Hugo tiene razón

Es sorprendente la campaña electoral del sexteto oligarca. Tal afirmación es consecuencia de las declaraciones, a la prensa escrita y la televisiva, de algunos de ellos. Le escuché a uno de esos “egregios políticos” solicitarle a mi comandante Hugo el rompimiento de relaciones con los gobiernos que no respeten los derechos humanos. Ante tal declaración experimenté cierto regocijo, supuse cierto rasgo de templanza en el declarante. Conjeturé que se refería al gobierno que mediante la “Ley Patriota” viola los elementales derechos humanos de los ciudadanos; al gobierno que no le importa los mandatos de la ONU para poner fin al inhumano bloqueo que durante 52 años le ha ocasionado enormes pérdidas al pueblo de Cuba; al gobierno que mantiene cientos de detenidos, sin fórmula de juicio, en la siniestra cárcel de Guantánamo; al gobierno que bajo una descarada mentira invadió a Irak causando más de de un millón de muertos; al gobierno que recién bombardeó a ciudad Trípole, la capital de Libia, y como secuela, dejó miles de huérfanos y viudas, por fortuna eran “bombardeos humanitarios”; al gobierno cuyos soldados orgullosos y patrióticamente se orinan sobre los cadáveres de soldados afganos; al gobierno que contrata mercenarios para invadir otros pueblos evitando explicaciones ante su propio congreso; al gobierno que financió los contras nicaragüenses con dinero proveniente de la droga; al gobierno cuyo presidente admite la tortura para sacarle información a los detenidos por terrorismo; al gobierno que mantiene 702 bases militares a lo largo de todo el planeta; al gobierno que posee un armamento nuclear capaz de destruir más de cien planetas como la Tierra…en fin me faltaría espacio para enumerar las sinnúmero de violaciones de los derechos humanos del gobierno de los EEUU. Pero la chispa que me iluminó el cerebro se disipó cuando escuché que el candidato de la oligarquía se refería, no al gobierno de USA, sino a los de Cuba e Irán. El primero, cuyos líderes abogan constantemente por el desarme nuclear; al gobierno que envía otros países ejércitos de médicos, entrenadores deportivos y educadores para ayudar con el mejoramiento de calidad de vida de los excluidos por muchos años en otras naciones. Y el segundo, el gobierno de Irán, que con su ayuda estamos erigiendo un país productivo en renglones como alimentos, automóviles, tractores para el agro, edificando viviendas, entre algunas de las contribuciones que reciben los venezolanos del país Persa. Después de seguir escuchando al sexteto oligarca tengo la certeza que los referidos parecen candidatos del partido Demócrata y Republicano de lo EEUU protegiendo los bienes del país yanqui. La nación donde residen las empresas trasnacionales que durante más de cien años explotaron, mejor dicho se robaron, nuestros recursos naturales con el consentimiento de los presidentes puntofijistas, que tanto defienden los “mudos” (miembros de la MUD) y el sexteto oligarca. Por esto Hugo tiene razón: no volverán



Los “mudos” prefieren dirimir de sus dificultades políticas fuera del país y por tal razón ante cualquier problema se dirigen a los EEUU. Otros, los más “ínclitos” sus pasos van encaminados hacia las democracias más “evolucionadas” del planeta como son: Inglaterra (20), España (9), Francia (27). El número entre paréntesis no es un parámetro para medir el índice de libertad, sino el número de protectorados (léase colonias) que mantenían tales imperios durante el siglo XIX y parte del XX. Más de veinte millones de kilómetros cuadrados del planeta, un 20 % total de la superficie del globo, estaba en manos de quienes hoy nos pretender dar lecciones de democracia. No hay duda, tenían que desarrollarse: mano de obra esclava y peones, materia prima robada y mercados cautivos para venderles los productos procesados con los recursos exfoliados a África, América y Asia. Fueron esos “flojos” aborígenes y negros, quienes con su trabajo de esclavo y peones mal pagados en las minas, plantaciones y fábricas, contribuyeron al desarrollo de los imperios europeos y los EEUU. Por eso Hugo tiene razón: debemos inventar nuestro propio modelo de democracia construyendo el socialismo del siglo XXI, completamente diferente a la democracia representativa y gobiernos neoliberales que quieren preservar, en supuesto negado de triunfar, los “mudos” y quien salga elegido en las elecciones primarias.

Durante muchos años, quienes viajaban en carro por las carreteras del país, los anuncios de Shell, Mobil, Esso, Texaco entre otros, parecían ser parte del paisaje de Venezuela. Ciertamente, eran los nombres de las gasolineras holandesas y estadounidenses que durante muchos años explotaron nuestros recursos. Y cómo no se iban a desarrollar si el barril de crudo (159 litros) lo pagaban a centavo de dólar a principio del siglo XX y al final régimen puntofijista, a siete dólares. Es lo que lo “mudos” y el sexteto oligarca pretenden repetir, ofreciendo nuevamente la faja petrolera como “faja bituminosa”, para beneficio de las transnacionales energéticas, en detrimento de nuestra economía y la privatización de PDVSA. Por eso Hugo tiene razón, no volverán y para eso los venezolanos, con su voto, les corresponde impedir el regreso de la barbarie.





enocsa_@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1677 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a136927.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO