Niños, niñas y cajita (in)feliz

¿A qué niño o niña no le gusta ir a un parque?, pero además debemos preguntarnos si el lugar dónde está el parque el infante recibe un juguete, ¿cuántos niños y niñas no quieren ir a ese lugar?, y si además ese niño o niña tiene un padre/madre, o ambos progenitores, que reviven sus recuerdos felices de infancia llevando a sus hijos a estos lugares, ¿cuántos padres en esa condición no quieren llevar a sus niños allí?.

Si ese lugar ha invertido millones de dólares en publicidad para atraer a los clientes, niños básicamente y en muchos casos adultos anclados a sus “recuerdos felices” de infancia, es natural que el negocio sea próspero y exitoso.

Se dice que uno de los fundadores de la empresa Mac Donalds afirmaba que una empresa de consumo que atraía a los niños era la única capaz de incrementar sus ventas a largo plazo, dado que en esta época las familias carecían del coraje para oponerse a los deseos de sus hijos en cuanto a lo que comida se refería. De eso hacen más de 70 años, puede ser historia lo que se diga, lo que no es historia son las estadísticas actuales de Mac Donalds: presencia en más de 120 países y territorios del mundo, 60.000.000 de clientes atendidos diariamente, un poco más de 31.000 restaurantes en todo el orbe y un promedio de más de 15.000.000 de empleados que los atienden.

Hace poco supimos que en Brasil Mac Donalds fue multada por 2.000.000 de dólares por irrespetar normas que prohíben la inclusión de juguetes en la promoción de comidas que ofrecen al público, las conocidas “cajitas felices”.

También supimos que después de 5 años Mac Donalds preparó sus maletas, al tener las cifras en rojo, y se marchó de Bolivia. Los bolivianos parece que siguieron prefiriendo las empanadas típicas a la comida chatarra adornada de fantasía y felicidad que Mac Donalds trató de venderles.

Habrá que seguir ahondando acerca de los efectos perniciosos de la comida chatarra, tanto para el organismo como para la economía de las personas en nuestras sociedades. Especialmente de cómo el capitalismo ha sabido disfrazársenos de “felicidad y fantasía” para penetrar en los estómagos y en las mentes de nuestros niños y niñas para alcanzar sus fines.

En Venezuela en el año 1985 se instaló la primera franquicia de Mac Donalds en Caracas y actualmente se contabilizan 386 restaurantes distribuidos en la geografía nacional. Nada parece indicar que ocurrirá como en Bolivia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1818 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: