4F: rebelión militar

La celebración de los veinte años del 4 de Febrero de 1992, tiene una trascendencia que va mas allá de nuestras fronteras. Despertó las conciencias de desarrollar movimientos de liberación Nacional en toda la América Latina y el Caribe. Caracas es nuevamente el ejemplo como lo fue en Abril de 1810. El significado histórico de la insurrección militar bolivariana está en que interpretó el descontento de un pueblo sometido a una falsa democracia. Se puede decir que es la continuación de la obra libertaria de nuestros jóvenes patriotas.

Doscientos años después de la gesta independentista se consolida el ideal bolivariano en contra de unas estructuras políticas decadentes que habían hundido a la nación venezolana en la ruina. Venezuela adquirió una de las deudas externas más grandes de América del Sur y generó una pobreza del 80% con un cuarenta por ciento de de pobreza extrema de su población.

El 4 de Febrero de 1992 permite el triunfo, por medio de las elecciones de 1998, de un gobierno socialista y revolucionario dirigido por el Comandante Hugo Chávez Frías. Este alzamiento de los capitanes, tenientes y coroneles bolivarianos, surge a raíz de los hechos ocurridos en el denominado “caracazo” entre los días 27 y 28 de Febrero de 1989 en el gobierno recién juramentado del Presidente Carlos Andrés Pérez. Las medidas económicas tomadas fueron el detonante que produjo la toma de las calles de Caracas por el pueblo que protestaba los aumentos de los precios de los alimentos y bienes de consumo. El Fondo Monetario Internacional impuso las políticas neoliberales justificadas por la deuda externa y los compromisos económicos con los entes financieros foráneos.

La Rebelión Militar del 4 de Febrero de 1992 se puede comparar con el movimiento del 19 de Abril de 1810 por los objetivos de independizar a Venezuela, dando continuidad a un proceso de liberación de la patria que quedó inconcluso. Una vez conocida la acción comandada por Hugo Chávez, surgieron diversas interpretaciones y una de las que más confundió sobre todo a la izquierda venezolana se vincula con la tradición golpista en Suramérica dirigida por el sector militar conservador, vinculado con el fascismo y los órganos de inteligencia de los Estados Unidos. El ejemplo muy conocido de la intromisión y financiamiento del pentágono y la CIA en las políticas internas de un país fue el golpe de estado contra Salvador Allende en 1973.

La masacre al pueblo en las calles de Caracas el 27 y 28 de febrero de 1989 ejecutada por las Fuerzas Armadas, generó el descontento y la organización de los soldados patriotas, creando el Movimiento Bolivariano 200 como respuesta a la actitud servil de la oficialidad con la burguesía venezolana, fue el rescate de la dignidad de un pueblo representada en estos jóvenes bolivarianos que decidieron apuntar sus fusiles contra los explotadores y entreguistas de las riquezas naturales de Venezuela a manos extranjeras.

Con la llegada al gobierno del Comandante Chávez, se desarrollan políticas de auge económico, desarrollo tecnológico, de gran contenido social incluyendo a las mayorías en la política y la economía nacional. La declaración del carácter Socialista del proceso político venezolano, se convirtió en un gran desafío a la potencia más grande del mundo y creció el odio hacia Chávez por parte de la oligarquía que había convertido a Venezuela en su feudo. El golpe de Estado de Abril del 2002 es el indicador que marca la diferencia en la acción del 4-F, pues es dirigida desde Washington con la finalidad de asegurar el manejo de la Industria Petrolera.

orlandobalbas27@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2012 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: