Hoy no hay guerra. Mañana si

Nunca imaginó David Monsalve que un anuncio publicitario lo iba a hacer famoso.

Cuando pequeño, David llegaba a comprar a la bodega Los Guayacanes, y siempre le llamó la atención el aviso que tenía pegado en la pared, José Pascual Malaver, el dueño del negocio: “Hoy no fío. Mañana sí”.

El primer día que vio el anuncio le pareció simpático, y se dijo para sí mismo: “Mañana vengo”. Al día siguiente fue que comprendió el anuncio. Nunca iba a poder sacarle nada fiao a José Pascual Malaver, porque ese mañana no iba a llegar nunca. David se aprendió el aviso y se dijo: “Algún día me puede servir”.

Y llegó el día. David se había hecho una carrera propagandística por todo el mundo. Había asesorado a Sumate. A componte, oposición componte, un partido político que no encontraba el camino por ninguna parte. Y a organismos internacionales que constantemente viajaban a observar elecciones.

Ese día, David hizo un análisis concreto de la realidad concreta y comprendió que el mundo estaba en guerra. Que cada día morían hombres y mujeres en cualquier parte, y lo peor, morían en nombre de la paz.

David hizo un estudio de mercado. Realizó encuestas. Se planteo varios escenarios y varias hipótesis. Y una vez que visualizó el entorno donde se movía, llegó a una conclusión: Todo el mundo está esperando una guerra.

Entonces creó una campaña política internacional. Eso sí, únicamente en prensa. Tomó fotos del Pentágono. De la CIA. De la Casa Blanca. De todas las embajadas de Estados Unidos. Y diseñó avisos de una página y colocó en cada uno de esos lugares la frase que un día vio en la Bodega Los Guayacanes: Hoy no hay guerra. Mañana sí.

Lo hizo en todos los idiomas. Y logró que una institución enamorada de la paz, pagara todos los avisos. Y aquello fue un éxito. Y dicen que a George Bush le gustó tanto que mandó a colocar el aviso en la Casa Blanca y en el Pentágono y en todas las embajadas de los Estados Unidos, y dicen también que Bush, todos los días se levanta entusiasmado, porque hoy es el gran día, pero cuando lee el aviso: Hoy no hay guerra. Mañana sí, cae en una profunda decepción.

Hay que hacer todo lo posible porque ese aviso siga allí, en la Casa Blanca.

Robertomalaver@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3050 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas