociales, buscan defender sus derechos humanos con la participación de actores sociales sin distingo de edad ni de clases pauperizadas (dicha reingeniería está afectando a la pequeña burguesía la cual se adhiere a una de las dos tesis políticas presentes en el universo político-ideológico: la defensa de sus derechos sociales apoyándose en políticas sociales-socialistas y/o suscribe las tesis del fascismo renacido-religioso. Consideramos que la “tesis de la Reforma” –propuesta en Venezuela, en Cámara de Diputados, por un diputado socialcristiano durante la primera fase del Gobierno de don Rómulo Betancourt-, en este mundo de hoy globalizado, no tiene sustento teórico-práctico; es decir, una supuesta praxis de unas políticas socio-económicas que se sustentaren en una reforma de carácter eurocéntrico-católico chocarían, frontalmente, con las actuales políticas del Imperio en la presente reformulación de su Estado-Imperial-imperialista vista las nuevas realidades de un mundo globalizado multipolar cuando, por ejemplo, los BRIC son una realidad objetiva con incidencias objetivas en las políticas del Imperio y afectaciones en el propio sistema capitalista mundial).

En ese escenario, parcial-propuesto, está, en la escena internacional, la Revolución Bolivariana que sustenta sus “logros” en las políticas socio-económicas internas (léase: Misiones) que se han venido desarrollando en estos 13 años de Revolución cual conducida por su líder, Chávez Frías. ¿Está la Revolución Bolivariana, en su praxis, incidiendo en la reingeniería actual del sistema capitalista? En caso afirmativo ¿cuáles serían las diferencias fundamentales, en ese escenario de cambios profundos socio-económicos del sistema capitalista (léase: reingeniería), entre Washington y Berlín y la de ambos actores con la Revolución Bolivariana? La reingeniería, obligada y necesaria, tiene dos actores fundamentales; los demás, son simple actores de segunda. Uno de los actores sería Washington con las políticas socio-económicas que ha venido desarrollando el gobierno de Barack Obama, particularmente, en su reciente fase de traslado de sus objetivos políticos geoestratégicos hacia la región del Asia y el Pacífico; el otro actor sería Berlín (léase: Angela Merkel) con la tesis económico-financiera-neo-constitucional de “hard-landing” para toda la Comunidad Europea extensible hacia la región del Mediterráneo que han venido siendo criticadas, duramente, por Washington por su afectación en la recuperación del sistema capitalista en permanente globalización. Ambas políticas, Washington-Berlín, han afectado la “paz social” en aquellos países de la periferia del capitalismo, es decir, de los países con orillas en el Mediterráneo (incluyendo: Portugal, Islandia, Irlanda), con consecuencias en las políticas-praxis de la salud, educación, empleo, salarios, jubilaciones de sus sub-conjuntos sociales incluyendo a la pequeña-burguesía (consideramos que, aparentemente, hay un renacer del lumpen-proletariat europeo).

La Revolución Bolivariana sustenta el desarrollo de sus políticas sociales en las políticas económicas en el desarrollo, tanto “aguas arriba” como “aguas abajo”, de las reservas de crudo y gas, particularmente, los depósitos petrolíferos situados en la Faja del Orinoco; es decir, el desarrollo de la Industria petrolera venezolana, en uno de sus objetivos fundamentales, se ha dirigido al desarrollo y la consolidación de la base social, necesaria e imprescindible, de las Misiones como uno de los pilares del Poder Popular. El desarrollo de la industria petrolera -como paso obligado y necesario asumido por y para la Revolución Bolivariana- se ha visto impactada, objetivamente, por, primeramente, el rescate de los precios justos del barril de crudo; en segundo lugar, el impacto positivo y obligado de carácter nacionalista del marco impositivo nacional no solamente del proveniente de los negocios estructurados de la industria petrolera sino la importante labor que han venido desarrollando los equipos del SENIAT; en tercer lugar, las inversiones en los sectores primarios de la economía están en su proceso de desarrollo con fundamental impacto en la estructura global de la economía venezolana en permanente perfectibilidad. A nivel de la superestructura es evidente y medible el impacto objetivo de las Misiones, en las reformas de las leyes y en el rescate de la cultura histórico-antropológica que ha venido desarrollándose desde el Ministerio de la Cultura. Es decir, el Estado revolucionario, sustentándose en las políticas de la Revolución Bolivariana desde el Gobierno Bolivariano presidido por el Comandante-Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, se ha salido del “libreto del capitalismo y del capitalismo neo-liberal” profundizando en su base de conciencia revolucionaria, nacionalista y socialista.

Frente a lo inmediato anterior, comparativamente, con la actual reingeniería del sistema capitalista, el escenario consecuencial es, objetivamente, de profunda contradicción. Para su comprensión hemos considerado que el actual proceso revolucionario de cambios profundos se corresponde, en los actuales tiempos históricos, con la 2da Revolución en Independencia de la Patria y de la Patria Grande cuando consideramos como 1ra Revolución en Independencia el proceso histórico desarrollado por los Libertadores que permitió expulsar al Imperio español, en su proceso de decadencia, de las tierras ancestrales de la América al sur del río Bravo.

delpozo14@gmail.com  
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1514 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a139252.htmlCd0NV CAC = Y co = US