2012: salud, justicia, educación y conducta, perspectivas para la Revolución Bolivariana

Sin negar las realizaciones u obras llevadas y/o adelantadas en el Proceso Revolucionario a favor del Pueblo, en estos años de gobierno quintorepublicanos, asomándose el horizonte del 2012 y la contienda electoral para la reelección del Comandante Chávez, de manera reflexiva es imperioso que se ventile, con toda la sinceridad y fuerza del caso, midiendo el impacto que estarían causando, los problemas esencialmente sociales no resueltos, tales como los relacionados con la salud, la justicia y la educación como derechos populares, los mismos que los detractores opositores y cuartorepublicanos endógenos, utilizan para lanzar su artillería fundamentalmente mediática, contra nuestro Gobierno y Pueblo.

Salud: Enfocándolo en los problemas que se presentan en a) los centros destinados a prestar servicio y en b); las personas encargadas de dar la cara ante c) el Pueblo, porque, cuando se encuentran estos tres elementos, nos conseguimos que existe y se proyecta sin desmentido, deficiencia de equipos médicos y de insumos; injustificados sueldos bajos en el personal; descontento y angustia de la gente al no recibir el tratamiento o la cura buscada.

Justicia: Tribunales, fiscalías, policías todas, abogados y defensorías públicas abarrotados, lo que trae en consecuencia retardos que niegan su esencia misma, generando una inseguridad jurídica generalizada que trastoca a todas las instituciones, de donde los mas perjudicados, por la concepción clasista que aún perdura, son los que menos, o que no, tienen poder alguno.

Educación: En la medida que se proyecta el consumismo capitalista, se afianzan los tentáculos que atrapa y corrompe a todo el componente familiar y social en general, siendo los niños y adolescentes los más vulnerables; ellos, a pesar de estar o haber pasado, en su gran mayoría, por las aulas de las escuelas orientadas por un gobierno de pueblo, están en el sentir inmediato, muy lejos del entendimiento social que les evitaría caer en el egoísmo lucrativo particular y la tentación de los medios que alienan y empujan a gastar hasta lo que no se tiene.

La Conducta: Es innegable, en los hospitales y demás centros de salud, justificándose maliciosamente en muchos casos, existen redes de zagaletones que se aprovechan de la confianza ciega o negligencia (imperdonable) del Estado, entiéndase, Presidente, Ministra, jefes de despacho y de zonas, supervisores, directores o jefe inmediato, que le sacan provecho personal, cuando sustraen en perjuicio colectivo, equipos varios, hacen negocios con clínicas privadas, cabalgan horarios, reposan indefinidamente, en fin, asumen la insensibilidad para con el prójimo como conducta. Las cárceles llena de pobres y jóvenes; los demandados y condenados civil, laboral, administrativamente que no recibieron con la suficiente contundencia institucional, las herramientas jurídicas y sociales que les evitara caer en las garras de los negociantes de la injusticia, sean estos, con sus honrosas excepciones, jueces, ministerio público, alguaciles, secretarios, policía, furrieles, abogados, encargados de torcer el camino justiciero de la justicia que debe dar a cada quien lo que necesita. Educadores, fundamentalmente en cargos directivos, distando del objetivo principal en su papel de funcionario de estado para construir el socialismo, se sienten cansados, insatisfechos, no comprometidos, o cuando no, aprovechadores del cargo para lucrarse hasta con el alimento de lo niños, que están convertidos en castradores de ideas de solidaridad, apoyo colectivo y comunidad.

En estas tres perspectivas, más allá de la vivienda, de la pensión, o el trabajo individual, sin negar su importancia presente, en el camino de la Reelección Presidencial, deben basarse las respuestas que marquen con señales convincentes y a toda costa, el porvenir en los próximos 6 años. Esto nos permitirá evitar que persistan, entre otros males, un sistema de salud curativo, que en definitiva, es mas pervertido y el que más recursos cuesta al Estado y a los particulares, el que más duele individual y socialmente y, en fin, el que más dividendo da a los mercaderes de la salud; igual, se debe vislumbrar con la suficiente autoridad y carácter de Estado Popular, con todas sus ramas y armas, enrumbado hacia el Socialismo y mostrando plena disposición para encerrar a la criminal impunidad, que en los últimos años se ha convertido en el cáncer que mata a las instituciones jurídicas, trastocando con ello la honradez del ejercicio abogadil en todos sus rangos, cuando por principios, estamos llamados a enarbolar y defender con gallardía, en función del correcto equilibrio que iguala a los ciudadanos; como estado docente, inequívocamente tenemos que convencer y ganar principalmente a los educadores, porque estos son imperativamente integrantes del equipo humano que compone la estructura del Estado, y en tal sentido todos, sin excusión alguna, deben estar y sentirse comprometidos con la tarea de sembrar en los alumnos, para que estos lleven a sus padres y demás familiares, a los vecinos y así al resto de la sociedad, el Socialismo como la única alternativa que permitirá salvar la Patria y así, vencer definitivamente la voracidad rabiosa con que nos acecha el Capitalismo.

Abg. Valencia - Carabobo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1486 veces.



Gustavo Vásquez (*)


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a136048.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO