¿Qué dejará la próxima visita de Benedicto XVI a Cuba y cuál su interés?

En ese rompecabezas de intranquilidad espiritual que ronda desde ya –los tuétanos de la incertidumbre- por la próxima visita del papa a Cuba: vamos a tratar de mover las piezas de la dinámica pensante como el comodín que nos dé un acercamiento lógico dentro de la posibilidad de acertar con la intención de ese personaje mundial de venir de tan lejos con una nube de incógnitas a visitar a una isla de Las Antillas Mayores de origen orogénico y, a millas del infierno del odio imperial y, de sus lacayos.

-¿Y Fidel qué dirá Fidel?

Una buena noticia es y seguirá siendo que el papa visite a Cuba en pleno SXXI y una mala noticia sería que el besar tierra ajena no le deje nada a los cubanos o, que sea más de lo mismo en ese afán papal de descubrir una parte del mundo que está más cerca de dios que la Europa actual en plena ebullición per cápita de hundimiento capitalista.

-¿Y Fidel tiene la vista en Roma?

-¿Quién correrá con los “modestos gastos” que dejan esas visitas extemporáneas que caen de un cielo de pasión que no encaja como el recorrido de un meteorito agitado de debilidad que casi siempre se pierde en paz y sólo deja una huella que son pocos quienes las descubren?

-¿Y Fidel se confesará Fidel con el papa?

Los obispos venezolanos están atrincherados de felicidad, pues tendrán a su papa cerca de Fidel a quien se comen crudamente con pesimismo obituario por comunista sin piedad y, más cuando esté cerca del representante de dios al alcance de sus plegarias que lo encadenarán de castigo con frases retóricas por servirle al Gobierno venezolano dentro del Alba y colaborar con las misiones a cambio de cooperación mutua y, eso es perjudicial para los pobres que mejor deben morir de mengua sin sufrimiento como sabían hacerlo antes en la IV-R.

-¿Y Fidel estará empapado de nostalgia por la paz de sus días?

-¿Habrá un maná oportunidades para todos los cubanos: una vez que el papa los bendiga y ore dentro de la liturgia del respeto y consideración que el pueblo cubano se merece en valor a su sacrificio espiritual y, serán las campanas del entendimiento las que dulcificarán con sus repiques el acercamiento de un pueblo en libertad que ha esperado con paciencia que dios se apiade de él y a la vez le dé sentido común a su papa?

-¿Saldrá alguna cruz de paz desde la Habana hasta Miami con el visto bueno de Fidel que haga posible un acercamiento de fraternidad que aplaque las olas de la discordia que chocan en ambos direcciones?

-¿Se fumará el papa un habano de misericordia con los cubanos, cuyo humo humanitario invada a La Casa Blanca, en donde el presidente Obama ambiguamente ahorca a los cubanos con sus leyes, siempre que quiere con la presión de la ONU desde Nueva York en su contra?

-¿Irá el papa a sembrar a Cuba de iglesias o quizás a cumplir con la misión bondadosa y estricta de devolverles la Bahía de Guantánamo por arrepentimiento repentino de Obama y su dios y, no a sembrar más cizaña?

-¿Habrá algún presagio que indique que el próximo dios de los católicos nazca en Cuba y que el ojo por ojo y diente por diente de armonía del papa es examinar el terreno de su existencia posible?

-¿Existe alguna probabilidad  que el papa convenza a Fidel a que deje la Revolución Cubana y se haga a obispo para que le dé unas puntadas de orientación a la iglesia católica desde El Vaticano?

-¿Será justo pensar o imaginar que el Mesías de Europa saldrá de Cuba? ¿O, será que el papa quiere trasladar los problemas económicos de los italianos a la buena de dios de los cubanos como herederos de excomulgo?

-¿Se sospecha que de buenas a primeras: el papa reconocerá a Fidel como el ángel de la guarda del mundo o, es su sana intención batallar por el bien de la humanidad desde Cuba al lado de Fidel como arrepentimiento de culpas?

-¿Hay la abrumadora petición que Fidel sea el próximo santo en vida de la humanidad y el papa tiene la exclusividad de hacerlo público desde Cuba?

-¿O es un antojo personal de auspicio sin egoísmo de ver con sus propios ojos que los yanquis no han podido dominar ni a Fidel ni a la Revolución Cubana? Y antes de reunirse con dios, para la entrega de memoria y cuenta, para no darle un informe falso que mal ponga la dignidad de un pueblo que ha sido castigado por el embargo comercial y financiero de los gringos con la perversa intención de enterrarlos muertos vivos y acabar con la indeleble dignidad infinita de ser libres y de llevar adelante a su propio servicio -la justicia social- de la manos de sus sueños de no ser jamás un parásito de los EEUU y, esa fe que los mantiene a flote, puede ser la preocupación del papa que otro país no ha podido mantener durante tantos años de presión incansable y como la fe mueve montaña y Cuba en particular es orogénica y, además él sabe que no hay imperio que acabe con la geopolítica de un pueblo de cultura y respaldado por las armas de convicción pacifista. ¿O será que el papa quiere copiar el modelo cubano en El Vaticano?  

-¿Y Fidel qué dice Fidel a todas éstas?

estebanrr2008@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1758 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a135987.htmlCd0NV CAC = Y co = US